Público
Público

Refugiados en Libia Acnur abandona un centro de evacuación de refugiados en Libia por miedo a los bombardeos

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados ya mostró su preocupación por la caída de tres morteros cerca del de Reunión y Salida de Trípoli, por donde pasaban los casos más vulnerables y susceptibles de ser trasladados a otros países. Ya han comenzado las evacuaciones hacia zonas seguras.

Centro de reunión y salida en Trípoli. ACNUR
Centro de reunión y salida en Trípoli. ACNUR

público/agencias

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) ha anunciado este jueves que suspende sus trabajos en unas instalaciones habilitadas en Trípoli, la capital de Libia, para la evacuación de migrantes —refugiados o solicitantes de asilo— fuera del país.

La decisión se ha tomado debido a los "riesgos de seguridad" por el conflicto armado en el país entre las fuerzas  y milicias leales a los dos gobiernos paralelos que operan en Libia. "Lamentablemente, Acnur no ha tenido más remedio que suspender su trabajo en el Centro de Reunión y Salida en Trípoli dado que a solo unos pocos metros de las instalaciones que acogen a refugiados y solicitantes de asilo se están realizando ejercicios de entrenamiento con personal policial y militar", ha explicado Jean-Paul Cavalieri, Jefe de la Misión de Acnur en Libia, que teme que "toda la zona se convierta en un objetivo militar, poniendo en mayor riesgo las vidas de las personas refugiadas, solicitantes de asilo y otros civiles".

Acnur ya mostró su preocupación a principios de mes, cuando tres morteros cayeron cerca de las instalaciones, aunque no provocaron heridos, a pesar de las condiciones de "hacinamiento severo" en este centro inaugurado en 2018, con capacidad para 600 personas, pero que ha albergado a casi 2.000 desde que se produjeron bombardeos sobre otros centros de detención de migrantes.

Por estas instalaciones pasaban los casos más vulnerables, los susceptibles de ser trasladados a otros países para su acogida ante el riesgo de detenciones arbitrarias, en su mayoría mujeres y niños no acompañados.

Traslados y evacuaciones

Acnur ya ha comenzado a trasladar a "áreas más seguras" a decenas de refugiados vulnerales pendientes de ser reubicados en otros países y ha informado de que facilitará la evacuación de cientos de personas más a zonas urbanas, entre ellas, a 400 solicitantes de asilo que habían abandonado el centro de detención de Tajoura —objetivo de un bombardeo en julio que causó al menos 40 muertos— y otros 300 llegados desde el centro de Abu Salim.

Cavalieri confía en que Acnur regrese al centro que ahora abandona "una vez sea seguro" y, entretanto, la agencia ha reiterado a todas las partes enfrentadas su obligación de proteger tanto a civiles como a infraestructuras clave".

Más noticias