Público
Público

Un alud de nieve en Asturias deja un operario fallecido y otro desaparecido 

Los equipos de rescate valoran desde este sábado si reanudar o no la operación según la peligrosidad de la zona, donde aún no se ha encontrado al otro trabajador arrollado por el alud.

Miembros de la Guardia Civil y del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) durante la búsqueda de los dos operarios desaparecidos.
Miembros de la Guardia Civil y del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) durante la búsqueda de los dos operarios desaparecidos. EFE

efe

El cadáver de uno de los dos operarios desaparecidos cuando trabajaban con una máquina quitanieves tras producirse un alud de nieve en el puerto de San Isidro, que conecta León con Asturias, ha sido localizado, informó el Servicio de Emergencias del Principado (SEPA).

El cuerpo fue hallado a las 23:24 horas de este jueves. La búsqueda se suspendió a las 2:39 horas de la pasada madrugada después de que fuese localizado y rescatado el cadáver del primero de los dos operarios.

Ahora, seis miembros de los equipos de rescate desplazados han comenzado a realizar una primera valoración del terreno para determinar si la zona es segura para trabajar, informó el 112-Asturias. Se trata de una zona de difícil acceso en las actuales circunstancias dado que la carretera que conduce a León a través del puerto de San Isidro llevaba cerrada al tráfico desde el pasado viernes debido a las intensas nevadas de los últimos días.

En el operativo participan miembros de Bomberos de Asturias así como la Unidad Canina de Rescate del Principado, el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil y dos pelotones de 25 personas cada uno de la Unidad Militar de Emergencias, que también ha enviado un grupo cinológico, un grupo especial de montaña, una cuña y un vehículo oruga.

La quitanieves había sido enviada a San Isidro para intentar despejar la carretera de un alud previo que se había registrado ayer por la mañana cuando se vio sorprendido por una nueva avalancha de nieve en las proximidades de Riofrío, a cuatro kilómetros de la cima del puerto de San Isidro, que alcanza una altitud de 1.520 metros.

Los servicios de emergencia habían sido alertados a las 15:38 horas por el propietario de un hotel próximo que previamente había recibido el aviso de los ocupantes de uno de los dos turismos atrapados bajo una visera antialudes que informó de que sabía que la máquina quitanieves circulaba detrás de ellos, pero no acababa de llegar.

Tras desplazarse a la zona del alud en un todoterreno, localizó al conductor de una furgoneta herido y atrapado entre el vehículo y el quitamiedos tras ser arrastrado por el alud y lo evacuó hacia León. El herido relató que el mismo alud había sepultado a los dos trabajadores de la quitanieves, que circulaba delante de su furgoneta, cuando se habían bajado de la máquina para desatascar la chimenea.

Más noticias de Política y Sociedad