Público
Público

Teruel Existe Guitarte: "Es chocante que en Madrid piensen que somos uña y carne con el PSOE" 

El diputado de Teruel Existe confía en recuperar la normalidad tras las presiones vividas por su apoyo a la investidura de Sánchez y defiende, simplemente, haber cumplido con su promesa electoral al facilitar la gobernabilidad. También recuerda a quienes critican su voto que el PSOE local fue la principal oposición de su candidatura durante las elecciones. 

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6

El diputado de Teruel Existe en el Congreso, Tomás Guitarte. / Teruel Existe

Arquitecto de profesión, Tomás Guitarte se habría desenvuelto con más soltura en lo relativo al propio edificio custodiado por los leones que en el trajín que se vive en sus interiores. Con casi todo por asimilar como recién llegado al Congreso, el diputado de Teruel Existe aprendió a marchas forzadas el 'teatral' proceder parlamentario durante la investidura.

Ovacionado por quienes más duramente se opusieron en Teruel a la concurrencia electoral de su agrupación de electores. Criticado con dureza por quienes aplaudían en noviembre la conquista de su escaño. Guitarte defiende, simplemente, haber cumplido su promesa electoral con el voto afirmativo. Aunque niega ser merecedor del 'beduino' legado de Labordeta, se reconoce como un nómada que solo está de paso en el Congreso. Y su presencia en el parlamento, como un último recurso para defender la pervivencia de Teruel y la España vaciada

Ya en casa y con unos días transcurridos desde entonces, ¿cómo valora la crispación y las presiones vividas durante la investidura?

Sorprende la contundencia con la que se dicen las cosas. Luego en algún comentario en el pasillo me dijeron 'bueno, no te fíes porque está un poco teatralizado'. Luego estas personas se supone que van a tener que sentarse a negociar un pacto de Estado aprobado prácticamente por unanimidad. Lo veo casi imposible.

Al final, la reflexión que yo me hacía es que lo que los ciudadanos ven es esta teatralización de las posturas. Esta dureza del lenguaje, estas posturas tan marcadamente ideologizadas, no creo que sean buenas para la sociedad.

En cuanto a las presiones, hay que intentar normalizarlo, pero obviamente en una sociedad democrática es inaceptable. Ya se están normalizando, yo creo que fueron esos días solo. Espero volver a la normalidad y que nos pongamos rápidamente a trabajar que es lo que hemos venido hacer. Queremos dedicar el tiempo a defender nuestras propuestas, a convencer de la necesidad del reequilibrio territorial. Esperemos que esto se quede en una anécdota.

Querían ser relevantes y vaya si lo han sido. El discurso político prácticamente les colocó como el voto clave de la investidura pese a representar solo un escaño...

Sí, eso parece. Pero luego te das cuenta de que hay 167 diputados que también han apoyado esta opción. Ha sido igual de trascendente el voto de Nueva Canaria, BNG o todos aquellos que han tenido uno, incluso los mayoritarios. No hemos hecho nada más que cumplir aquello que prometíamos en campaña. Una de nuestras promesas es que íbamos a garantizar la gobernabilidad, porque uno de los motivos por los que nos presentamos fue el hartazgo de ver una situación bloqueada donde pasaban los meses y no se constituía Gobierno. Más aún cuando teníamos y tenemos problemas urgentísimos, como el cierre de la central térmica de Andorra que necesitaba un Gobierno para firmar un convenio de transición.

"No estábamos haciendo nada más que cumplir una promesa electoral, que parece ser lo que ha sorprendido. Como si no fuese habitual cumplirlas"

Nosotros, si precisamente nos presentamos por eso, no vamos a contribuir a que continúe el bloqueo. Dijimos que garantizaríamos la gobernabilidad a aquel candidato que fuese capaz de reunir mayores apoyos en su persona y así lo hicimos. Nuestros votantes lo han comprendido perfectamente. No estábamos haciendo nada más que cumplir una promesa electoral, que parece que es lo que ha sorprendido. Como si no fuese habitual cumplirlas. Una promesa vinculada a que ese candidato asumiese las propuestas de la agrupación de electores.

Decía en 'La Ventana' que recibió mensajes de apoyo de diputados de Vox por las presiones, pero ¿no fueron precisamente su líder y militantes de dicha formación quienes las alentaron e incluso protagonizaron?

Lamentablemente, estas situaciones casi siempre se generan desde las posiciones más extremas, tanto ideológicas como personales. Son lamentables vengan de donde vengan. Luego estas cosas nunca han tenido ninguna repercusión, como esa convocatoria de manifestación... no fue nadie. Hay cosas que se caen por sí solas. Igual que ahora hay algunos medios que están intentando mostrar una crisis, que hay mucha gente que no comparte la decisión de Teruel Existe. Los mandan aquí y la gente se acerca a felicitarnos y saludarnos. Esperarían que nos montasen una bronca y no pasa. 

