Público
Público

Violencia de género El Gobierno calcula en 188 las mujeres asesinadas por todas las formas de violencia machista desde 2018

Además de las asesinadas por sus parejas o experejas, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha afirmado este lunes que su ministerio ha recopilado datos sobre 64 mujeres asesinadas por otras violencias. Montero propone institucionalizar el pacto de Estado contra las violencias machistas para que se convierta en una política permanente más allá de 2022.

Montero pide 'dejar de lado cuestionamientos' sobre violencia machista
La ministra de Igualdad, Irene Montero en una comparecencia en el Congreso.

Público / Agencias

El Gobierno calcula que un total de 188 mujeres han sido asesinadas por formas de violencia machista desde el año 2018 hasta la actualidad. En concreto, 124 murieron a manos de sus parejas o exparejas (violencia de género) y otras 64 por otro tipo de violencia contra las mujeres.

Así lo ha manifestado este lunes la ministra de Igualdad, Irene Montero, durante su primera comparecencia ante la comisión de seguimiento y evaluación de las medidas del pacto de Estado contra la violencia de género.

Cabe recordar que según la ley orgánica contra la violencia de género vigente desde diciembre de 2004, nuestro país sólo reconoce como víctimas de esta violencia a las mujeres que sufran malos tratos o sean asesinadas por sus parejas o exparejas, y desde 2013 a los hijos e hijas de éstas. El resto de violencias no son recogidas y sistematizadas en las estadísticas.

Según la ministra, la delegación del Gobierno contra estas violencias trabaja en la recogida de datos estadísticos de los casos de asesinatos y homicidios de mujeres fuera del ámbito de la pareja o expareja. Durante su intervención, la ministra ha avanzado algunas de las cifras de este nuevo cómputo, si bien ha destacado que "esta información se encuentra en fase de revisión y análisis".

En octubre de 2018 la delegación del Gobierno emitió una orden a las comunidades autónomas para que comenzaran a registrar los datos de todas las asesinadas por violencias machistas, sin tener en cuenta su relación sentimental con el agresor. Ahora la ministra de Igualdad ha comenzado a desvelar alguno de estas cifras

En este contexto, fuera del ámbito sentimental, entre el 1 de enero de 2018 y el 11 de mayo de 2020 se han contabilizado 64 crímenes de mujeres. Concretamente, la cifra en 2018 fue de 22; en 2019, de 34; y en lo que va de 2020, el dato asciende a ocho.

Si estas 64 mujeres se suman a las 124 asesinadas a manos de sus parejas o exparejas contabilizadas en la estadística oficial de víctimas mortales por la violencia de género desde el 1 de enero de 2018 hasta hoy sumarían un total de 188. Las estadísticas recogen que en 2018 fueron asesinadas 51 mujeres; 55 en 2019 y en lo que va de 2020 han sido otras 18.

Además de los asesinatos y homicidios de mujeres, la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género también se comprometió a realizar una base de datos sobre casos de mujeres heridas graves (hospitalizadas al menos durante 24 horas) por violencia de género. Al respecto, entre el 1 de enero de 2018 y el 11 de mayo de 2020, se han registrado 111, tal y como ha avanzado Montero: en 2018 se contabilizaron 42, en 2019, 48; y en lo que va de año 2020, la cifra asciende a 20.

Institucionalizar el pacto de Estado.

Irene Montero afirmó, además, que su ministerio trabajará para institucionalizar el pacto de Estado contra las violencias machistas y que vaya más allá de su plazo de vigencia "para que esas políticas de protección ante todas las formas de violencia contra las mujeres duren y se establezcan como una política permanente", afirmó.

Este documento, aprobado en septiembre de 2017 en el Congreso de los Diputados tras más de seis meses de deliberaciones de una comisión creada ad hoc y que contiene más de 200 medidas, estaba concebido como un plan a cumplir en cinco años con una dotación total de 1.000 millones de euros. Ahora la ministra de Igualdad abre la puerta para que este plan y la financiación suficiente sea una política permanente de la acción del Estado.

En su comparecencia la Ministra ha recordado que este pacto hunde sus raíces en la lucha de los movimientos feministas que desde hace años venían reclamando que las violencias machistas fueran una cuestión de Estado. La ministra ha explicado que este pacto debería seguir siendo una política de estado más allá de su ámbito de aplicación, que acabaría en el 2022 que esté dotados con fondos suficientes. Esta actuación, afirmó la ministra, está alineada no sólo con el convenio de Estambul, sino con el resto de los tratados firmados y ratificados por España en materia de derechos humanos de las mujeres y está en consonancia con los Objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

La ministra ha expresado que una de las prioridades del Ministerio Igualdad es dar cumplimiento al Convenio de Estambul y, en base a él, mejorar los indicadores sobre todo tipo de violencia contra la mujer así como los mecanismos para poder "hacerles frente", prevenirlas y detectarlas.

Más noticias