Público
Público

Temporeros Lleida El futbolista del Mónaco Keita Baldé halla un lugar para alojar a 60 de los 200 temporeros sin techo de Lleida

El futbolista catalán ha hallado un edificio ya para alojar a 60 de los 200 jornaleros de Lleida y ha enviado dinero para la comida de la primera semana. Él y sus colaboradores esperan encontrar un segundo edificio en breve para albergar al resto.

La Plataforma Fruita Amb Justícia Social denunció la semana pasada que unos 200 temporeros que llegan al Segrià para trabajar en la recogida de la campaña de fruta de verano están durmiendo en solares del Centro Histórico de la ciudad. Desde la entidad de
La Plataforma Fruita Amb Justícia Social denunció que unos 200 temporeros que llegan al Segrià para trabajar en la recogida de la campaña de fruta de verano  | EFE

"Si solo una persona está ayudando a 200 jornaleros con comida, un hogar y ropa, imaginad qué podríamos crear y qué podríamos dar a los ciudadanos si nos juntáramos cinco", ha asegurado el jugador del Mónaco Keita Baldé, en una comparecencia en directo realizada a las seis de la tarde a través de su cuenta de Instagram, para dar cuenta de lo sucedido tras conocerse que él personalmente había decidido terciar, y ayudar de su bolsillo, a los doscientos jornaleros del campo africanos -en su mayoría, senegaleses, como él- que viven en las calles de Lleida desde hace varias semanas, sin un techo y sin comida. Tal y como dio a conocer ayer este diario, tanto Keita Baldé como los activistas que colaboran con él estaban teniendo graves problemas para alojar a los africanos pese a que él se había ofrecido a pagar de su bolsillo por adelantado los costes de alojamientos y mantenimiento de los trabajadores, debido, entre otras cosas, a que el grueso de los establecimientos de Lleida con los que han contactado se han negado a abrir sus puertas a los africanos con diferentes excusas o han dado la callada por respuesta. Desde algunos colectivos de Lleida, se ha acusado abiertamente a los hosteleros y a la sociedad de racismo soterrado.

En tono conciliador, el jugador ha confirmado durante su intervención que "ha habido complicaciones". Sin embargo, se ha encontrado ya el primer sitio para meter a bastantes. Creo que son 90 de las 200. Ahora estamos ultimando los detalles para hacerlo. Me estoy encargando personalmente de todo y ahora estamos con el papeleo. Hay dar de alta la luz y esas cosas. Ha habido algunos problemas porque algunos de los propietarios de los establecimientos de Lleida están fuera".

En realidad, no son 90, sino 60, los jornaleros que están a punto de alojar en este primer edificio, según asegura la activista catalana de origen senegalés Nogay Ndiale, miembro de la plataforma Fruita amb Justicia Social, a quien Público TV entrevistó recientemente, cuando dio a conocer la situación de emergencia en la que vivían esos 200 temporeros. "Keita se ha confundido al dar la cifra", ha precisado Ndiale, profesora de la Generalitad.

"Estoy para buscar soluciones y ayudar a estas personas, tal y cómo he ayudado a otras varias con comida, y con algo de ropa", ha dicho el futbolista. "Soy un chico tranquilo, humilde, no me importa la visibilidad; tengo mi familia, y con el rol que tengo de futbolista quería sensibilizar un poco a la opinión pública de una situación muy grave que tiene que ver con la situación de doscientos temporeros que trabajan en el campo, la mayoría senegaleses".

"No estoy aquí para emprender una guerra social o de raza o de colores", ha añadido Keita Baldés

"No estoy aquí para emprender una guerra social o de raza o de colores", ha añadido Keita Baldés. "Nadie merece esa indiferencia y esa dificultad en su propia vida, y es una cosa muy fea. Yo quería encargarme de estos doscientos temporeros anónimamente, pero he tenido que salir a la luz para poder conseguir algún sitio donde meterlos. Luego, ha salido mi nombre, para dejar claro que, si hace falta, se paga por adelantado y hay garantías. Estamos consiguiendo el primero de los locales y esperamos conseguir el segundo para que estén todos colocados y bien. Hoy lunes, ha llegado la primera comida de mi parte y van a estar cubiertos y no les va a faltar de nada".


El jugador del Mónaco ha revelado que ya ha enviado una primera transferencia de dinero "para que puedan estar cubiertos toda la semana con la comida". Baldé se ha dirigido también a la gente de Lleida de este modo: "Espero que nos faciliten las cosas para poder ayudar a esta gente y poder colocarlos. Hemos tenido algunos problemas porque hoy en día, para alquilar algo, aunque tengas todos los recursos, te crean problemas, y la situación habla por sí sola. Es normal que luego salgan muchas ideas sobre el color de piel y sobre si eres de otro país. Los jornaleros están cubiertos porque yo estoy detrás de ellos, y les voy a ayudar con todo mi corazón para facilitarles la estancia en Lleida".

Baldé ha hecho un llamamiento a la lucha contra la segregación racial y ha asegurado al término de su intervención: "Todo el tema de países y de colores tiene que perderse ya. Soy un chico que ha nacido en Catalunya; luego cambié de país y me fui a Italia. Ahora estoy en Francia. Y lo más importante es aprender allá dónde vayas. Yo no he tenido ningún problema de pequeño por mi raza, ni he sido insultado. Lo importante son los valores con los que uno crece y la gente que se ha puesto en contacto conmigo para ayudar y poner su granito de arena. Hay que seguir por la línea buena y protegernos entre nosotros y el mundo irá mucho mejor. Soy un hombre que ahora es padre de familia y me gustaría tener un gran futuro para mis hijos. Me gustaría que puedan disfrutar, tener sus sueños y toda clase de amigos: negros, blancos, árabes, rusos. Que exista unión. Todos juntos".

Más noticias de Política y Sociedad