Público
Público

CORONAVIRUS Madrid pone en marcha su primer hotel medicalizado, para ayudar a los hospitales al borde del colapso

En estos hoteles se podrá atender a aquellos pacientes cuya sintomatología requiere un seguimiento médico sin necesidad de estar ingresado en un hospital, tanto al inicio de la enfermedad como en su fase final. Para el cuidado de estos enfermos, se contará una bolsa de 4.400 licenciados en medicina pendientes del examen MIR.

Sanitarios del Hospital de La Paz totalmente protegidos saludan y agradecen el apoyo desde una de las ventanas del centro donde se lucha contra el coronavirus, en Madrid (España)
Sanitarios del Hospital de La Paz totalmente protegidos saludan y agradecen el apoyo desde una de las ventanas del centro donde se lucha contra el coronavirus, en Madrid. EFE

público

El coronavirus sigue su ascenso imparable en España, con más de 600 fallecidos y un incremento de 2.500 nuevos casos este miércoles, lo que eleva a cerca de 14.000 el número de infectados, una situación que satura el sistema sanitario y obliga al control en las residencias de ancianos.

La falta de material sanitario y el aumento de contagiados por COVID-19 están llevando a los hospitales al borde del colapso y por ello se están poniendo en marcha otras instalaciones para atender a los enfermos.

La Comunidad de Madrid ha abierto el primer hotel medicalizado, el Ayre Gran Hotel Colón, que pondrá a disposición de la Conserjería de Sanidad de la Comunidad de Madrid un total de 365 habitaciones, para los contagiados de los hospitales Gregorio Marañón, Infanta Leonor y La Princesa.

La primera fase de la puesta en marcha de los hoteles medicalizados para tratar el coronavirus en la Comunidad de Madrid contará con entre 3.000 y 4.000 camas.

Aunque no será el único hotel que dará este servicio. A partir del viernes se utilizarán también las instalaciones de otros hoteles para para "aliviar" la saturación del Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz, el Hospital Príncipe de Asturias y el Hospital Universitario del Henares.

Estas instalaciones de emergencia contarán con una bolsa de 4.400 licenciados en medicina pendientes del examen MIR, que harán el seguimiento de los pacientes que contrajeron el virus, hasta que sean dados de alta.

Para completar la plantilla sanitaria, la Consejería de Sanidad proporcionará el personal que se encuentre disponible de enfermería y técnicos en cuidados de enfermería, supervisados por profesionales sanitarios del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).

La Comunidad de Madrid contará además con más de 40 establecimientos de la región, con capacidad cercana a las 9.000 camas, para articular los denominados hoteles medicalizados.

CCOO ha afirmado que los centros privados pueden aportar al sistema unas 6.000 camas ante esta crisis sanitaria.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, explicó que, por las características de los pacientes, estos nuevos recursos tendrán un componente "razonable" de personal de enfermería y supervisión médica (en menor proporción) para este periodo de transición antes de dar el alta a estas personas.

Según recalcó el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, la primera fase de la puesta en marcha de los hoteles medicalizados para tratar el coronavirus en la Comunidad de Madrid contará con entre 3.000 y 4.000 camas.

Sin embargo, el sindicato CCOO ha exigido la habilitación de espacios en hospitales públicos de cara a recuperar camas "cerradas" y utilizar más las infraestructuras de los centros privados, que a su juicio pueden aportar al sistema unas 6.000 camas ante esta crisis sanitaria.

Nuevas medidas para los enfermos 

Para los contagiados por coronavirus que permanecen en los hospitales, cuyas estancias son muy prolongadas y además no pueden recibir visitas, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ya adelantaba que estaban en trámites para que los pacientes pudiesen ver la televisión de forma gratuita, de cara a que su etapa de aislamiento se haga más llevadera. Una noticia que ha sido confirmada esta mañana por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.