Público
Público

Migración Comienza la retirada de las concertinas en la valla de Ceuta

Este martes ha arrancado una de las medidas prometidas por el Gobierno en funciones socialista y su ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que apuesta por instalar otros dispositivos de control "sin medios cruentos". 

Publicidad
Media: 4
Votos: 3

Grande-Marlaska aseguró que las concertinas estarán completamente retiradas a lo largo de 2020. / Europa Press

Meses después de su prometida retirada, este martes ha dado comienzo el principio fin de las concertinas de la valla de Ceuta. Inicialmente, el Gobierno socialista y el ministro del Internior Fernando Grande-Marlaska apuntaban a finales de febrero o principios de marzo para la retirada. No obstante, la actuación no ha arrancado hasta este 3 de diciembre, a pocos días de dar por concluido el año.

Estos trabajos de reacondicionamiento de la construcción se van a prolongar durante diez meses según los cálculos de Interior, por lo que está previsto que su retirada completa se de durante el 2020. Con ello se cumplirá el anuncio de Grande-Marlaska, que ya prometió hace unas semanas que se retirarían las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla en sus tramos "más vulnerables" y que serían sustituidas por un nuevo vallado que aporte más seguridad al control de estas fronteras pero "sin medios cruentos".

Las obras para sustituir estas cuchillas por unos elementos menos lesivos arrancaron en las dos ciudades autónomas a finales de noviembre con labores de supervisión del terreno y desbrozamiento hasta que este martes se han empezado a quitar las primeras de la valla de Ceuta.

Criticadas desde su instauración por todas las organizaciones de derechos humanos e instituciones como el Defensor del Pueblo, en junio de 2017 un informe de Interior ya había apuntado que las concertinas no son un elemento "disuasorio" para las personas que tratan de acceder a España por los vallados de Ceuta y Melilla.

Las polémicas cuchillas fueron ya retiradas una vez de las vallas en 2007 por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero –ejecutivo responsable de su inicial colocación– tras dos años sin asaltos masivos; sin embargo, en 2013, el entonces Gobierno del PP optó por retomar su uso dado el aumento de la presión migratoria y la ineficacia de otros métodos disuasorios empleados.

No obstante, varias ONGs advirtieron tras el anuncio de su futura retirada hace semanas que esta acción no era suficiente para garantizar el fin de la vulneración de los derechos de los migrantes y su muerte en la frontera. Ello se debe a que siguen existiendo problemas derivados de los acuerdos de cooperación con Marruecos, cuya parte de la vaya sigue estando coronada por concertinas.

La reforma de las vallas costará 17,8 millones

Ahora, y con un presupuesto de 17,8 millones, (8,3 millones en la valla de Ceuta y 9,5 en la de Melilla), vuelven a retirarse estas concertinas, así como las sirgas o tercera valla de Melilla. Una inversión que, según Interior, supondrá un refuerzo de la seguridad en toda la valla fronteriza pero con "elementos más seguros y menos lesivos".

Se trata de una de las medidas del Plan de Refuerzo y Modernización del Sistema de Protección Fronteriza Terrestre en Ceuta y Melilla aprobado en Consejo de Ministros en enero de este año, que contaba con un presupuesto de 32 millones de euros.

El objetivo ahora es mejorar y modernizar los pasos fronterizos en Ceuta y Melilla con actuaciones que incluyen un nuevo sistema de circuito cerrado de imágenes en Ceuta o la ampliación del mismo en Melilla.

El Ministerio también pretende modernizar las infraestructuras de seguridad de la frontera, con mejoras en los pasos de Beni Enzar (Melilla) y El Tarajal (Ceuta), donde se instalarán un sistema de reconocimiento facial.

Más noticias en Política y Sociedad