Público
Público

Violencia de género y coronavirus El Ayuntamiento de Palma exhorta a la banca a que ceda viviendas vacías a víctimas de violencia de género

La concejala de Justicia Social reclama al sector financiero que devuelva a la sociedad parte de la ayuda recibida con el rescate, en un momento en el que estas mujeres necesitan apoyo para salir adelante ante la crisis del coronavirus

Sareb
Oficinas de Sareb. Foto de archivo

Marisa Kohan

Mediante una carta enviada este jueves, el Ayuntamiento de Palma de Mallorca ha exhortado a diversas entidades financieras a que pongan a disposición del consistorio las viviendas vacías de las que dispongan en Palma para poder acoger a víctimas de violencia de género, ante un posible incremento de su número debido a las medidas de confinamiento por la emergencia del Coronavirus.

El escrito, al que ha tenido acceso Público, está firmado por la Concejala de Justicia Social, Sonia Vivas, y va dirigido a Bankia, Sareb (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria y más conocido como 'el banco malo') y Caixabank. En él explica que en momentos de confinamiento se espera que se produzca un incremento de la violencia de género por la "mayor impunidad que tienen los agresores para golpearlas y ejercer violencia" y que por tanto es previsible que "continúen llegando nuevos casos que asumir y a los que habrá que dar una respuesta habitacional".

En comunicación telefónica con este diario, Vivas, que es responsable de la atención a mujeres que sufren violencia de género en la ciudad de Palma, ha explicado que la casa de acogida para mujeres que sufren la violencia machista está prácticamente llena y "no esperamos que haya salidas, porque las mujeres que estaban optando a un puesto de trabajo y a abandonar las instalaciones, ahora se tienen que quedar dentro".

Recientemente su concejalía ha tenido que hacer una provisión de 300.000 euros para reservar 30 habitaciones de hotel para poder acoger a las mujeres víctimas y sus hijos e hijas, "pero si hay un brote por coronavirus tenemos que tener previsto que vamos a hacer y dónde las llevamos", afirma Vivas.

Según cálculos del Ayuntamiento, las tres entidades financieras disponen en Palma de unos 14 pisos o viviendas en perfectas condiciones y listas dar de alta los suministros, que podrían acoger entre 70 y 100 personas, si fuera necesario. Alguna de ellas, incluso en planta baja y con patio, que podrían acoger a mujeres con alta vulnerabilidad y diversidad funcional. 

"Lo que estoy pidiendo es colaboración", afirma Vivas. "Trabajar de forma conjunta porque es necesario dar respuesta a necesidades apremiantes en un momento histórico como el que estamos viviendo".

Deuda con la sociedad por 64.000 millones

La concejala recuerda en su escrito a las entidades financieras que tienen una deuda con la ciudadanía que ya afrontó un gran coste al rescatar a los bancos por un valor superior a los 64.000 millones de euros y "otros importantes movimientos fiscales para que su sector recibiera dinero público y otros beneficios".

Pero también aduce que en un momento como el actual en que se está poniendo a prueba la solidaridad y la fuerza de lo social como motor para dar respuesta a esta pandemia, "me genera un enrome estupor y desagrado" tener que habilitar pabellones y espacios deportivos para albergar a personas  cuando "existen pisos cerrados y vacíos que están listos para poder ser habilitados".

La misiva recuerda, por último, que "parte de ese dinero que ustedes recibieron también lo pagaron las mujeres víctimas de violencia machista de la ciudad de Palma y por tanto están ustedes en deuda con ellas y con la sociedad en su conjunto".