Público
Público

"Zapatero está muy sobrado y no ve la necesidad de pactar"

Coordinador general de Ezker Batua. Aboga por que el lehendakari no adelante a otoño las elecciones vascas si la hoja de ruta fracasara 

GUILLERMO MALAINA

El coordinador general de Ezker Batua y hombre fuerte de la coalición en el tripartito del Gobierno vasco, Javier Madrazo, asegura que tiene poca confianza en que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acepte negociar la “propuesta abierta” del lehendakari, Juan José Ibarretxe, para sentar las bases de la normalización política y la paz, a partir del encuentro del día 20. “Está muy sobrado y no ve la necesidad de pactar”, afirma.


¿Está el tripartito agotado, como han dicho recientemente miembros cualificados de su propia coalición y del PNV?


No, no creo que esté agotado. Todo lo contrario. Es un proyecto con pasado, con presente y con futuro, aunque el futuro dependerá de lo que digan los ciudadanos y las ciudadanas en las urnas en las próximas elecciones autonómicas. Éste es un Gobierno entre nacionalistas y no nacionalistas que está trabajando a pleno rendimiento, y si la ciudadanía revalida esta apuesta, creo que puede tener continuidad.


Las críticas dejan al Gobierno vasco en una situación de debilidad, incluso para llevar adelante sus iniciativas como la “propuesta abierta” de Ibarretxe.


Es verdad. Hay opiniones de los partidos del tripartito que, al expresarse en público y tener una amplificación fuerte, debilitan al propio Gobierno y hacen un favor a los adversarios políticos, especialmente al PSOE.


¿Confía, en cualquier caso, en que Zapatero acepte negociar con Ibarretxe en su reunión del día 20?


No veo a Zapatero con la intención de acordar con Ibarretxe. Le veo en una actitud muy prepotente, que está muy sobrado después de las elecciones del 9 de marzo y que no se ve en la necesidad de hacer ningún esfuerzo de acuerdo con las instituciones vascas. Y esto es lo que me parece más preocupante y más lamentable.


¿Por qué la propuesta del lehendakari incluye ahora los principios de acuerdo de Loiola?


Le decimos al Gobierno de Zapatero que esos contenidos si eran válidos entonces, pueden serlo también ahora. No le pedimos que diga algo diferente a lo que dijo en Loiola. Esos son los principios recogidos en esa propuesta. Es una cuestión de voluntad política. No queremos poner a Zapatero en ningún aprieto, en ninguna dificultad. Simplemente, es pedirle que lo que ya aceptaba el partido socialista en Loiola lo acepte ahora. Es muy sencillo. Con esos principios se puede llegar a un acuerdo de normalización política entre los dos gobiernos. Al final, parece que todos hemos interiorizado que la consulta es sinónimo de frentismo, división y ruptura, cuando debe ser siempre sinónimo de participación ciudadana, responsabilidad pública y democracia con mayúsculas.


Si la hoja de ruta fracasa, está previsto un adelanto de las elecciones vascas a otoño. ¿En qué clave interpreta que el PSE haya presentado ya a Patxi López como candidato a lehendakari?


Están más pendientes de las elecciones que de la paz y la normalización política. Están muy preocupados por sus propios intereses directos y electorales. Yo le diría al partido socialista que no tenga prisa y que, sobre todo, anteponga los intereses generales a los particulares y electorales. A la sociedad lo que le interesa no es quién es el candidato del partido socialista, sino la resolución de los problemas y que los partidos y los dirigentes políticos contribuyamos a resolver los problemas de la ciudadanía, en especial, la búsqueda de la paz, la convivencia normalizada y la justicia social.


¿Usted está de acuerdo con que se adelanten los comicios, si la propuesta de Ibarretxe no tiene éxito?


El tema de la convocatoria de elecciones anticipadas no es lo más sustancial de la hoja de ruta, pero será el lehendakari quien tome la decisión. En cualquier caso, nosotros expresamos nuestra voluntad de que se agote la legislatura.


