Público
Público

Sentencia Procés La decisión del TJUE sobre Junqueras divide a los partidos del Congreso

La derecha se muestra abiertamente disconforme con la decisión del TJUE sobre el exvicepresidente, mientras que la izquierda guarda silencio general. Solo Alberto Garzón critica al poder judicial por destilar "un ciego ultranacionalismo".

Oriol Junqueras saludando a Pedro Sánchez en el Congreso con Abascal y Espinosa de los Monteros al fondo. / EP

público / EP

La condición de inmune como eurodiputado de Oriol Junqueras debería haber prevalecido durante el desarrollo judicial del 'procés'. Así lo ha dictaminado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con una decisión que ha despertado una petición unánime de libertad para los presos desde el independentismo. No obstante, en el Congreso esta noticia ha sido recibida con actitudes dispares entre los principales partidos del país. 

Dentro del espectro de la derecha política, el rechazo a este dictamen ha sido generalizado y sin tapujos. El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha asegurado que Junqueras "está condenado y tiene que cumplir su pena lo diga quien lo diga". "Si bien es cierto que hemos escuchado que la persona condenada puede desplazarse a obtener su condición (de eurodiputado), está en mano de la jurisdicción española y del Tribunal Supremo", ha apuntado en los desayunos de RTVE para luego asegurar en Twitter que el político catalán está condenado por "intentar dar un golpe de Estado". 

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha asegurado que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont tratará de utilizar la decisión "como si fuera una sentencia exculpatoria hacia él", en una entrevista para Espejo Público. "Va a mentir. Mienten más que hablan. Dirán sobre la sentencia de Junqueras que Puigdemont no ha hecho nada malo", ha concluido. 

Vox califica el dictamente de "ataque a la soberanía y justicia española"

Desde la extrema derecha, Vox ha ido más allá y ha tildado este dictamen de "ataque a la soberanía y justicia española", ha sentenciado la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio. El portavoz de la formación en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, aseguraba que "es un ataque que en cierta medida viene determinado por la falta de respeto que hemos tenido en nuestra propia nación hacia nuestras instituciones y nuestra unidad". 

En contraste, este dictamen ha sembrado un silencio general entre las filas izquierdistas de la política española, tanto desde el partido del Gobierno como sus socios, Unidas Podemos. Entre las voces más destacadas, únicamente ha sido el Coordinador Federal de IU, Alberto Garzón, quien se ha pronunciado al respecto, asegurando en Twitter que "las altas instancias del poder judicial destilan un ciego ultranacionalismo que les impide cumplir con la imparcialidad requerida".