Público
Público

El juez cita como imputado al profesor de Jerez acusado de atar a un alumno con Asperger

También tendrán que declarar como testigos la directora y la secretaria del colegio concertado donde se produjeron los hechos denunciados por la madre del niño con discapacidad, que cursa Primero de ESO

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Colegio concertado María Auxiliadora Salesianas Monte Alto, de Jeréz. STREET VIEW

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Jerez ha citado a declarar como investigado el próximo día 6 de mayo al profesor de música de un colegio concertado de esa localidad gaditana denunciado por haber atado a una silla y amordazado a un alumno de Primero de ESO con síndrome de Asperger.

Estas diligencias judiciales se han abierto a raíz de la denuncia presentada el pasado mes de marzo por E. B. C, la madre de este alumno, de 12 años, que tuvo conocimiento por compañeros de su hijo en el colegio María Auxiliadora Salesianas Monte Alto de las vejaciones que presuntamente le había infligido en clase el profesor J. A. F., tal como adelantó Público.

El juez también ha citado a declarar el próximo 3 de mayo, aunque en calidad de testigos, a la directora y a la secretaria del colegio donde se produjeron los hechos de los que ha sido víctima un alumno con una discapacidad superior al 40%, según ha informado el abogado de la denunciante y de la Asociación Asperger Cádiz, Germán Bernal.

La dirección del centro aseguró en declaraciones a este periódico que se había abierto un expediente informativo para investigar lo sucedido y que se habían tomado las “medidas oportunas” y adoptado los protocolos establecidos para este tipo de casos, aunque sin precisar cuáles han sido exactamente y en qué situación se encuentra ahora el profesor denunciado. Sin embargo, en el expediente abierto a este docente, y que forma parte de las diligencias judiciales, se considera acreditado que “ató con cuerdas y amordazó con cinta adhesiva” al alumno con síndrome de Asperger, lo que considera “reprobable e inadmisible”, pero no sancionable al haber prescrito los hechos, que, supuestamente, ocurrieron el pasado curso sin que nadie los hubiese denunciado hasta ahora.

La Asociación Asperger Cádiz, a la que pertenece la madre denunciante, ha criticado que la única medida que se ha tomado hasta ahora desde la dirección del colegio con este profesor es haberlo cambiado de clase para que no siga dando clases al alumno que ha sufrido supuestamente las vejaciones.

La gerente de esa asociación, Fátima Morales, señaló que las vejaciones no se limitaron a atar y amordazar al niño, ya que en varias ocasiones el profesor denunciado le llamó “tonto” y otras veces le hacía preguntas para ponerlo en un brete: “Le preguntaba cosas como quién prefería que se muriese, su madre o él, y cuando el chico defendía a su madre, claro, el profesor le contestaba que le iba a poner un parte disciplinario”.

La Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía ha asegurado que mantendrá un especial seguimiento de este caso, pese a que los hechos han prescrito en la vía administrativa al haber transcurrido seis meses de los hechos sin que hubiese constado denuncia alguna ni se hubiese abierto ningún expediente por infracción del régimen disciplinario docente.

Educación ha explicado que su servicio de Inspección constató, tras reunirse el pasado martes 9 de abril con los padres del niño que el caso, conforme a lo dispuesto al Estatuto de los Trabajadores por el que se rigen los profesores de un centro concertado, prescribió al transcurrir seis meses de los hechos -que sitúa en el primer trimestre del curso pasado-, sin que se hubiese abierto expediente alguno. La madre no presentó la denuncia en el juzgado hasta hace unas semanas, cuando tuvo conocimiento de las vejaciones por compañeros de su hijo que habían remitido un escrito a la dirección del centro quejándose del comportamiento de su profesor de música.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad en Andalucía (CERMI), organismo en el que están integradas todas las organizaciones de este sector, ha calificado de “muy grave” este caso y ha exigido que el profesor objeto de la denuncia sea “apartado inmediatamente” de la docencia.

El abogado que se ha hecho cargo del caso ya ha anunciado que la primera medida de precaución que va a solicitar al juez es el alejamiento inmediato del profesor denunciado para que no siga impartiendo clases en el centro, a fin de evitar que pueda entrar en contacto con un niño que por la discapacidad que tiene es “muy sensible” a este tipo de situaciones.

Más noticias en Política y Sociedad