Público
Público

Reto demográfico El Gobierno anuncia que destinará 10.000 millones de los fondos europeos a la España rural

El Ejecutivo de coalición pretende generar empleo en la llamada España vaciada e impulsar incentivos para la descarbonización en estas zonas del país.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Chema Moya / EFE

El Gobierno destinará 10.000 millones del plan de recuperación europeo para luchar contra la despoblación y llevar la innovación y sostenibilidad a la España rural, con 130 medidas en diez ejes de actuación que persiguen también garantizar la igualdad de derechos y de género en esas zonas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este sábado el plan en un acto celebrado en la Moncloa con la asistencia de alcaldes y alcaldesas, así como emprendedores de pequeños municipios, afirmando que la "batalla" del Gobierno "contra la despoblación y por lo rural es sincera, decidida y comprometida hasta el final".

Al acto no han acudido los responsables municipales del PP, al considerar que se trata de una "pantomima" y que no se ha contado con ellos para su elaboración.

Con el título de Pueblos con futuro: un plan para la cohesión y transformación del país, aporta medidas que pretenden garantizar la incorporación de los pequeños municipios en una recuperación verde, digital, con perspectiva de género e inclusiva.

Según Sánchez, además creará oportunidades de emprendimiento, ayudará con la descarbonización y en la lucha contra el cambio climático, un aspecto que, según ha afirmado, debe liderar la España rural.

Ha aludido a las "inmensas ganas" de España de que, a partir del lunes, vuelvan a llegar los turistas, a los que ha invitado a que disfruten de la amplia oferta existente, "especialmente de lo rural, una de las joyas de la corona".

Tras indicar que "nunca un Gobierno apostó tanto" por la cohesión territorial y total de los territorios, ha añadido que algunas medidas ya se han puesto en marcha, como la estrategia común para el desarrollo transfronterizo España-Portugal, la creación de un instituto para coordinar convenios o las partidas económicas para la renovación de vehículos, la rehabilitación energética de edificios o saneamientos de núcleos urbanos de menos de 5.000 habitantes.

También se ha puesto en marcha un plan para deslocalizar sedes e instituciones de las grandes ciudades y extenderlas por todo el territorio. El plan, ha continuado Sánchez, quiere evitar la pérdida de población y la despoblación, ya que 3.403 municipios corren ese riesgo y España cuenta con provincias, como Soria, Teruel y Cuenca, que están entre las menos pobladas de Europa, lo que implica "problemas específicos" para acceder a servicios necesarios, "y todo va a ir a más si no lo remediamos".

A su juicio, hay que trabajar "sin descanso" para que todos los territorios tengan las mismas oportunidades. Ha recordado que con la pandemia muchas personas han optado por trasladarse de las ciudades a los pueblos y que el éxodo sería mayor si hubiera mejores servicios y conectividad, a lo que se ha comprometido.

Sánchez ha agregado que "el reto demográfico es un reto democrático y de país, que se hará realidad desde lo colectivo, y el Gobierno quiere que la transformación no deje a nadie atrás, ni a ciudadanos ni a territorios".

El acto lo ha inaugurado la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien ha señalado que el plan quiere "hacer las paces con la naturaleza", porque el diagnóstico de la realidad muestra que la España rural se ha quedado desconectada de las últimas innovaciones.

En su opinión, hay "enormes desequilibrios que corregir" y es el momento de mirar con ganas y positividad para construir un futuro sin excluir a nadie.

Ha asegurado que el documento es flexible y puede acoger otras líneas de acción y que de las 4.200 iniciativas presentadas, "más de la mitad" fueron planteadas por alcaldes.

Más noticias