Antes de las elecciones se os criticaba por no cerrar la puerta a facilitar un Gobierno de la derecha en el que estuviera Vox presente.

Siempre entendimos que iban a ser los partidos mayoritarios, el PSOE o el PP. Otra cosa es que luego ellos a su vez firmaran acuerdos. De nuevo, decimos lo mismo: lo importante para el país era romper el bloqueo. Una situación que estaba perjudicando la credibilidad del sistema. Un sistema democrático que no consigue formar gobiernos estables durante un periodo tan largo... Nosotros creemos que tenía que haber un Gobierno. Caer en la extraordinaria monotonía de la gestión, no estar siempre en situaciones históricas o decisivas. 

"A la gente lo que le interesa es el día a día, las soluciones a los problemas. En nuestro caso, las soluciones a la provincia que se nos está yendo"

En nuestra opinión, están demasiado ideologizadas las posiciones. Parece que la política solo sea una cosa de ideología. A la gente lo que le interesa es el día a día, las soluciones a los problemas. En nuestro caso, las soluciones a la provincia que se nos está yendo sin darnos cuenta porque nadie se ha dedicado a intentar frenar la problemática que hay. Nos gustaría dedicar nuestro tiempo solo a eso, no a recibir presiones, a defendernos de coacciones o intentar desmentir campañas injuriosas. Se va el esfuerzo en aquello que no querrías que se fuese. 

Habla de excesiva ideologización. ¿Cuál va a ser la postura de Teruel Existe cuando en el Congreso se vote sobre materias de corte ideológico?

Lo estuvimos analizando con bastante detenimiento. Las cosas normales como la educación, la sanidad, la dependencia, la seguridad ciudadana... Obviamente todo eso nos atañe directamente y tendremos una posición siempre vinculada a la importancia que se le dé al territorio. Realmente, en las últimas legislaturas aspectos que se puedan calificar como ideológicos ha habido muy pocos.

En ese caso de pura ideología, nosotros acordamos un principio consecuente de la transversalidad que guardamos que es el de neutralidad ideológica. Si se debate algo muy ideológico y hay consenso mayoritario, nos sumaríamos a ese consenso. Si vemos que hay posiciones enconadas, lo someteríamos a discusión, pero en principio, aplicando esa neutralidad, nos abstendríamos. Esas son contadas ocasiones, muy pocas en una legislatura. En todo lo demás sí que nos pronunciaremos, porque son posiciones que nos afectan directamente. Como puede ser la seguridad ciudadana en el medio rural o la educación y la sanidad. Son aspectos vitales para lo que defendemos. La supervivencia del medio rural, el desbloqueo de algunas infraestructuras, todo eso es imprescindible para nosotros.

Finalmente han pactado con el PSOE, pero el presidente socialista de la Diputación General de Aragón, Javier Lambán, dijo sobre sus reivindicaciones lo siguiente: "Solo conduce a una fuente inagotable de lágrimas y, en el peor de los casos, a la deshidratación y a la nada".

Esto en Madrid lo desconocen, piensan que somos uña y carne con el PSOE  cuando realmente en la provincia ha habido una oposición muy dura a nuestra candidatura por parte del PSOE local. Por eso nos sorprende cuando quieren hacer parecer que hemos ido de la mano poco menos. Realmente, ha sido una oposición muy dura, incluso excesivamente dura.

Al ser la traslación de un movimiento ciudadano en la campaña electoral todo era nuevo y no sabíamos si eso era normal. Pero, según nos comentaban, no era habitual que un presidente de una comunidad autónoma se dirigiese así a una candidatura que competía electoralmente con él, ni siquiera por respeto hacia los propios ciudadanos. Había situaciones que decíamos: 'bueno, se ha equivocado'. Pero no es que se haya equivocado, había una falta de respeto hacia la propia ciudadanía que había votado seguir el camino de esta agrupación electoral.

Es muy chocante que desde Madrid no se haya visto eso, que nuestra principal oposición en la campaña electoral ha sido el PSOE local. Nosotros simplemente hemos apoyado la candidatura por el compromiso electoral y lo hemos hecho pasando por encima de esas diferencias que pudiéramos tener.

¿Cree que las críticas a Teruel Existe en parte llegan por el miedo a que otras regiones desatendidas de la España vaciada puedan seguir su ejemplo en futuras elecciones?

Creo que hay mucho de eso. Es la primera vez que una agrupación de electores –que es la traslación más directa de un movimiento ciudadano a la política– consigue representación en España en el Congreso y en el Senado. Nuestra mera presencia no deja de reflejar el fracaso de la política tradicional. Que los ciudadanos hayan tenido que organizarse para concurrir en un proceso electoral porque los partidos tradicionales encargados de resolver los problemas no los habían resuelto.

