Público
Público

Zapatero reconoce trato de «compatriota» al inmigrante

El líder del PSOE da prioridad a una ley contra la discriminación

G. LÓPEZ ALBA

La sorpresa llegó en el tercer vocablo. "Amigos, compañeros, compatriotas..."

Con este inusual encabezamiento se dirigió ayer José Luis Rodríguez Zapatero a los participantes en el foro del PSOE sobre ciudadanía, entre los que había una representación de inmigrantes.


A falta de nuevos compromisos electorales de impacto, como ha venido siendo la pauta de las últimas semanas en sus intervenciones, la novedad estuvo en el lenguaje.


"Nuevos ciudadanos"

La defensa de una política de plena integración de esta población, en igualdad de derechos y deberes, fue de hecho uno de los ejes de la reunión, a la que asistió la secretaria de Estado de Políticas Migratorias, Consuelo Rumi, además del secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo, y del coordinador general del programa, Jesús Caldera.

"En ningún caso la llegada de nuevos ciudadanos puede significar su exclusión ni mucho menos actitudes de racismo o de xenofobia. Queremos que tengan la misma consideración y el mismo trato que nosotros exigíamos a las países donde iban a trabajar nuestros compatriotas", argumentó Zapatero.

El líder socialista reivindicó su política en esta materia bajo el calificativo de "decente", que contrapuso a la "lamentable pretensión que se atribuye a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de vincular inmigración y delincuencia. Portavoces oficiales de Aguirre han negado tal intencionalidad.

En el marco de los derechos de ciudadanía, Zapatero identificó como "uno de los objetivos prioritarios de la legislatura" la aprobación de una nueva Ley integral de Igualdad de Trato y contra la Discriminación. La calidad de "integral" implica que tendrá aplicación en todos los ámbitos de la vida social, desde el empleo a la vivienda, pasando por las prestaciones sociales o el acceso a bienes y servicios. Afectará a inmigrantes, mujeres, mayores, discapacitados... e incluirá un catálogo de sanciones.

Remover obstáculos

El candidato socialista a la reelección como presidente del Gobierno prometió también que "no quedará obstáculo por remover" en el objetivo de alcanzar la plena igualdad entre hombres y mujeres. En este ámbito, renovó su compromiso con el pleno desarrollo de la Ley de Igualdad y también "el despliegue efectivo" de la de atención a los dependientes.


Zapatero reivindicó el "republicanismo cívico" que ha orientado sus políticas al subrayar que "la democracia nació ante todo para extender y garantizar los derechos frente a la dominación y el poder". Su balance es: "Esta legislatura ha sido una de las más fértiles para los derechos de los españoles desde la aprobación de la Constitución".

El foro de ayer sobre ciudadanía fue el último de carácter sectorial que celebra el PSOE antes de que, el próximo fin de semana, se apruebe definitivamente el programa electoral. Será en una Conferencia Política en la que tendrán voz y voto un 25% de personas no afiliadas al partido.

Más noticias de Política y Sociedad