Público
Público

Congreso Bildu urge al Gobierno a ratificar el convenio de la OIT sobre los derechos laborales de las trabajadoras del hogar

La diputada Bel Pozueta ha presentado una Proposición no de Ley en el Congreso en la que reclama refrendar el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo junto a la recomendación 201 y llama a equiparar los derechos de las empleadas del hogar y cuidados con el resto de trabajadores.

Trabajadoras del hogar exigen derechos ante el Congreso en Madrid (foto de archivo) / EFE-Emilio Naranjo.
Trabajadoras del hogar exigen derechos ante el Congreso en Madrid.- Emilio Naranjo/EFE.

EH Bildu ha registrado una iniciativa en el Congreso para instar al Gobierno a ratificar en la mayor brevedad posible el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para reconocer los derechos laborales de las trabajadoras del hogar y cuidados.

Así lo ha explicado la diputada de EH Bildu por Nafarroa, Bel Pozueta: "Es necesario reconocer a las trabajadoras del hogar, también a quienes realizan trabajos de cuidados en situación irregular, sus plenos derechos laborales, equiparándolas a las demás personas trabajadoras".

Diez años después de la aprobación del convenio de la OIT, EH Bildu cree que Gobierno debe ratificar y cumplir el convenio 189 y la recomendación 201 sin más dilaciones. "Porque es una cuestión de derechos básicos, de acabar con la explotación laboral y esclavitud humana en pleno siglo XXI", apostilla Pozueta.

La representante soberanista recalca que el trabajo doméstico y de los cuidados "incide de manera determinante" en la calidad de vida de las sociedad actuales, ya que "contribuye de manera decisiva a la sostenibilidad de las familias, la persona y la vida".

Acabar con la exclusión

En dicho convenio, explica la diputada de EH Bildu, se establecen los estándares mínimos de protección para quienes desempeñan el trabajo doméstico remunerado. "Se reiteran las normas existentes de la OIT sobre el trabajo forzoso, discriminación y trabajo infantil, así como la libertad de asociación y el derecho a la negociación colectiva", detalla.

"La economía sumergida significa una permanente inestabilidad para las trabajadoras", señala la diputada

Al mismo tiempo, declara un sólido reconocimiento del valor económico y social hacia el trabajo doméstico y de cuidado y hace un llamamiento a la acción para poner fin a las exclusiones que sufren los y las trabajadores del hogar prácticamente a diario en el ámbito de protección laboral. "Existen evidentes desajustes en lo relativo al salario, las horas de descanso, el Alta en la Seguridad Social, las vacaciones, las pagas extraordinarias completas, las horas de presencia, las ayuda sociales, protección por enfermedad o accidente laboral, el derecho a subsidio de paro, la posibilidad de jubilación anticipada...", denuncia.

Trabajos feminizados

Tal y como recuerda Pozueta, las labores domésticas tienen aún rostro de mujer (entre el 83% y el 90% son mujeres) y las condiciones actuales no hacen más que perpetuar la feminización de la pobreza. Los datos no dejan lugar a dudas: en total, en Nafarroa más de 12.000 mujeres se dedican a las labores mencionadas; en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, más de 31.000; en el Estado español, 63.000 mujeres; y en todo el mundo ya son más de 55 millones.

La diputada de EH Bildu advierte de la inestabilidad laboral que viven miles de mujeres: "La economía sumergida, tan presente en el sector especialmente para mujeres migrantes, significa una permanente inestabilidad para las trabajadoras, que carecen por completo de derechos, trabajan en condiciones mínimas de subsistencia, soportan situaciones denigrantes y sufren abusos, incluidos los sexuales, como recogen diversos estudios".

ES_1623401855 by Público.es on Scribd

Más noticias