Publicado: 01.12.2010 09:41 |Actualizado: 01.12.2010 09:41

Menos impuestos para las pymes y más privatizaciones

Zapatero anuncia el fin de la ayuda de 426 euros a los parados que no tienen otras prestaciones, la rebaja de impuestos a pequeños empresarios y la privatización parcial de los aeropuertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno dio ayer un nuevo paso a la derecha a juzgar por las críticas de la izquierda minoritaria y de los sindicatos y la bendición de las patronales y sorprendió al PP al anunciar otro paquete de medidas "para favorecer la inversión económica y el empleo" que aprobará maña-na el Consejo de Ministros.

"¿Va a hacer usted algo que permita a las pymes sobrevivir y crear empleo?", preguntó descreído el líder del PP al jefe del Ejecutivo durante la sesión de control del Congreso. Sin retórica alguna, Zapatero enunció nueve iniciativas que anuncian rebajas fiscales para las pymes, privatizaciones parciales de Aena y Loterías del Estado y el fin de la ayuda de 426 euros destinada hasta ahora a los parados que habían agotado su prestación, entre otras medidas.

Zapatero suspende su viaje a la Cumbre Iberoamericana para pilotar el plan

El golpe de efecto descolocó a los conservadores. Mariano Rajoy y su equipo económico se vieron obligado a hacer todo tipo de equilibrios para no dar su apoyo a un conjunto de iniciativas que hasta ahora reclamaban como suyas.

El jefe del Ejecutivo anunció una bajada del Impuesto de Sociedades para las pequeñas y medianas empresas objeto permanente de atención electoral del PP y la generalización de la libertad de amortización en este tributo hasta 2015, que hasta ahora estaba prevista hasta 2012 y sólo para empresas de reducida dimensión o que mantengan su nivel de empleo. Además, el Gobierno eliminará a las pymes la obligación de financiar a las Cámaras de Comercio y reducirá los plazos y costes para la creación de empresas, entre otras medidas para estimular a los pequeños emprendedores.

Cospedal aplaude las reformas, Montoro las critica y Rajoy las ve "bien"

Zapatero completó su anuncio con tres epígrafes más relacionados con el empleo: el Ejecutivo pondrá fin a la ayuda de 426 euros para parados sin más prestaciones, con el fin de destinar ese dinero a incrementar la plantilla de orientadores de los servicios públicos de empleo; regulará las agencias privadas de colocación, y extinguirá de forma progresiva el régimen de Clases Pasivas del Estado que protege a los funcionarios, que ahora se incorporarán al Régimen General de la Seguridad Social cuando ingresen en la Administración.

Un paquete de medidas liberalizadoras cierra la nómina de novedades: "Vamos a privatizar el 30 % de la futura Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado, a dar entrada en la gestión de los aeropuertos y en la prestación de los servicios aeroportuarios al 49% de capital privado" y a privatizar también la gestión de los aeropuertos de Barajas, en Madrid, y El Prat, en Barcelona, señaló Rodríguez Zapatero.

"En definitiva, se trata de un paquete de medidas que espero que pueda contar con la aprobación de su señoría en esa actitud permanente constructiva que sus iniciativas rezuman cada día", concluyó el jefe del Ejecutivo, para rematar su emboscada de novedades contra un Rajoy con la cabeza hundida sobre las notas manuscritas en las que intentó atrapar el anuncio.

"Celebro que agradezca mi actitud constructiva", improvisó el líder de la oposición. "Nos ha anunciado el enésimo paquete de medidas que dice que va a traer a esta Cámara y lo que yo le llevo demandando, constructivamente, desde hace mucho tiempo, es un plan económico global", se limitó a apuntar Rajoy, tras denunciar que el Gobierno ha rechazado hasta ahora cuantas bajadas fiscales ha pedido insistentemente el PP.

Rajoy no acertó siquiera a concluir su propuesta estrella: "Ya no tiene excusas, lleva seis años y medio, lo ha hecho muy mal, si no quiere convocar". Agotados sus dos minutos y medio reglamentarios, su micrófono se silenció, la palabra elecciones se cayó de su frase y el adelanto que reclama en cada cara a cara quedó aguado.

Ajena al análisis que comenzaba a hacer el equipo económico del Partido Popular, su número dos, María Dolores de Cospedal, se lanzó en apoyo a las reformas, cuyo anuncio la sorprendió en el transcurso de una entrevista en la Ser: "Es una medida que va en la buena dirección; qué pena que no se haya tomado antes, pero bienvenida sea".

