"Se viene un golpe de Estado en el infierno": el tuit de Errejón y otras reacciones al adiós de Kissinger

Publicado el 30 de noviembre del 2023

Hay personas que dejan un vacío insoslayable, las hay también que pasan desapercibidas, como si el mundo fuera indiferente a su desaparición. Otras, en cambio, nos legan un presente peor, erigido sobre crímenes y sufrimiento.

La pérdida de Henry Kissingera tenor de las reacciones que ha suscitado su deceso en redes, se aproxima al último ejemplo. Las muestras de afecto y gratitud, que también las ha habido, han sido eclipsadas por un vendaval de comentarios que incurren en la desafección, cuando no directamente en la repulsa.

Es probable que en las próximas horas se sucedan las hagiografías y semblanzas. Es probable que su figura experimente un blanqueamiento express. No es descartable que Kissinger se nos presente como un hacedor de acuerdos y un diplomático de envergadura. Desconocemos, de hecho, si la historia –esa que escriben los que ganan– le absolverá, de lo que no nos cabe duda es de que Twitter ya tiene su veredicto:

Y es que la de Kissinger es una trayectoria siniestra, marcada por sus desmanes golpistas en Latinoamérica, fomentando el derrocamiento de líderes elegidos democráticamente y respaldando dictaduras en medio mundo. Una trayectoria que no ha pasado desapercibida y que muchos han querido impugnar a través de las redes sociales.