Publicado: 05.11.2015 17:49 |Actualizado: 05.11.2015 17:49

Un dinosaurio cojo paseó por La Rioja hace 120 millones de años

Unos investigadores analizan 31 huellas fósiles halladas en el yacimiento de El Barranco de la Canal, cercano al municipio riojano de Munilla

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Análisis de las huellas del dinosaurio. EUROPA PRESS

Análisis de las huellas del dinosaurio. EUROPA PRESS

BARCELONA.- Un dinosaurio cojo paseó por La Rioja hace unos 120 millones de años. Eso es lo que muestra un estudio encabezado por investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) que ha revelado una patología en el pie izquierdo de un dinosaurio ornitópodo a partir del análisis de las huellas encontradas en el yacimiento de El Barranco de la Canal, cerca de Munilla (La Rioja).

El animal caminaba de forma irregular probablemente a causa del dolor provocado por la lesión, según ha informado este jueves el ICP en un comunicado.

Las huellas fósiles que los dinosaurios dejaron impresas en el sedimento proporcionan mucha información sobre diversos aspectos del animal en vida, permiten inferir su medida, cómo se movía, velocidad de desplazamiento, grupo al que pertenecía e, incluso, detectar si presentaba alguna patología.



El estudio, encabezado por la investigadora del ICP Novella Razzolini y publicado por la revista 'Cretaceous Research', ha analizado un rastro formado por 31 huellas que dejó un dinosaurio ornitópedo en el yacimiento riojano.

Mediante técnicas láser y fotogametría 3D, los investigadores han determinado que el dinosaurio padecía una lesión en el segundo dedo del pie izquierdo, lo que provocaba una forma de caminar irregular: "Observamos que los pasos izquierda-derecha son significativamente más cortos que los pasos derecha-izquierda, lo que hace pensar en una cojera provocada por la lesión", ha afirmado Razzolini.

Además de analizar la amplitud de los pasos, otro aspecto es que las huellas del pie izquierdo tienen una morfología diferente que las del derecho, ya que en el primero se observa como el segundo dedo se solapa con el tercero.

Los ornitópodos constituyen un extenso grupo de dinosaurios herbívoros, y las huellas encontradas en este yacimiento probablemente pertenecen a un ornitópodo iguanodóntido, animales que podían llegar a los 11 metros de largo y dos de altura.