Publicado: 28.01.2014 13:11 |Actualizado: 28.01.2014 13:11

El FMI pide a los jueces 'manga ancha' con los despidos y a Rajoy que no prorrogue los convenios

El organismo que dirige Christine Lagarde sugiere que para que la reforma laboral del Gobierno surta efecto de verdad, se deberían igualar las indemnizaciones a los trabajadores con contratos temporales e indefinidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha traspasado todos los límites este martes sugiriendo a los tribunales españoles que para que la reforma laboral del Gobierno surta el efecto que el organismo que dirige Christine Lagarde espera, no debería hacer "una interpretación tan restrictiva" a la hora de llevar los casos de despidos. El presidente, Mariano Rajoy, también ha recibido una recomendación sobre empleo, y el FMI le pide que equipare la protección de contratos temporales e indefinidos, además de acabar con la prórroga automática de los convenios colectivos.

"La reforma introducida en 2012 promete una mejora significativa en el funcionamiento del mercado laboral al reducir el dualismo, la rigidez salarial y la falta de flexibilidad interna de las empresas", asegura el FMI en un estudio sobre cómo reactivar el crecimiento y el empleo en Europa. Sin embargo, no considera que la caída de los salarios que se ha producido desde el año 2010 haya sido suficiente para compensar la excesiva subida de los años anteriores, lo que según el estudio ha contribuido al aumento del paro.

Además, cree que el éxito de la reforma de Rajoy dependerá de su aplicación y asegura que "la eficacia de reformas pasadas se vio menoscabada, en parte, por una interpretación restrictiva por parte de los tribunales". Por todo ello, el Fondo sugiere al Gobierno que una manera de reforzar el nuevo marco laboral, sería "armonizando la protección de los contratos indefinidos y temporales y eliminando la indexación y la prórroga automática de los convenios colectivos expirados [ultraactividad]", lo que supondría suspender la prórroga de un año que estableció el Ministerio de Empleo tras negociar con los sindicatos.

En cuanto a las diferencias de protección, el informe del FMI resalta que el coste del despido injustificado en España oscila para los contratos indefinidos entre 33 y 45 días por año trabajado, algo que desde que entrara en vigor la reforma de Rajoy resulta exagerado, frente a una media de 21 días por año trabajado en la UE-15. En contraste, los costes de despido para los contratos temporales se limita a 9 días. "Esta amplia brecha es responsable del uso de una gran proporción de trabajadores temporales como un mecanismo de seguro contra shocks adversos", apunta el Fondo.

Por lo que se refiere a los salarios, el estudio subraya que la compensción laboral nominal en España aumentó 6 puntos porcentuales y 4 puntos en 2008 y 2009, frente a la moderación salarial en el resto de la UE. "Los salarios se han moderado desde 2010 por los acuerdos entre los agentes sociales, pero la caída en la compensación laboral real desde 2010 no ha sido suficiente para contrarrestar el diferencial acumulado creado entre 2008-2009", dice el FMI.

En ausencia de progresos suficientemente rápidos para mejorar la reforma laboral, el informe apuesta por preparar "planes de contingencia, por ejemplo, avanzando hacia un sistema optativo para la negociación colectiva".

A juicio del FMI, la elevada tasa de paro en España no se explica únicamente por el estallido de la burbuja inmobiliaria sino que "se debe en gran parte a la rigidez salarial, la insuficiente flexibilidad de las condiciones laborales y el alto dualismo del mercado laboral".