Público
Público

Selectividad y coronavirus Navarra estrena la "EBAU de la covid-19" con un nuevo formato y medidas de prevención

Los estudiantes navarros han sido los primeros en hacer frente a la EBAU de 2020, y se han enfrentado a una prueba con cambios estructurales y en los criterios de corrección. 

Estudiantes de Navarra durante las pruebas de acceso a la Universidad, EVAU o EBAU según comunidades, a la que se han enfrentado este martes más de 200.000 mil aspirantes. /EFE
Estudiantes de Navarra durante las pruebas de acceso a la Universidad, EVAU o EBAU según comunidades, a la que se han enfrentado este martes más de 200.000 mil aspirantes. /EFE

efe

Los estudiantes navarros han sido este martes los primeros en hacer frente a la EBAU 2020, la prueba de acceso a la universidad de un curso trastocado por la epidemia de coronavirus y que se ha celebrado con nuevo formato y bajo medidas sanitarias para evitar los contagios, circunstancias todas ellas que se han sumado a los habituales nervios que el examen genera cada año entre los alumnos.

El modelo de examen ha cambiado tanto en estructura como en criterios de corrección, según las directrices del Ministerio de Educación.

La coordinadora de la EBAU en Navarra, Ana Zabalza, no ha podido aventurar si favorecerá o no a los 3.815 alumnos que se han presentado en la comunidad, aunque tiene esperanzas de mantener el "97 % de los aprobados de otros años", así como "las buenas notas".

Seguimiento del protocolo

Zabalza ha confirmado que en Navarra "se ha hecho un acceso muy ordenado a los lugares de examen, por franjas horarias" y con el conocimiento previo por parte de cada alumno del aula a la que debía acudir, aunque ha reconocido que los jóvenes "han venido con mucho tiempo y que se junten entre ellos es un poco inevitable".

Ana Zabala: "Se ha hecho un acceso muy ordenado a los lugares de examen, por franjas horarias"

La covid-19 no solo ha influido en las medidas de prevención aplicadas durante las pruebas, sino también en los espacios habilitados para ellas, en la duración (cuatro días en vez de los tres de otros años), en los horarios, en las fechas y en la preparación de los exámenes.

El protocolo, elaborado por los ministerios de Sanidad, Educación y Universidades para evitar contagios entre los 240.000 estudiantes que se presentan a las pruebas este año en España, obliga a un correcto uso de mascarilla cuando se precise, higiene de manos frecuente y distancia interpersonal de 1,5 metros.

Además, insta a no intercambiarse bolígrafos u otro material entre alumnos y a escalonar las entradas y salidas, así como a disponer en los recintos de celebración de las pruebas de suficiente personal de vigilancia, control, limpieza y logística para la distribución y custodia de los exámenes.

El nuevo formato

La EBAU 2020 ofrece más preguntas a elegir por alumno aunque, un año más, se plantea el diferente grado de dificultad según la comunidad en la que se resida o los desiguales precios de las tasas. 

El contenido del examen también ha recibido el impacto del virus, ya que los estudiantes han tenido que elegir entre "Las malas buenas noticias" de Manuel Jabois y "El dilema del diablo" de Javier Sampedro, y ambos trataban el virus, la situación de los ancianos y la solidaridad internacional.

CSIF: "La distinta regulación de las comunidades generará más diferencias y afectará a la igualdad de oportunidades"

Este año, se ha unido a la polémica las quejas sobre el nivel de preparación, ya que muchos alumnos solo han podido estudiar online. 

Desde el sindicato de docentes CSIF, han avisado que "la falta de criterio de Educación y la distinta regulación de las comunidades generará más diferencias y afectará a la igualdad de oportunidades". Añaden que "más que nunca" era necesario establecer la polémica "prueba única", ya que sería "válida para acceder a cualquier universidad española". 

Más noticias