Público
Público

Bosch inicia la negociación para el cierre de su planta de Castellet en 2021

La empresa ha iniciado los primeros contactos con los representantes de los trabajadores para el potencial cierre de la planta catalana, que dispone de una plantilla de 300 empleados.

Edificio de Bosch - BOSCH/Europa Press
Edificio de Bosch - BOSCH/Europa Press

europa press

El fabricante alemán de componentes para automóviles ha iniciado el proceso de negociación con la representación de los trabajadores para proceder al potencial cierre en 2021 de su planta de Castellet (Barcelona), debido a una reestructuración del negocio de limpiaparabrisas de la división Electrical Drives, según informan fuentes de la compañía.

Dichas fuentes señalaron que la decisión de finalizar la actividad productiva en este centro de producción de limpiaparabrisas, con una plantilla formada por unas 300 personas, responde a la imposibilidad de encontrar medidas que mejoren su rentabilidad.

En este sentido, indicaron que en los últimos años ha crecido la competencia en el sector de fabricación de limpiaparabrisas para el sector del automóvil, en la que también se ha visto inmersa la división Electrical Drives de Bosch.

"Esta situación se ha agravado en el pasado año, debido a la caída en la producción mundial de vehículos. El negocio de equipo original en Europa se ha visto afectado significativamente", explicaron desde la firma alemana.

Con motivo de esta situación, Bosch inició hace "mucho tiempo" los análisis para mejorar la competitividad para reorientar su negocio y lograr una "rentabilidad sostenible", con el foco puesto en el mercado europeo.

No obstante, al no encontrar una solución que permitiese incrementar la competitividad del centro y mejorar la rentabilidad, ha decidido iniciar un proceso de negociación con los representantes de los trabajadores para el potencial cierre de la planta de Castellet, "lo antes posible, en 2021".

"Desafortunadamente, todas las medidas examinadas para continuar la producción en Castellet no son suficientes para restablecer la competitividad de la localización y alcanzar costes objetivos competitivos. Además, desde 2016 se ha impulsado intensamente la adquisición de negocios alternativos. Lamentablemente, el resultado tan solo ha mostrado un efecto mínimo sobre el empleo y, por lo tanto, no se puede considerar una alternativa realista", explicaron desde la empresa.

Desde Bosch explicaron que, a pesar de esta decisión sobre la factoría de Castellet, continúan manteniendo el compromiso con España, donde emplea a alrededor de 8.400 personas en sus diferentes instalaciones y áreas de negocio.

Más noticias de Política y Sociedad