"Nuestra mera presencia no deja de reflejar el fracaso de la política tradicional"

Hay muchísimos territorios con problemas similares a Teruel. Los problemas locales no son más que el reflejo o la consecuencia de un problema global muy extendido por España, que es el desequilibrio territorial. Se ha producido desde el propio Estado incumpliendo puntos clave de la Constitución como el 131, el 138 y el 139 y eso hay que corregirlo.

¿Sucederá que más plataformas sigan nuestro camino? Ya lo dijeron. En una reunión en verano de 2019 se acordó el documento de la España vaciada, que dice claramente que eso va a depender de cómo actúe la política tradicional. Si la política tradicional desde el Gobierno reconoce que esto es un problema y que tiene preocupación por resolverlo, no hará falta que los ciudadanos de otros sitios se impliquen de esta manera. Si en una legislatura no se evidencia que de verdad se ha tomado en serio el problema, no les quedará más remedio a los ciudadanos que seguir ese camino, porque lo que está muy claro es que nadie está dispuesto a dejar morir su territorio

Nosotros hemos ido a las elecciones porque no nos queda más remedio. Nos hemos manifestado, hemos trasladado nuestras reivindicaciones incluso a presidentes del Gobierno, muchos ministros, secretarios de Estado... Al final, pese a que reconocen la realidad de lo que estás diciendo, luego nunca se ha hecho nada. La reflexión que hacen muchos compañeros es que nuestros hijos y nuestros nietos puedan decir que intentamos todo lo que se podía. Parece ser que en España si un problema no está en el Congreso no existe, no tiene derecho a merecer atención. Ahora es el momento de la acción.

Estos días están siendo de aprendizaje forzoso para Teruel Existe. De hecho, todavía no tienen sede propia en su ciudad y se están reuniendo en viviendas particulares o locales prestados.

Todavía las reuniones las tenemos que hacer en locales prestados. Ahora ya alquilados, porque se está acercando muchísima gente a Teruel Existe. Mucha gente joven, que es lo que más ilusión nos hace. Pero todavía seguimos de prestado, todavía no tenemos un local propio y tenemos que buscar algo decente donde podamos trabajar.

La llegada al Congreso ha sido un proceso muy rápido, de aprendizaje a marchas forzadas. Es toda una experiencia, todo es nuevo. Tienes que saber cómo acertar, cómo moverte y no solo en el propio hemiciclo, sino aprender cómo se constituyen los grupos, se negocian los despachos... Un montón de circunstancias que desconocíamos. Tenemos capacidad para adaptarnos, no va a ser ningún problema. Todo esto que es logístico queremos solucionarlo cuanto antes y dedicar tiempo a ponernos a trabajar por los objetivos que nos han llevado ahí.

¿Qué opina de las comparaciones entre usted y otro aragonés que pasó por el Congreso, José Antonio Labordeta?

Es un referente. Obviamente no admito estar a ningún nivel respecto a él. No le llego a una figura de ese tipo ni a la suela del zapato. El Congreso lo estamos viendo como el que llega desde fuera. Esto no es la sociedad real, la calle no es así. No hay esta presión por aspectos ideológicos. Solo parece importante que tu ideología se imponga a la otra, independientemente de la trascendencia que tenga eso para solucionar el problema. A ver quién dice la frase más ingeniosa, a ver quién le da un 'zasca' más interesante al otro, esto no es la sociedad real. Es cierto que Labordeta aportaba esa visión de un 'beduino en el Congreso' como decía en su libro.

Ha reiterado que su paso por el Congreso es solo temporal, pero ya ha visto las consecuencias que este puede tener en pocos días. ¿Habrá merecido la pena cuando la legislatura acabe?

Dependerá de lo que se haya conseguido para la provincia, la España vaciada y el problema de desequilibrio territorial que estamos denunciando. La verdad es que si no se consigue lo suficiente no habrá merecido la pena, porque la experiencia está siendo durísima. Ver cómo por cuestiones ideológicas se maltrata a una persona. Como decía el otro día un amigo, han puesto en marcha la trituradora y te van a maltratar como sea. Al final, no comprendes a qué viene esa fijación. Ha de ser valioso lo que se consiga para que merezca la pena.

"Es un objetivo para el que llevamos luchando mínimo 20 años. No íbamos a claudicar ahora, es el objetivo vital de muchas personas"

Es un objetivo para el que llevamos luchando mínimo veinte años. No íbamos a claudicar ahora, es el objetivo vital de muchas personas que están en la coordinadora. Hasta ahora, nunca nadie se había tomado en serio los problemas comunes de la provincia de Teruel. Parce que el individualismo que muchas veces nos ha caracterizado nos ha ido relegando en el olvido de la administración. Este es el deseo colectivo de mucha gente, el de visibilizar problemas y contribuir a solucionarlos. Si se consigue habrá merecido la pena cualquier esfuerzo, y nosotros creemos que se va a conseguir.

Más noticias en Política y Sociedad