Público
Público

Investigado un vecino de Cañamero (Cáceres) por ahorcar a un perro

Este delito de maltrato está castigado con la pena de 6 a 18 meses de prisión e inhabilitación de 2 a 4 años para el ejercicio de trabajos relacionados con animales

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2

MÉRIDA.- Un vecino del municipio cacereño de Cañamero (Cáceres) se enfrenta a una acusación por un presunto delito de maltrato animal tras ahorcar supuestamente a un perro, cuyo cadáver fue hallado colgado de un árbol con una cuerda.

El investigado —término que sustituye al de "imputado" tras la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal— está a la espera de la celebración de juicio a partir de las diligencias abiertas por el Juzgado de Instrucción de Logrosán (Cáceres), según han informado  fuentes de la Guardia Civil.

Este delito de maltrato, cuando ocasiona la muerte del animal, está penado en el artículo 337.3 del Código Penal con la pena de 6 a 18 meses de prisión e inhabilitación especial de 2 a 4 años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Las pesquisas por este hecho fueron abiertas por la Guardia Civil a raíz de la denuncia de un vecino de Cañamero, que narró "el ahorcamiento de un perro por otro convecino".

Los agentes del instituto armado desplazados hasta el paraje indicado por el denunciante hallaron el cadáver del perro colgado de una cuerda atada a la rama de un árbol. Tras localizar a su dueño, éste declaró ante la Guardia Civil en calidad de investigado.

A lo largo del pasado año, el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) elevó 205 denuncias administrativas en la provincia de Cáceres por maltrato a perros, según han informado las mismas fuentes.

Más noticias en Política y Sociedad