Público
Público

Zapatero aboga por abrir un proceso de diálogo interno en el PSOE sobre la investidura de Rajoy

El expresidente, que se muestra convencido de que no se tendrán que convocar unos terceros comicios, sostiene que el PP, como la fuerza que recibió un mayor respaldo en el 26-J, debe hacer "todos los esfuerzos" para conformar un Gobierno

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en el homenaje póstumo al que fuera durante 33 años alcalde socialista del municipio, Benjamín Geijo. EFE/J. Casares

AGENCIAS

LEÓN.- El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha advertido este jueves de que sería "negativo e inconveniente" que se tuvieran celebrar nuevas elecciones, ha abogado por abrir un proceso de diálogo interno en el PSOE en torno al proceso de la investidura de Mariano Rajoy. Y ha añadido que el PP, como la fuerza que recibió un mayor respaldo en los pasados comicios, debe hacer "todos los esfuerzos" para conformar un Gobierno.

El exdirigente socialista, que ha participado en un acto de homenaje al fallecido alcalde de Villagatón-Brañuelas (León), Benjamín Geijo, no ha querido pronunciarse sobre la posibilidad de abstención del PSOE para facilitar la formación de un Gobierno, pero sí se ha mostrado convencido de que no se tendrán que convocar unos terceros comicios, aunque "cada partido tendrá que defender sus posturas y responder ante sus votantes". Zapatero ha dado su opinión sobre la situación política, pero preguntado acerca de si cree que el actual secretario general del PSOE escucha sus consejos, ha apuntado que "lo peor que hay en la vida es dar un consejo no pedido".

El antecesor de Mariano Rajoy en el Palacio de la Moncloa ha destacado que cualquier salida para desbloquear la actual situación debe producirse lo antes posible, pero ante todo "deberá ser bien explicada, fundamentada y transparente", así como que "dé respuesta a la mayoría del electorado". Una solución que "no admite esperas" ante los retos que tiene que afrontar el futuro Gobierno durante los próximo meses en Europa y la elaboración de los Presupuestos, ha añadido.

Ha apelado a la corresponsabilidad de todos los partidos para evitar nuevas elecciones, algo que no solo recae en el PSOE según ha indicado, y ha mencionado, entre ellos, a Podemos y al PNV, del que ha destacado su capacidad de diálogo, al tiempo que ha sostenido que pactar con fuerzas independentistas es "más complicado".

Zapatero ha insistido en la necesidad de "dialogar en un proceso que sustancie la formación de un gobierno de mayoría". Un diálogo que, a su juicio, "es compatible con el posicionamiento ideológico y con el objetivo de aunar posiciones políticas muy distintas y en muchos casos antagónicas".

En la misma línea, el expresidente ha reconocido que en todo este proceso ha "faltado la necesaria negociación", por lo que ha abogado por "recuperar el tiempo perdido", ya que la formación de Gobierno corresponde al PP, pero también es responsabilidad del "resto de fuerzas políticas, no sólo del PSOE", ha insistido.

Por todo ello, ha pedido una oportunidad para las negociaciones y ha defendido apoyar a los dirigentes con responsabilidades a los que "no sólo hay que criticar, ya que tienen una importante responsabilidad".

Ferraz responde que el Comité Federal ya ha opinado

El PSOE ya tomó el pasado 9 de julio una decisión sobre la investidura del líder del PP, Mariano Rajoy, y desde ese día no ha pasado nada nuevo que justifique el "diálogo interno" que ha pedido el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Así han respondido desde Ferraz a las palabras del ex secretario general, que cree que el partido tiene que tomar una posición con el "máximo consenso".

Fuentes socialistas han asegurado que la dirección del partido respeta la opinión del expresidente, como la de todos los exdirigentes, y no la cuestiona. Pero, dicho esto, subrayan que el máximo órgano del PSOE "ya ha opinado" sobre el proceso de investidura. En concreto, recuerdan que en su reunión del pasado 9 de julio el Comité Federal se reafirmó en la resolución que adoptó en diciembre para dejar claro que su voto a una investidura de Mariano Rajoy, o de cualquier otro miembro del PP, será negativo.

De esta manera, rechazan que ahora deba abrirse ese debate interno al que ha apelado Zapatero desde León. Según estas fuentes, desde el 9 de julio hasta el día de hoy no ha habido ningún elemento diferente en el tablero político que lleve a convocar una nueva reunión.

Más noticias de Política y Sociedad