Público
Público

Zapatero acentúa su perfil social para contrarrestar el giro del PP

Asegura que la crisis se superará sin recortar el gasto público y con más política social

GONZALO LÓPEZ ALBA

Ahora que está en boga el "giro al centro" del PP y se acusa al Gobierno de haber virado a la derecha, José Luis Rodríguez Zapatero acentúa su perfil social como antídoto político y remedio contra la crisis económica.

El presidente del Gobierno aprovechó ayer su intervención en la clausura del congreso de los socialistas navarros para cuestionar primero la sinceridad del cambio en la derecha y anticipar después su estrategia ante el debate parlamentario que ha forzado la oposición en torno a la situación económica.

Dijo así Zapatero que el tránsito del "España se rompe" al "hay que dialogar con los nacionalistas" operado en Mariano Rajoy es "la mejor demostración de que jugaba a intereses partidistas". "Les da lo mismo una cosa que otra, sólo ver si por un camino o por otro pueden llegar al poder", afirmó, para insinuar que el presunto giro centrista del PP es sólo un disfraz.

El "disfraz centrista" de Rajoy

"Nosotros -dijo- no necesitamos disfrazarnos cada tres años. Alguno tiene que hacerlo y ponerse la gorra del centro. Nosotros somos lo que siempre hemos sido: un partido de izquierdas al servicio de España y de los más débiles".


Con los más débiles

Este será el eje político del discurso que pronunciará el miércoles en el Congreso sobre la crisis, en el que buscará el contraste con la derecha. "Nuestras recetas no son las de la derecha", subrayó.

Si la del PP, cuando gobernó, fueron "decretazos y recortes de derechos y prestaciones sociales", las del Gobierno socialista serán no sólo mantener las políticas sociales, sino incluso "incrementarlas si es necesario". La diferencia la explicó en que "algunos nunca tienen crisis económica y bastantes, que son a los que va a apoyar este Gobierno, siempre tiene dificultades".

El presidente aseguró también que, lejos de atender a la "llamativa" petición del PP para que se recorte un 2%, "no voy a reducir el gasto público". "Voy a mantener el compromiso de incrementar la ayuda al desarrollo y que España sea el país que más recursos aporte para combatir la vergüenza de que cada día mueran de hambre 20.000 niños en el mundo", proclamó.

En el horizonte inmediato del 37 Congreso que el PSOE celebrará a partir del viernes, subrayó que el socialismo español es hoy "la referencia en Europa para marcar un rumbo progresista en el mundo", como el partido que gobierna una "España moderna, capaz , solidaria y que no se arruga".

Zapatero reiteró su confianza en que la crisis es una oportunidad de la que España "va a salir fortalecida" y en que es posible recuperar el crecimiento económico sin recortes sociales. "El PSOE sabe hacer crecer el país y repartir, y que, cuando hay que hacer esfuerzos, no los paguen los más débiles", dijo reivindicando su perfil de izquierda.

Mientras, según indicó, el PP "sólo cifra su esperanza en ver cuánto sube el petróleo", porque "no acaban de pasar las elecciones y ya está pensando en las próximas".

Euskadi y Navarra

El presidente también abordó la situación en el País Vasco, aunque más para ensalzar al PSE que para responder al lehendakari. Reiteró que "ni Ibarretxe ni nadie se va a saltar el respeto a la Constitución y a las leyes, que es lo que nos hace libre"; y también que "el Gobierno va a seguir trabajando por el entendimiento y la convivencia".

Pero ayer, desde la tierra limítrofe de Navarra, y aprovechando la presencia de tres dirigentes del PSE -Rodolfo Ares, José Miguel Buen y Manuel Huertas-, su interés estaba en ensalzar como un activo electoral "la paciencia" de los socialistas vascos frente a "los errores y actitudes que tiene el lehendakari".

"Lo estáis haciendo muy bien y, cuando lleguen las elecciones, que parece que el lehendakari tiene algo de miedo, los ciudadanos van a pedir paciencia, tranquilidad, serenidad, y eso se lo van a dar Patxi López y el PSE", pronosticó.

Puesto que en el PSN todavía pervive una corriente minoritaria favorable a establecer algún tipo de organismo de colaboración entre Euskadi y Navarra, Zapatero aprovechó también para decir que los socialistas vascos y navarros "siempre hemos sabido trabajar juntos y unidos, estando cada uno en su sitio". D

Más noticias de Política y Sociedad