Público
Público

Los PAE de Barcelona evitan más de 107.000 cortes de suministro en cinco años

Los Puntos de Asesoramiento Energético (PAE) es un servicio del Ajuntament de la ciudad condal para luchar contra la pobreza energética que, solo en 2021, atendió a 33.600 personas.

Un panel explica las funciones de los Puntos de Asesoramiento Energético.
Un panel explica las funciones de los Puntos de Asesoramiento Energético. Ajuntament de Barcelona

Durante 2021, 3.816 familias barcelonesas recibieron avisos por no poder hacer frente al pago de los suministros básicos del hogar. Es más: a lo largo del año, se registraron 517 cortes, un 57% de ellos de luz, un 29% de agua i el 14% restante de gas. El número de afectados creció un 334% respecto a 2020, año en el que se activó el Real decreto ley 11/2020, que prohibía los cortes de suministro hasta el fin del estado de alarma, hecho que significó cierta tregua para aquellas familias en situación de vulnerabilidad.

El Observatorio sobre la Pobreza Energética de la Comisión Europea ha reconocido a los PAE como una de las 24 mejores iniciativas para luchar contra la pobreza energética

La pobreza energética es un hecho en el que la administración pública está tomando cada vez más cartas en el asunto, sobre todo a raíz de la crisis sanitaria y económica del covid-19, si bien es cierto que algunos consistorios ya hace tiempo que trabajan para darle jaque. Uno de ellos es el de Barcelona, que en 2017 puso en marcha los Puntos de Asesoramiento Energético (PAE), que ofrecen la información, atención e intervención necesarias para que las personas puedan ejercer sus derechos energéticos y para garantizar el acceso de la ciudadanía a suministros básicos como la luz, el gas y el agua. Una iniciativa cuya demanda ha aumentado un 55% en estos cinco años y que ha sido reconocida por el Observatorio sobre la Pobreza Energética de la Comisión Europea como una de las 24 mejores para luchar contra la pobreza energética.

Con rostro de mujer

Las mujeres suponen el 65% de personas que se acercaron a los PAE durante 2021

Las cifras en torno al servicio ponen de manifiesto cómo las desigualdades económicas estructurales que padecen las mujeres son un factor determinante asimismo para sufrir situaciones de pobreza energética. De hecho, las mujeres suponen el 65% de personas que se acercaron a los PAE durante el año pasado. Desde el servicio también constatan que el 13% de hogares atendidos fueron monoparentales femeninos y el 45% están formados por una sola persona.

Un ciudadano es atendido en uno de los Puntos de Asesoramiento Energético del Ajuntament de Barcelona.
Un ciudadano es atendido en uno de los Puntos de Asesoramiento Energético del Ajuntament de Barcelona. Ajuntament de Barcelona
Los distritos de la ciudad que aglutinaron un mayor número de atenciones fueron Nou Barris, Ciutat Vella y Sant Martí

Por otro lado, los distritos de la ciudad que aglutinaron un mayor número de atenciones fueron Nou Barris, con un 21% de consultas, Ciutat Vella y Sant Martí, con un 13% cada uno. Respecto a cómo llegaron los ciudadanos hasta los PAE, desde el servicio también recogen que casi el 70% fueron derivados por los centros de Servicios Sociales o las oficinas de vivienda, el 14% fueron recomendados por algún conocido y el 7% a través de distintas entidades sociales.

Ahorro de más de 700.000 euros

El asesoramiento en materia energética conforma, como decíamos, uno de los puntales de los PAE que el Ajuntament de Barcelona puso en marcha en 2017. Un asesoramiento que, fruto del incremento exponencial que se produjo entre finales de 2021 y principios de 2022 en el precio de la luz, se ha centrado mayoritariamente en buscar mecanismos para que las familias puedan reducir su factura eléctrica. Así, durante 2021, el 75% de consultas estuvieron relacionadas con el suministro de la luz. De estas, más de la mitad estuvieron relacionadas con demandas de asesoramiento para rebajar el coste de la factura, bien a través de la optimización de las facturas, bien a través de la solicitud del bono social.

Se trata de consultas que han ido a más conforme más nos adentramos en 2022 y que, echando la vista atrás, han permitido un ahorro económico más que significativo en un gran número de hogares barceloneses. Para empezar, se calcula que el ahorro total en 2021 fue de 260.396 euros, lo que se corresponde con 28,37 euros por familia asesorada. Más de 200.000 euros de este ahorro corresponden a familias que disponían solo de suministro eléctrico en hogar, mientras que entre las que también disponían de suministro de gas el ahorro ascendió a 56.640,67 euros o, lo que es lo mismo, a 19,29 euros por familia asesorada. Y todavía hay más, ya que la suma del ahorro económico asociado al asesoramiento energético realizado desde el inicio del servicio de los PAE, en 2017, asciende a un total de 721.572,11 euros, IVA incluido.

Más noticias