Público
Público

Financiación de los partidos La tesorera del PP se jacta de poder devolver toda su deuda “de un día para otro”

El gerente del PSOE, que admite una deuda de 56 millones de euros que pretende “reducir de forma importante en 3 años”, y los responsables de Podemos y Ciudadanos piden mayor desgravación fiscal a las aportaciones

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

La tesorera-gerente del PP, María del Carmen Navarro, a su llegada a la Comisión del Congreso para la auditoría de la calidad democrática, la lucha contra la corrupción y las reformas institucionales y legales en la que comparecen tesoreros y responsables financieros de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos. EFE/Kiko Huesca

La tesorera del PP, Carmen Navarro, ha presumido esta tarde en sede parlamentaria de la liquidez de la que dispone en estos momentos la formación conservadora. “Solo con el activo corriente puedo pagar todas las deudas. De un día para otro podría cancelar la deuda”, ha dicho con toda tranquilidad.

Navarro ha comparecido ante la comisión de Calidad democrática, contra la corrupción y reformas institucionales y legales del Congreso de los Diputados.

Su comparecencia se enmarca en una sesión en la que también han comparecido los responsables financieros del PSOE, Podemos y Ciudadanos con el fin de hacer aportaciones para la mejora del actual sistema de financiación de las formaciones políticas.

El director gerente del PSOE, Gregorio Martínez Garrido, que ha comparecido ante la Comisión para la auditoría de la calidad democrática, la lucha contra la corrupción y las reformas institucionales y legales en la que comparecen tesoreros y responsables financieros de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos. EFE/Kiko Huesca

En la misma sesión el representante socialista, Gregorio Martínez, ha reconocido que su formación política tiene actualmente una deuda de 56 millones de euros, pese haber reducido el endeudamiento en casi 7 millones durante el pasado año. “Espero que en los próximos tres años podremos realizar una reducción importante de esa deuda”.

Tanto estos dos representantes financieros como los que han comparecido en nombre de Podemos y de Ciudadanos han planteado la necesidad de aumentar el porcentaje de las aportaciones de los ciudadanos, al hilo de lo que ocurre en otros países europeos, en el presupuesto final, rebajando las aportaciones públicas por subvenciones oficiales o por ingresos de los grupos institucionales. Para ello han reclamado una nueva legislación para aumentar las desgravaciones fiscales de las cuotas o aportaciones individuales.

La sesión, que se planteaba de guante blanco, ha subido de tono cuando los portavoces del grupo socialista, Aremi Rallo, y el de Podemos, Juan Pedro Yllanes, le han planteado a la tesorera del PP que está sometida a investigación (imputada) en una causa judicial, la de la destrucción del disco duro del portátil de Luis Bárcenas en la sede del partido, entre otras circunstancias relativas a la financiación del PP.

“¿Qué está pasando esta tarde?, se ha insultado a una invitada del Congreso de los Diputados, se ha faltado a la cortesía parlamentaria que siempre ha presidido las sesiones de esta comisión!”, ha clamado la portavoz del grupo popular, Beatriz Escudero. “¿Insinúa usted que el PP no colabora con la justicia?, ¿habla de financiación irregular del PP sin la presunción de inocencia?”, le ha espetado a Yllanes, juez en excedencia.

En sucesivas intervenciones, aprovechando las sucesivas comparecencias del resto de los convocados, otro portavoz popular, Eloy Suárez, ha reprochado tanto a Yllanes como a Rallo su actuación. De hecho, ha recurrido a no pocos tópicos en su intervención ante los tesoreros del PSOE y de Podemos para criticar situaciones internas en la financiación de ambas formaciones políticas.

La tesorera del PP ha asegurado que las finanzas de la formación conservadora están saneadas y sometidas a los controles que marca la ley. “De antes de mi llegada al PP, tras una larga carrera en el sector público como interventora de la Seguridad Social desde 1977, no voy a hablar”, ha dicho. Y ha aportado un dato: los ingresos del sector público supone el 90% del presupuesto “equilibrado” del PP, mientras que apenas el 10% corresponden a cuotas y aportaciones privadas.

Navarro, a preguntas de los portavoces de los grupos parlamentarios, ha reconocido que debería permitirse mayor libertad en las aportaciones individuales, así como aumentar las deducciones fiscales. En ese punto ha habido coincidencia con el gerente del PSOE, Gregorio Martínez, y el representante de las finanzas de Podemos, Daniel de Frutos.

l responsable económico y financiero de Podemos, Daniel de Frutos / EFE

La tesorera del PP, en cambio, ha hecho hincapié en las reformas legislativas introducidas por el Gobierno de Rajoy en la legislatura anterior para mejorar la limpieza de la financiación de los partidos. Esas reformas supusieron, entre otras cosas, la reducción de las subvenciones públicas en un 20% en 2012 y en otros 20% al año siguiente.

El gerente socialista, tras facilitar los datos de la deuda del PSOE, ha explicado que en los últimos años ha habido grandes cambios en la legislación que afecta a la financiación de los partidos políticos, aspecto en el que también han incidido el resto de comparecientes, aunque ha considerado que hay que avanzar en ese sentido para garantizar la vitalidad de los partidos como cauce de participación de la ciudadanía.

Gregorio Martínez ha explicado que la organización Transparencia Internacional ha concedido un 10 sobre 10 al portal de transparencia que ofrece el PSOE. Según sus datos, las aportaciones públicas que recibe el partido socialista suponen el 72,5% de los recursos totales, mientras que otro 27,5% corresponde a las cuotas de militantes y cargos. Martínez ha explicado que todos los niveles de la organización están incluidos en una sola contabilidad consolidada, lo que facilita la gestión.

Por su parte, el responsable Económico Financiero de Podemos, Daniel de Frutos, ha detallado las peculiaridades de la formación morada, muy volcada en la captación de recursos por la vía de los microcréditos, así como con las aportaciones de sus cargos públicos. En este sentido ha facilitado un dato: entre marzo de 2015 y junio de 2016 Podemos recaudó “algo más de 6 millones de euros en microcréditos procedentes de un total de 25.000 personas. A día de hoy se han devuelto toda esa cantidad de dinero”, ha explicado.

De Frutos ha planteado la necesidad de modificar la legislación que regula la financiación de los partidos políticos “para cubrir las carencias que tiene en muchos aspectos. Creo que eso debería salir de los trabajos de esta comisión en beneficio de la capacidad de representación de los ciudadanos a través de los partidos”.

También se ha manifestado por aumentar la independencia del Tribunal de Cuentas y mejorar la captación de sus profesionales, al tiempo que ha defendido, cosa que hace Podemos, en poder recurrir a las auditorias externa.

El secretario de Finanzas de Ciudadanos, Carlos Cuadrado, ha defendido que su partido no tiene deudas con entidades bancarias – cosa que también ha destacado el representante de Podemos -, una situación que a su juicio garantiza la independencia de las actuaciones de la formación naranja.

“Nuestro endeudamiento con los bancos ha sido puntual tras las elecciones, pero se cancela con las subvenciones electorales”, ha insistido. Un 36% de los ingresos de Ciudadanos corresponden a cuotas y aportaciones de cargos del partido, ha dicho.

En las comparecencias se ha producido un debate abierto sobre la idoneidad de la captación de microcréditos o pequeñas donaciones a través de sistemas electrónicos – método defendido por Podemos y que el PSOE ha considerado como una vía idónea para el futuro - , sobre todo porque en estos momentos hay un cierto vacío de legalidad, como han reconocido todos los intervinientes.

Más noticias en Política y Sociedad