Ámsterdam no es sólo una de las ciudades más bonitas de Europa, sino también una de las más abiertas, vanguardistas y multiculturales. Esta ciudad se caracteriza por sus canales, bicicletas, puentes y museos, así como por un ambiente multicultural y tolerante.

Pero en la capital de los Países Bajos también hay espacio para el lujo y los negocios: en esta ciudad se alzan algunos de los rascacielos más altos de Europa. Además, son muchas las multinacionales que cuentan con una sede en Ámsterdam.

Ámsterdam
Fuente: Pixabay

Los visitantes de esta ciudad son muy variados: algunos viajan por el turismo cultural, otros por el ocio y otros por negocios. Sin embargo, también hay una gran proporción de visitantes que vuelan a Ámsterdam por todo un poco: ¿por qué hacer un solo tipo de turismo en una ciudad que te lo ofrece todo?

Ámsterdam es una ciudad vibrante en la que confluyen personas de todas las culturas y todos los estilos. Además, cuenta con una fisonomía encantadora que envuelve a los visitantes y convierte a la ciudad en un destino obligado para todos los amantes de la Europa más vanguardista y cosmopolita.

Si estás organizando un viaje a esta ciudad mágica y no quieres dejarte nada por descubrir, presta mucha atención a los cuatro consejos que te dejamos a continuación.

1. Elige un hotel con ubicación estratégica

Ámsterdam
Fuente: Pixabay

Para poder entender todos los conceptos y estilos de vida que tienen lugar en Ámsterdam, es importante recorrer buena parte de sus barrios. El ambiente que se respira en el área de negocios no es el mismo del barrio rojo o del centro urbano. Sin embargo, estos están más cerca de lo que piensas y, si te hospedas en una buena ubicación, podrás descubrirlos todos en un par de días.

En este sentido, una de las mejores zonas es Zuidas, donde se encuentra el distrito financiero pero también uno de los centros urbanos más bulliciosos. Además, en esta área es posible encontrar hoteles con todas las comodidades como, por ejemplo, el Innside Amsterdam. Se trata de un nuevo hotel en Amsterdam que refleja la energía de la ciudad a la perfección, combinando las instalaciones de trabajo con la oferta de ocio y cultura más transgresora.

A la hora de elegir tu alojamiento en Ámsterdam, también debes tener en cuenta cómo está conectado. Esta ciudad es muy extensa y de nada te servirá un buen hotel si no tienes forma de desplazarte.

Por eso, hemos elegido Zuidas como la zona perfecta. Aquí se encuentra la estación de tren Amsterdam Zuid y una estación de metro con conexiones directas a los puntos más convenientes: el aeropuerto de Schiphol, el centro de congresos RAI y el centro de la ciudad.

2. Piérdete por el centro de la ciudad

Amsterdam (Holanda)
Fuente: Pixabay

Somos de los que pensamos que una ciudad sólo se descubre caminando por sus calles y dejándose llevar. Además, el centro de Ámsterdam es el lugar perfecto para dejarse sorprender en un largo paseo por sus mercados, calles y canales.

Te recomendamos que inicies tu paseo en la plaza Dam. Esta ubicación es el corazón de la ciudad y en ella encontrarás tanto a autóctonos como a visitantes disfrutando del ocio y la vida rápida y callejera de Ámsterdam.

A esta plaza la rodean cientos de edificios históricos con un gran valor cultural, Entre ellos, destaca el Palacio Real, la antigua residencia de la realeza holandes. Si miras hacia el sur, también encontrarás la Estatua Conmemorativa Nacional, en memoria de los soldados caídos durante la Segunda Guerra Mundial.

A partir de aquí, empieza tu recorrido por la ciudad y déjate sorprender con todo lo que encuentres a tu paso. Las características calles empedradas te guiarán en este recorrido por la ciudad.

3. Visita los mejores museos de Europa

Rijksmuseum
Rijksmuseum

Uno de los principales motivos por los que visitar Ámsterdam es por sus museos. En el corazón cultural de esta ciudad, una zona llamada Museumplein, encontrarás tres museos de obligada visita: el Rijksmuseum, el Van Gogh Museum y el Stedelijk.

No lo lo dudes, sumérgete en estos maravillosos museos y disfruta del arte más cautivador. Eso sí, ten en cuenta que miles de turistas visitan a diario estos museos, por lo que será mejor que compres tu entrada con antelación para no quedarte fuera.  

4. Acude a una fiesta en el Sky Bar de moda

Como hemos visto, Ámsterdam es la combinación perfecta de tradición y vanguardia. Frente a la tradición y cultura de sus barrios céntricos y museos, nacen los Sky Bar, situados en los edificios más altos de la ciudad. En estos locales tienen lugar conciertos y sesiones de Djs, al más puro estilo cosmopolita.Uno de los más concurridos de la ciudad es el Sky Bar Cielo, situado en la planta 19 del hotel Innside Ámsterdam. Este bar – restaurante tiene unas vistas panorámicas de la ciudad impresionantes y en él se sirve cocina española de vanguardia y cócteles premium que incorporan ingredientes botánicos y especias exóticas.

*Contenido elaborado en colaboración con una marca