Público
Público

Zapatero ve al PP más cerca del pacto sobre financiación

El presidente observa una «clima más favorable» para los acuerdos de Estado con la derecha

GLORIA AYUSO

El PSOE y el PP están algo más cerca en sus posiciones sobre el futuro modelo de financiación autonómica. Así al menos lo consideró ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se comprometió a lograr "un acuerdo general". "Las palabras de Rajoy favorecen esta consideración", dijo en la clausura de las jornadas del 50 aniversario del Círculo de Economía, en Barcelona.

Se refería a las declaraciones que el jefe de la oposición realizó escasas 24 horas antes en la misma sala, frente al empresariado catalán, considerando "legítimas" las aspiraciones de Catalunya. Rajoy se mostró partidario de una negociación en la que "cada uno defienda lo que le parece más justo y más le conviene", y de un acuerdo unánime sin "ganadores ni perdedores".

En su visita a Barcelona, la primera tras las elecciones, Zapatero fue aún más diplomático, comprometiéndose a incorporar en el nuevo modelo las aspiraciones de Catalunya. Aseguró así que buscará que la solidaridad entre comunidades gane "mayor transparencia", que el reparto tenga en cuenta la evolución de la población y corrija las diferencias excesivas en servicios básicos.

Corregir desigualdades

Zapatero habló ante el presidente de la Generalitat, José Montilla, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, y los principales empresarios de Catalunya. Y les aseguró: "Se va a cumplir el Estatuto catalán".

Montilla había reivindicado la víspera que "la redistribución solidaria no siga perjudicando a los territorios que más contribuyen al esfuerzo común". Zapatero le respondió: "Caminaremos hacia un modelo de suficiencia financiera y de corrección de resultados del modelo vigente, que ha producido un abanico excesivo en servicios básicos entre unos y otros territorios".

También se mostró partidario de ir hacia una "mayor corresponsabilidad fiscal, donde la solidaridad tenga más transparencia" y esté referida a garantizar los servicios públicos básicos, como la sanidad, la educación y las prestaciones sociales.

El nuevo sistema, según dijo, tendrá en cuenta "la singularidad en algunas comunidades autónomas, que las hay, donde la evolución de la población sea fundamental". El presidente dijo desear cumplir los plazos. Catalunya quiere tener cerrado el acuerdo antes del 9 de agosto.

Al igual que en financiación, se comprometió al diálogo político con el PP en otros asuntos de Estado: lucha contra el terrorismo, justicia, presidencia de la Unión Europea y reforma del Pacto de Toledo. "Ahora hay otro clima más favorable", dijo el presidente. Para curarse en salud, precisó: "Como no quiero ser utópico, no quiero ir más allá". D

Más noticias de Política y Sociedad