Público
Público

Zapatero invita a Pedro J. Ramírez a la oración en EEUU

El presidente también ha ofrecido a Duran Lleida ser uno de los siete de su comitiva

G. LÓPEZ ALBA

Pedro J. Ramírez, director del diario El Mundo, es una de las personas invitadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para formar parte de la comitiva que lo acompañará el próximo día 4 al Desayuno de Oración en EEUU, aunque las fuentes consultadas no pudieron aclarar si ha aceptado la invitación para viajar con el presidente a Washington.

El propio Ramírez lo insinuaba el domingo pasado en su Carta del Director: "Zapatero corre el riesgo de que su anhelada oportunidad de proyección mundial se transforme en un doloroso vía crucis y casi su única tabla de salvación es Obama. Por eso tuvo bien claro desde que recibió la invitación secreta al National Breakfast Prayer que Washington bien vale una misa e incluso un desayuno de la oración. ¿Por qué creen que el 20 de diciembre escribí en esta misma página que pronto veríamos más señales de su sintonía personal con Obama y a mayor abundamiento que Zapatero va a tener que afinar pronto sus conocimientos bíblicos? No deja de tener su gracia que el episodio demuestre que los periodistas podemos ser más discretos que los diplomáticos cuando el derecho a la información de los lectores no depende de que algo se publique unas semanas antes o unas semanas después".

La invitación recibida por Zapatero le permite acudir al acto con una comitiva de siete personalidades españolas sin contar a los miembros de su equipo. Aunque se mantiene el secreto oficial sobre la identidad de estos invitados, Público ha podido confirmar que entre aquellos a los que el presidente ha pedido que le acompañen figuran también el democristiano Josep Antoni Duran Lleida, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados y portavoz de CiU en la Cámara baja.

La lista la está supervisando directamente Zapatero y, según las fuentes consultadas, "aún no está cerrada".

El Desayuno de Oración es un acto multitudinario se calcula que asistirán unas 3.000 personas que congrega a políticos y personalidades de diversos ámbitos sociales. Las intervenciones están limitadas al presidente de la fundación organizadora, el presidente de EEUU y el invitado anual, que acostumbra a mantenerse en secreto hasta el último momento.

Al invitado se le ofrece la posibilidad de acudir con una comitiva de personalidades políticas y sociales de su país, que habitualmente entablan diálogo con el resto de los participantes. Esta característica, unida al hecho de que es uno de los pocos foros en los que coinciden demócratas y republicanos, es la que sostiene la afirmación de que se trata más de un acto de "convivencia" sociopolítica que religioso, aunque sea esta su raíz.

Fue una de las primeras preguntas en la rueda de prensa de ayer tras el Consejo de Ministros. "¿Quién acompañará a Zapatero a EEUU?". María Teresa Fernández de la Vega respondió seca: "No se lo puedo decir en este momento. El presidente se lo trasladará en su momento a las personas que le van a acompañar". En el corrillo posterior, los periodistas insistieron. No hubo manera. Un informador bromeó que tal vez entre los invitados figure el cardenal Rouco. "Sería más bien Cañizares", replicó ella también con ironía, dada su mejor relación con el ministro del Papa. La sintonía del Gobierno con Obama la puso de manifiesto la portavoz al subrayar, ante su iniciativa de aplicar una tasa a los grandes bancos, que España y EEUU "comparten el diagnóstico de la crisis y las herramientas" para combatirla. J. R.

Más noticias de Política y Sociedad