Público
Público

Sáenz de Santamaría y Junqueras se pasan la pelota con el referéndum

La vicepresidenta del Gobierno traslada a su homólogo catalán que el Ejecutivo "no tiene capacidad de decisión" sobre la consulta y éste le traslada que para la Generalitat es un "compromiso imprescindible" y que no esperarán a tener "permiso" del Estado español. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, atiende a los medios en Barcelona. /EFE

BARCELONA.- La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha pedido este martes a la Generalitat que plantee sus demandas al Estado en la Conferencia de Presidentes del 17 de enero, aunque ha advertido de que la única que bajo ningún concepto escuchará es la del referéndum de independencia en Catalunya.

Lo ha declarado tras reunirse dos horas y media en Barcelona con el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y ha dicho que muchas demandas de la Generalitat están "ligadas" a lo que se abordará en la Conferencia de Presidentes. 

"Le he transmitido que en ese documento --las 46 demandas de la Generalitat-- está ligado al proceso que vamos a abrir en la Conferencia de Presidentes, y le dejo a la Generalitat la manera con la que lo va a enfocar si el presidente --Puigdemont-- decide asistir", ha expuesto, con la intención de presionar al president catalán para que acuda a la cumbre que se celebrará el próximo martes.

Sin embargo, la línea roja que le ha trazado Santamaría a Junqueras es el reférendum, que está contemplado en las leyes de desconexión que han acordado Junts pel Sí y la CUP. "No podemos negociar aquello de lo que no podemos disponer. Es una cuestión que decide el conjunto del pueblo español. No tenemos capacidad de decisión", ha zanjado.

Sáenz de Santamaría ha remarcado que en la democracia española, como ocurre en otras "democracias europeas", como la alemana o la italiana, el Gobierno no tiene "capacidad de decisión" para autorizar a la Generalitat a convocar un referéndum soberanista.

Junqueras: "Santamaría ni siquiera quiere oír a hablar" de referéndum

Sin embargo, su interlocutor, Oriol Junqueras, ha trasladado a la vicepresidenta que, aunque "prefiere" un referéndum acordado, no lo condicionarán a tener el "permiso" del Estado para celebrarlo y le ha avisado de que debe ser "consciente" de que la consulta se hará. 

En este sentido, el líder de ERC ha remarcado que el Ejecutivo central debe ser "consciente" de que el referéndum, previsto para el septiembre, es un "compromiso" que es "imprescindible" para la Generalitat.

De esta manera, la reunión, de tono "cordial", según Junqueras, ha servido para reafirmar las discrepancias entre el Gobierno y la Generalitat sobre el referéndum, que ha ocupado una "parte relevante" de la entrevista.

Junqueras ha lamentado que Sáenz de Santamaría "no quiera hablar" del referéndum: "Ni siquiera quiere oír a hablar del mismo, por lo que no hay ninguna posibilidad de acuerdo en esta cuestión, pero yo le he manifestado que igualmente seguiremos adelante", ha remachado.

Ha augurado que el Gobierno central desplegará "las herramientas oportunas para no facilitar el trabajo" a la Generalitat, pero ha aseverado que el ejecutivo catalán "hará todo lo necesario".

El vicepresidente ha indicado que no se ha cerrado ningún acuerdo "concreto" sobre el resto de demandas catalanas y ha explicado que Santamaría ha detallado el decreto ley sobre pobreza energética del Gobierno central -que a Junqueras le parece "bien"- "y poca cosa más".

El conseller de Economía ha trasladado asimismo a Sáenz de Santamaría su "preocupación ante la incapacidad evidente del Gobierno de gestionar el Fondo de Reserva de la Seguridad Social", algo que cree que "pone en riesgo las pensiones".

"También les hemos advertidos sobre los riesgos que podrían derivarse de una subida de los tipos de interés en un contexto en el que el Gobierno ya ha anunciado que en 2017 emitirá deuda por valor de más de 550 millones de euros cada día", ha añadido Junqueras.

Más noticias en Política y Sociedad