Público
Público

Consejo de Ministros Sánchez rompe una tradición de 14 años y no comparece para hacer el balance del año

La comparecencia del presidente del Gobierno tras el último Consejo de Ministros se inició en la etapa de Rodríguez Zapatero y se ha hecho todos estos años, a excepción de 2011, porque Rajoy acababa de ser investido.

Foto de diciembre de 2018, del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que ofreció el balance de gestión del Gobierno. POOL MONCLOA/Fernando Calvo

Agencias

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, no va a hacer este viernes, tras el último Consejo de Ministros de 2019, el tradicional balance del año que hacen los jefes del Ejecutivo. La rueda de prensa tras la reunión del Gabinete será ofrecida por la ministra de Educación en funciones y portavoz, Isabel Celáa.

La comparecencia ante los periodistas del presidente del Gobierno tras el último Consejo de Ministros del año es algo habitual desde hace catorce años, en la época de José Luis Rodríguez Zapatero. Desde entonces, se ha venido haciendo todos estos años, a excepción de 2011, porque Mariano Rajoy acababa de ser investido presidente (el 20 de diciembre de ese año). Sí compareció Rajoy cuando estaba en funciones en 2015, tras las elecciones de ese año.

El año pasado, Sánchez compareció en La Moncloa el 28 de diciembre, tras el Consejo de Ministros, para hacer balance de los siete meses que llevaba en el Gobierno, tras la moción de censura a Rajoy en junio de ese año.

El momento político actual, con las negociaciones para la investidura aún sin concluir, es la razón que dan desde el Gobierno para justificar que no se produzca la comparecencia del presidente. Sánchez sigue sin tener aún los apoyos necesarios para su investidura y conformar después el Gobierno de coalición que ha pactado con Unidas Podemos.

Los socialistas siguen a la espera de la abstención de ERC, que supedita su posición a un gesto por parte de la Abogacía del Estado en el caso sobre la inmunidad de Oriol JunquerasLa Abogacía tiene hasta el día 2 de enero para presentar ante el Supremo sus alegaciones tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE.

Como ERC no se decidirá hasta conocer esas alegaciones, es cada vez más complicado que la investidura se celebre antes de que acabe el año, y lo más probable es que haya que esperar hasta enero.

En este contexto, en Moncloa no consideran que sea momento para que el presidente haga balance, cuando todo el proceso para su posible investidura sigue abierto, según las fuentes consultadas.

Los jefes del Ejecutivo también suelen comparecer en el último Consejos de Ministros antes del descanso de verano.