Público
Público

La huelga de maquinistas interrumpe la circulación de trenes en la estación de Sants en Barcelona durante casi una hora

Los maquinistas de Renfe empiezan una huelga polémica. La empresa acusa a los trabajadores de incumplir de forma "injustificada y deliberada" los servicios mínimos y éstos argumentan que RENFE no ha comunicado los servicios a realizar

Un gran número de pasajeros espera la llegada de un tren en la estación de Madrid.
Un gran número de pasajeros espera la llegada de un tren en la estación de Madrid. Alberto Ortega / Europa Press

La huelga de los maquinistas de Renfe que ha convocado para este jueves y para otros siete días en octubre el Sindicado de Maquinistas Ferroviarios (SEMAF), que cuenta con el apoyo del 85% de los trabajadores, está siendo especialmente polémica. La empresa acusa a los convocantes del paro de incumplir los servicios mínimos pactados. 

Estos servicios mínimos  establecen que este paro laboral se alargará durante ocho días y contará con una reducción de trenes al 75% en hora punta y al 50% en hora valle. Sin embargo, Renfe cifra en más de un centenar de trenes los que tenían que haber circulado este mañana en las Rodalies de Catalunya y en las Cercanías de Valencia, donde los retrasos y las aglomeraciones de viajeros han sido muy importantes. En la estación de Sants de Barcelona la circulación de trenes ha sido totalmente interrumpida entre las 11.00 y las 11.45 horas.

La empresa asegura que los maquinistas han "incumplido" los servicios mínimos decretados por ley y que no se han realizado los relevos programados en Barcelona Sants. Renfe denuncia que hasta las 12.00 horas solo han circulado el 53% de los trenes previstos a pesar de que los servicios mínimos estaban establecidos en el 85%. La circulación se ha interrumpido a las 11.00 horas y hasta las 11.45 horas no han comenzado a circular los primeros convoyes "a cuentagotas", según las mismas fuentes. Este hecho ha provocado que todas las líneas de Rodalies  de Catalunya registren retrasos superiores a los 60 minutos.

El SEMAF culpa a la compañía de que estos trenes no hayan circulado por su "mala gestión": argumentan desde el sindicato que los maquinistas no han recibido la carta en la que se les notificaban los servicios que tenían que cumplir.

Todas las líneas de Rodalies de Catalunya registran retrasos superiores a los 60 minutos

Renfe aún no ha difundido oficialmente datos sobre el grado de seguimiento de la huelga, pero asegura la ausencia de los maquinistas para operar ese más de centenar de trenes que no han circulado es "injustificada" y "deliberada", por lo que estudia medidas contra quienes "han decidido no presentarse en sus puestos de trabajo a pesar de disponer de carta de servicios mínimos".

De acuerdo con los servicios mínimos pactados, los trenes de media distancia se establece una media del 65% de los servicios habituales y en los de larga distancia el 72%. Además, Renfe suspenderá 892 trenes de alta velocidad y larga y media distancia durante las primeras cuatro jornadas, de los cuales 267 son de alta velocidad y larga distancia y 625 de media distancia, a los que se suman 813 de servicios de mercancías.

Retrasos de trenes y aglomeraciones en los andenes

Los efectos de las huelgas se están comenzando a notar con largos retrasos y aglomeraciones en algunas estaciones, por ejemplo, Atocha donde los usuarios han denunciado en las redes sociales la cantidad de viajeros en los andenes.

Los retrasos llevan desde primera hora del día como apunta Sara, usuaria de cercanías en el trayecto de Fuenlabrada a Embajadores: "No ha pasado un tren hacia Madrid en una hora". En Chamartín, Cercanías Madrid ha anunciado demoras en las líneas C1, C2, C3, C4, C7, C8 y C10 por acumulación de trenes en ambos sentidos.

Incumplimiento de servicios mínimos en Catalunya

La Audiencia Nacional ha rebajado los servicios mínimos que había fijado el Ministerio de Transportes para la huelga porque consideraba "excesivo" los fijados por la Administración. Pese a esto, en Catalunya no se está cumpliendo el decreto de servicios mínimos que se establece en el 85% de trenes habituales porque algunos maquinistas no se han presentado a trabajar.

La compañía cree que es "una huelga absolutamente injustificada"

Estas ausencias están produciendo alteraciones puntuales en la prestación del servicio de Rodalies, el tren de cercanías de Catalunya, del área de Barcelona, que ha tenido que suspender la circulación de diversos trenes y origina retrasos en estas líneas. Rodalies está informando a través de sus canales disponibles de la situación en estas líneas y de los convoyes que circulan en cada momento, y lamenta las molestias que se está ocasionando a los usuarios, informa EFE.

Renfe está estudiando qué medidas tomará contra los maquinistas que han incumplido los servicios mínimos, lo que entiende como "un acto deliberado" de los huelguistas, y asegura que se pronunciará "con toda la dureza posible". Desde la compañía se afirma que los ciudadanos "están padeciendo las consecuencias de una huelga absolutamente injustificada y de la posición inadmisible de los dirigentes del sindicato de maquinistas".

Una empresa privada de transporte de mercancía

El sindicato ha explicado en un comunicado las razones por las que se ha convocado la huelga. En primer lugar, destaca la compra de 43 locomotoras a un precio que asciende a más de 500 millones de euros. Por otra parte, la creación de una empresa privada de transporte de mercancías para la que buscan un socio con el que compartir la mitad de esta nuevo proyecto. 

La SEMAF apunta que "están vaciando y endeudando a la empresa pública para luego ceder sus bienes y carga laboral a la empresa privada".  Además asegura que "siempre va a estar al frente de estas decisiones" aunque sea "la única organización sindical en oponerse".

No solo estas razones han llevado a los maquinistas a la huelga, sino que reclaman también que se cumpla el plan de empleo y los acuerdos sobre la traspaso de competencias ferroviarias a las comunidades autónomas, así como la recuperación de los 700 puestos de trabajo y servicios que se han eliminado en los últimos meses. 

Los de Barcelona, en concreto, han sido los peor parados: la acumulación de demoras y de desajustes ha desembocado en la interrupción total de la circulación de trenes en la estación de Sants. Renfe ha alegado que el parón se ha debido a la imposibilidad de atender el servicio por culpa de la falta de maquinistas. Sin el mínimo personal requerido, no se ha alcanzado a cubrir los relevos programados y los trenes han quedado varados en las vías sin nadie a los mandos, ante la desesperación de los pasajeros. La situación ha provocado el bloqueo de la red de trenes de cercanías a partir de las once de la mañana, ya que desde Sants se canaliza la mayoría del tráfico ferroviario. 






Sin embargo, el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) culpa a la compañía de que estos trenes no hayan circulado por su "mala gestión", que habría provocado que los maquinistas no hubiesen recibido la carta de servicios que tenían que cumplir.

Más noticias