Público
Público

Juicio Caixanova Procesado el expresidente de Caixanova por irregularidades en una operación inmobiliaria 

En el auto conocido este miércoles, el magistrado, que prosigue las pesquisas contra otras cinco personas, ve indicios de posible administración desleal y apropiación indebida en este proyecto de inversión iniciado en 2001.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El expresidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, en una comparecencia en el Congreso de los diputados. EFE

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha propuesto juzgar al expresidente de Caixanova Julio Fernández Gayoso y su ex director general Gregorio Gorriarán, por presuntas irregularidades en una operación inmobiliaria en Cangas del Morrazo (Pontevedra) que generó un perjuicio de 43 millones.

En el auto conocido este miércoles, el magistrado, que prosigue las pesquisas contra otras cinco personas, ve indicios de posible administración desleal y apropiación indebida en este proyecto de inversión iniciado en 2001, destinado a la promoción de una urbanización y de un puerto deportivo, cuyo riesgo la caja "no evaluó adecuadamente, ni tasó los terrenos".

Analizada la operativa desarrollada por Caixanova y la empresa Atlántico de Construcciones, considera que la operación se diseñó específica y deliberadamente por los investigados para que el coste financiero fuera asumido íntegramente por la entidad.

Para ello, los directivos de la caja consiguieron que los órganos corporativos adoptaran los acuerdos necesarios para dotar al proyecto de las fuentes de financiación que precisaban en cada momento, "ocultando la inexistencia de suficiente análisis técnico que soportara la asunción del riesgo".

Tampoco aportaron, prosigue el juez, "la información suficiente en relación con los sucesivos acuerdos que se fueron adoptando", en particular aquellos que hacían referencia a la situación urbanística de los terrenos y a la viabilidad legal y técnica de la inversión.

De este modo se consolidó dicha alianza empresarial con un socio que carecía de capacidad tanto económica como financiera para materializar la compra del suelo y asumir por sí mismo la parte del proyecto que le correspondía.

Una maniobra que "bajo una cuidadosa apariencia de perfecta regularidad implicaba inexorablemente multimillonarios perjuicios económicos para la entidad por la expropiación de sus bienes, ante la falta de intención ni posibilidad de retorno al patrimonio", sostiene el titular del juzgado central de Instrucción número 5.

Asimismo, De la Mata subraya que el proyecto urbanístico no ha empezado y que el terreno estaba calificado como suelo urbano no consolidado de uso predominantemente industrial, calificación urbanística que ahora, catorce años después, se mantiene.

Además de ambos antiguos altos cargos, continúan en la causa los ex directores generales adjuntos de Caixanova Ángel López Corona y Óscar Rodríguez, el jefe de empresas participadas Juan Manuel Gutiérrez, y los socios de la caja, los dos administradores de Atlántico de Construcciones.

No obstante, acuerda el sobreseimiento provisional respecto a otras once personas, incluido el ex director general José Luis Pego, y concede un plazo de diez días a Fiscalía, Abogacía del Estado y Abanca como partes acusadoras para que presenten sus respectivos escritos de acusación.

Más noticias en Política y Sociedad