Fue el comienzo del viaje de ida y vuelta que recorrió ayer el PP. Minutos después de que Cospedal respaldara la iniciativa, el portavoz económico del partido conservador se apresuró a mostrarse en contra. Las medidas, dijo, "son fragmentarias e inconexas y van en el sentido contrario" a la salida de la crisis, sentenció Cristóbal Montoro desde su escaño.

El responsable de economía del PP ahondó distancias poco después al hacer una "valoración negativa" del anuncio y tachar las medidas de "improvisadas e insuficientes" a pesar de reclamar su paternidad. "Son propuestas del PP, pero si se sacan de su contexto van a producir frustración y no van a resolver los problemas", argumentó para cerrar el círculo de la contradicción.

Ya por la tarde, el partido conservador volvió a estar de acuerdo: "Van en la buena dirección, pero no son el plan de reformas estructurales que necesita España", se enmendó Rajoy para corregir las críticas de su propio partido. Lacónico, el líder del PP señaló en Barcelona que las ve "bien", aunque sean "aisladas" y a pesar de que, a su juicio, "los planes de Zapatero no sirven para nada".

Y, para completar la paradoja, después de varios días poniendo en duda la fortaleza de la economía española e incluso la de la banca, Rajoy aseguró que "no hará falta un rescate" porque España tiene "muy buenos fundamentos", informa Rosa Fernández.

A diferencia del PP, los dos grupos nacionalistas mayoritarios aceptaron sin complejos el catálogo de propuestas. El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, señaló que las medidas "van en la buena dirección, aunque eso no signifique que sean suficientes", y pidió prudencia hasta "ver concretada negro sobre blanco" el detalle de cada iniciativa.

El PNV también acogió de forma favorable el anuncio, tras el que advirtió un intento por calmar la situación financiera. "Era lo que el sentido común indica que hay que hacer" señalaron desde la dirección del Grupo Vasco, que evitó mayores aplausos.

Prueba de la importancia que el Gobierno otorga a sus propuestas es la decisión del jefe del Ejecutivo de suspender ayer mismo el viaje oficial que tenía previsto iniciar a Bolivia y Argentina para poder presidir mañana el Consejo de Ministros que alumbrará el paquete de reformas.

Zapatero escenifica así el máximo rango que confiere a estas medidas, al ausentarse de la XX Cumbre Iberoamericana que se celebrará mañana y pasado en Mar del Plata. Es la primera vez que un jefe del Ejecutivo español no acude a esta cita y a eso se aferró Rajoy para criticar la decisión y exigir a Zapatero que explique los motivos. La cita es "fundamental para la política exterior", subrayó el líder del PP, aunque entendió que el presidente quiera estar en España "con la que está cayendo".

La cancelación del viaje coincide, además, con la presencia en España de la subsecretaria de Asuntos Internacionales del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Laes Braynard, enviada por el presidente Obama para conocer la realidad de la economía española y testar su fortaleza frente al acoso de los mercados. Braynard afirmó ayer en un comunicado el respaldo norteamericano a "los esfuerzos" de Zapatero.

1. Fin de los 426 euros

La ayuda de 426 euros a los parados sin protección terminaba en febrero. A partir de esa fecha no se renovará.

2. Más orientadores

Para favorecer la empleabilidad de los desempleados se prorroga el programa de 1.500 orientadores y se incrementa su número hasta 3.000.

3. Rebaja fiscal

El presidente anunció una rebaja fiscal en el impuesto de sociedades a pymes. El Gobierno ampliará la base imponible para las empresas que tributan al tipo reducido del 25%, desde los 120.000 euros actuales de beneficio hasta los 300.000. Se considerará pyme a la que facture menos de 10 millones de euros.

4. Sin cuota cameral

Se elimina la obligación de todas las empresas y autónomos a pagar este canon a las cámaras de comercio.

5. Libertad de amortización

Se generaliza la libertad de amortización en el impuesto de sociedades hasta 2015.

6. Privatizaciones

El Gobierno privatiza el 30% de Loterías y Apuestas y el 49% de Aena. El Prat y Barajas tendrán gestión privada.

7. Funcionarios

Los funcionarios públicos de nuevo ingreso se integrarán en el Régimen General de la Seguridad Social y no en el de Clases Pasivas del Estado.

8. Agencias de colocación

Autorizar la rápida constitución de las agencias privadas de colocación y fijar las condiciones de su actuación.

9. Empresas exprés

Normas para reducir los costes y plazos para crear una empresa.