Público
Público

Nueve de cada diez menores en riesgo de exclusión social repiten curso

La organización Jóvenes e Inclusión presenta un informe sobre las consecuencias de la pobreza y la exclusión social en la educación de los niños.

Nueve de cada diez menores en riesgo de exclusión social repiten curso..
Nueve de cada diez menores en riesgo de exclusión social repiten curso. PTV

El riesgo de abandono escolar temprano y de repetición de los menores en riesgo de exclusión social es mucho mayor que el que hay entre los niños de familias con más recursos socioeconómicos. Hay multitud de estudios que avalan esta brecha en la educación. Este jueves Jóvenes e Inclusión ha presentado otro informe que señala que nueve de cada diez menores en riesgo de exclusión social han repetido curso, según las encuestas que han realizado. Hay más datos que muestran cómo el nivel de estudios de una persona tiene una relación directa con la renta o situación social: sólo el 0,9% de jóvenes en riesgo de exclusión que participan en alguno de los programas de la asociación tienen estudios universitarios.

Jóvenes e Inclusión ha encuestado a 130 niños de 16 años en riesgo de exclusión social de diez comunidades –Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Castilla la Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Islas Baleares, y Madrid– que forman parte de algún programa de inclusión entre los meses de marzo y abril. Del total de encuestados, un 92,4% han repetido algún curso, un dato que contrasta con el de la población general, donde un 69,5 % del alumnado está en el curso que les corresponde. De hecho, de los niños de 16 años encuestados hasta un 16,2% aún no ha terminado la educación primaria, estando un mínimo de 5 cursos por debajo de los que les corresponde por edadEntre los menores también se detecta que un 70,7% ha cambiado de centro en alguna ocasión y un 72,3% ha cambiado de domicilio.

Los presidentes de la organización, Carlos Rosón y Lidia González, han presentado los resultados del informe El origen de la exclusión: una carrera hacia la desigualdad este jueves en un acto en la Plaza de las Cortes de Madrid para denunciar la gravedad de las consecuencias en los menores y su futuro.

También hay relación entre los datos mencionados. Por ejemplo, de los menores que siguen en educación primaria, un 20,6% han cambiado de domicilio al menos en una ocasión. Sobre el lugar de nacimiento, un 25% de los niños y niñas extranjeros, procedentes de países con idioma español, está en la educación primaria y ninguno está en el curso que le corresponde. Mientras que de los jóvenes en situación de tutela encuestados, ha repetido curso hasta un 91%.

Solo 2 de cada 10 alumnos en riesgo de exclusión de exclusión recibe algún tipo de beca 

Para la organización estos números muestran los fallos de un sistema en el que la educación y las condiciones en que se ejerce deben ser iguales para todos. La pobreza nunca se queda en el hogar y lleva sus consecuencias al ámbito educacional. Entonces, se genera un ciclo que pasa por la exclusión social, el fracaso escolar y la desocupación. "El derecho a la educación no está promoviendo y garantizando su papel de ascensor social y la brecha social se ahonda", argumentan.

Esta brecha no es nueva, pero hay un riesgo muy alto de que se agrave con la crisis sanitaria. Hay en casos en los que ni siquiera las ayudas llegan: Sólo 2 de cada 10 alumnos en riesgo de exclusión recibe algún tipo de beca, ya sea de iniciativa pública o privada. El riesgo de abandono, además, crece por la desconexión que generan las clases telemáticas. Los datos sobre estas consecuencias aún no se conocen aunque las administraciones educativas han reconocido los problemas desde que empezó la pandemia incluso para contactar con menores en riesgo de exclusión social.

Ante esto, la organización propone programas basados en equidad y una revisión de los criterios de concesión de becas, pero también que los partidos políticos alcancen un intentado, pero hasta ahora fallido, gran pacto de Estado por la educación.

Más noticias