Llegado el caso, ¿le pediría entonces a Ibarretxe que altere su hoja de ruta y agote la legislatura?


El Gobierno vasco tiene programa y necesita tiempo para llevar a cabo sus compromisos, de manera que siendo el lehendakari el competente para tomar la decisión sabe al menos la posición de Ezker Batua a favor de aprovechar la legislatura al máximo.


¿Ve a Juan José Ibarretxe como el próximo candidato del PNV a lehendakari?


Es una decisión que le corresponde al PNV. Ibarretxe es su mayor y mejor activo, pero no siempre en los partidos las decisiones se toman con racionalidad. Hay otras variables que operan en la toma de decisiones.


El PNV hizo el sábado un cierre de filas con el lehendakari. Pero, ¿cómo interpreta la reciente declaración del diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, sobre la caducidad del tripartito, refleja el deseo de un sector del PNV por quitar de en medio a Ibarretxe?


Parece que hay sectores que no ven con mucha simpatía las propuestas que ha hecho este Gobierno vasco, que ha hecho el lehendakari, ni la propia existencia del tripartito. Evidentemente, supongo que querrían otras apuestas de otros candidatos distintos que encarnaran otro tipo de proyectos políticos y de modelos de Gobierno. Eso es evidente.


El debate de la moción del PNV y del PSE contra ANV arroja de momento dos éxitos y seis rechazos. ¿Da por fracasada la estrategia de las mociones?


Sí, yo creo que ha sido un auténtico fracaso, porque lo único que se ha conseguido es alimentar a ANV. No se pueden presentar mociones como rosquillas indistintamente al margen de la realidad de cada municipio y pactadas sólo entre dos formaciones políticas. Las propuestas deben ser consensuadas y pegadas al terreno.


¿EB tomará finalmente medidas para expulsar a sus ediles en Arrasate-Mondragón, como dijo Gaspar Llamazares?


Nosotros hemos expresado nuestro desacuerdo con los concejales. Cambiaremos los estatutos en la próxima Asamblea, si ésa es la voluntad general, para que decisiones que tiene proyección general no se tomen exclusivamente en el ámbito local. Que el PSOE no haga con EB lo mismo que hizo el PP con él: criminalizarle y lincharle permanentemente. Eso no lo vamos a aceptar. Vamos a defender a nuestros concejales, aunque estemos en desacuerdo con sus decisiones.


¿Usted dejaría de presentar nuevas mociones?


Ésa sería una decisión acertada, correcta e inteligente. No se puede seguir en una huída hacia delante al margen de lo que está pasando.


La estrategia que ha seguido EB hasta ahora en Euskadi no se entiende en sectores de IU.


Ya sé que hay sectores que no comparten la política de Ezker Batua, pero afortunadamente la mayoría sí lo hace. Y tenemos una relación basada en el respeto, la solidaridad y la coincidencia. Yo aspiro a seguir por el mismo camino. Nos sentimos parte de un proyecto federal y no se entiende sin el componente vasco.


¿Se ve de nuevo coordinador general del EB tras la Asamblea dentro de tres semanas?


Dependerá del grado de apoyo que perciba en la Asamblea. Después del tiempo que llevo como coordinador, ya no aceptaré seguir de cualquier manera. Quiero un apoyo cualificado, amplio. Por lo menos, tiene que ser superior al de hace cuatro años.


¿Planteará ante la Asamblea algún cambio significativo respecto al proyecto que ha defendido hasta ahora?


Tenemos que ser capaces de situar la agenda social en el centro del debate político. Tenemos que esforzarnos para que la política vasca gire en la medida de lo posible en torno a las cuestiones que preocupan a la gente, las cuestiones sociales: el empleo, la vivienda, el medio ambiente, la igualdad, las políticas de integración… Porque la cuestión del mono tema del conflicto vasco ya aburre un poco a la gente y está provocando un alejamiento de la sociedad respecto a la política.

Más noticias de Política y Sociedad