Público
Público

Inmatriculaciones Iglesia La Iglesia demanda a los franciscanos y a IU por la propiedad de un templo en Palencia, declarado de dominio público

La Iglesia de San Francisco fue declarada en 1992 como Bien de Interés Cultural y Monumento Nacional, y formaba parte de un convento desamortizado (que fue sede de las Cortes de Castilla y residencia real). 

La Iglesia de San Francisco de Palencia. / GOOGLE STREET VIEW
La Iglesia de San Francisco de Palencia. / GOOGLE STREET VIEW

PÚBLICO

El obispado reclama la propiedad de la Iglesia de San Francisco de Palencia en una demanda contra la Fraternidad de la Orden Franciscana Seglar y contra la formación Izquierda Unida. En el comunicado judicial han incluido la denuncia "frente a cuantas ignoradas personas creyeran tener algún derecho sobre la finca". 

La Iglesia de San Francisco formaba parte de un convento desamortizado (el proceso iniciado en el siglo XIX que convirtió propiedades de la Iglesia católica en "bienes nacionales", y luego fueron vendidas), que fue sede de las Cortes de Castilla y residencia real. El templo fue declarado en 1992 como Bien de Interés Cultural y Monumento Nacional, y en 2018 fue declarado de dominio público.

Hace apenas un año que el Diario Palentino publicaba la reivindicación de Izquierda Unida por el uso público del templo, alegando que el espacio estaba "infrautilizado" y ya había tenido otros usos, desde escuela infantil e incluso cine. En 2018, el juzgado de primera instancia declaraba la finca dominio público, evitando así que la diócesis de Palencia inmatriculara el templo, también desde acciones legales de la formación de Izquierda Unida. 

La abogada que tramitó el expediente de inmatriculación, Carmen López,explicó a los medios locales que el título que aportó la diócesis en su defensa fue un "autocertificado", es decir, un documento firmado por la misma institución y sin validez legal desde 1978 (declaración del Estado español como aconfesional), de forma que la Ley Hipotecaria de 1946 por la que se equiparaba a la Iglesia Católica con el Estado es nula.

Sin embargo, los procesos legales permiten que con esta demanda el obispado de Palencia pueda volver a los juzgados a intentar registrar la propiedad de la iglesia a su nombre. 

El inmueble está compuesto de un templo y diversas dependencias, cuyo catastro está cifrado por los servicios de la Delegación de Hacienda en 2019 en 1.088.978,77 euros.

Inmatriculación de iglesias: la historia interminable

Las inmatriculaciones son, en términos legales, los términos utilizados para referirse a propiedades inscritas por primera vez en el Registro de Propiedad. ¿Por qué no estaban inscritas si ya existían? Porque la Iglesia católica, entre 1998 y 2015, registró como propias "un total de 34.984 fincas", según el verificador de datos Maldita, todo ello sin necesidad de demostrarlo. 

Hasta 1998, fecha de la reforma del Reglamento Hipotecario con Aznar, bastaba legalmente con un documento propio del obispado para que se inmatriculase el templo a nombre de la Iglesia. Sin embargo, y como señala Carmen López con anterioridad, desde 1998 carecen de validez legal. "Se suprime por inconstitucional la prohibición de inscripción de los templos destinados al culto católico", reza la reforma. 

No obstante, el listado de inmatriculaciones sigue sin estar publicado. Desde 2017, cuando el Congreso de los Diputados instó al Gobierno central (en aquel momento presidido por Mariano Rajoy) a elaborar y publicar ese listado con las propiedades inmatriculadas. Aunque ya está elaborado, según los informes del Colegio de Registradores, no se ha publicado, es más, el Ministerio de Justicia ha acudido a los tribunales para ocultar dicho listado. 

Entre los casos más conocidos de bienes inmatriculados está la Giralda de Sevilla o la Mezquita de Córdoba, además de algunos edificios del prerrománico asturiano. 

Más noticias de Política y Sociedad