Público
Público

Paco Sanz El 'hombre de los 2.000 tumores', condenado a devolver solo 37.000 euros de los más de 260.000 que estafó

Tras pactar una condena de dos años de cárcel con la Fiscalía, Paco Sanz deberá hacer frente a esta cantidad, a la que también responderán su madre y la que fue su compañera sentimental.

Paco Sanz, a su llegada al juzgado hace unos días. EFE/Manuel Bruque
Paco Sanz, a su llegada al juzgado. — EFE/Manuel Bruque.

La sentencia que condena a Paco Sanz, también conocido como "el hombre de los 2.000 tumores", a dos años de prisión pactados con la Fiscalía, también le obliga a devolver unos 37.000 euros de los más de 260.000 euros que estafó haciéndose pasar por un enfermo terminal afectado por el Síndrome de Cowden según ha informado la Cadena Ser.

Cantidad por la que deben responder también conjunta y solidariamente la madre del condenado, María del Carmen González de Martos Mena, y la que fue su pareja sentimental Lucía Carmona.

Los jueces consideran que dicha cantidad es suficiente tras rechazar varias peticiones de indemnizaciones por parte de donantes después de afirmar que "no puede establecerse una condena al pago de una obligación en favor de personas cuya identidad debe buscarse al margen del juicio y por importes que tampoco se precisan".

Así, se limitan a las cantidades que se han podido acreditar y no contemplan las ganancias que se dejaron de percibir como fue el caso de Pedro García Aguado. El conocido presentador del programa Hermano Mayor reclamó unos 20.000 euros por la pérdida de dinero que dejó de ingresar al realizar todo sin ánimo de lucro a favor de una causa solidaria falsa.

La sentencia llega después de que la Fiscalía solicitara el pasado 10 de febrero que el acusado devolviera a cada perjudicado la cantidad que le donó, tras constatar que durante unos años "vivió a costa de mentir" para conseguir dinero, en una sesión en la que el procesado ha pedido perdón en su derecho a la última palabra.

Una estafa premeditada

Aprovechándose de su enfermedad, según el fiscal de la acusación, Paco Sanz urdió un plan para obtener un lucro patrimonial ilícito entre los años 2010 y febrero de 2017. Durante este tiempo hizo creer mediante el uso de redes sociales y medios de comunicación que su enfermedad revestía una gravedad mucho mayor que la que realmente tenía.

En su declaración, Paco Sanz explicó que recibió un tratamiento experimental en Estados Unidos para tratar el Síndrome de Cowden que sufre, recibiendo ayudas de su familia, amigos y donaciones de terceras personas para sufragar los gastos de los viajes.

Bajo el pretexto de financiar el supuesto tratamiento, creó en 2010 la página web www.ayudapacosanz.com en la que exageraba los síntomas de su enfermedad, "afirmando que sufría un cáncer genético, o que le quedaban escasos meses de vida". En dicha página web, colgaba mensajes del tipo "me avergüenza pedir dinero".

Frente a ello, los investigadores de la Policía Nacional constataron que de los doce viajes que realizó a EEUU solo en uno de ellos fue al hospital donde supuestamente recibió un tratamiento experimental de un ensayo gratuito mientras que el resto eran viajes de ocio con un crucero en uno de ellos.

Según el fiscal, Paco Sanz llegó a amasar hasta 260.000 euros a través de donaciones de hasta 14.000 personas, entre ellos numerosos personajes públicos que querían ayudarle a difundir su historia. La estafa se alargó durante siete años hasta que en marzo de 2017 fue detenido.

Más noticias de Política y Sociedad