Publicado: 14.04.2015 10:28 |Actualizado: 14.04.2015 10:53

"El problema no es entre Catalunya y España;
está en el FMI y los que controlan la economía"

Dorian celebra orgulloso su primera década de existencia con 'Diez años y un día', un disco de grandes éxitos en el que también se atreven con el catalán y la canción protesta.

Publicidad
Media: 4.43
Votos: 7
Comentarios:
Dorian, con Marc (centro) y Belly entre el resto de la formación.

Dorian, con Marc (centro) y Belly entre el resto de la formación.

Quedan con Público en una terraza a la sombra de una plaza en pleno centro de Madrid. Hablamos con dos de los integrantes de Dorian, Marc, el compositor y voz, y Belly, la indispensable esencia femenina al piano, teclados y programaciones. Han pasado ya diez años desde sus inicios, allá por el 2004. Mucho ha llovido desde entonces para los cinco integrantes de la ya consolidada banda indiepop, cuyas trabajadas letras traspasan las fronteras de nuestro país y se viven, con la misma o incluso más intensidad, también al otro lado del charco. Aseguran no haberse aburguesado con el paso de los años y haber crecido y evolucionado como grupo.

Este miércoles sale a la venta su último trabajo, Diez años y un día, en el que unos Dorian más maduros pero igual de soñadores reinterpretan clásicos como A cualquier otra parte o Verte amanecer, versean a Neruda en Arrecife y le plantan cara a los políticos con la melódica Ara, una delicada elegía cantada en catalán (que aseguran, era su asignatura pendiente) que habla del “profundo divorcio que existe entre la clase política y la ciudadanía”. Madrid tendrá la oportunidad de escuchar su música el 21 de mayo en la sala Joy Eslava para una vez más poder, a través de sus letras, quizás, transportarnos a 'cualquier otra parte'.




¿Cómo se llevan los ‘Diez años y un día’?
Marc: Hostia, ¡buena y difícil pregunta!
Belly: Somos una banda en la que los lazos se han ido estrechando más todavía con el paso de los años. No hemos perdido la ilusión del primer momento y eso es bastante destacable. Ya considero mi banda como mi familia. Hemos formado definitivamente un grupo muy sólido y ahora funcionamos mejor incluso.
Marc: Creo que como es obvio, con el paso del tiempo las bandas van evolucionando. La relación dentro de los grupos cambia como pasa con las personas. Pero creo que la esencia sigue intacta, esa ilusión cuando nos lanzamos a una nueva aventura, esas ganas por viajar, por descubrir varios países y explorar nuevos mundos. Seguimos siendo unos chavales con ganas de comernos el mundo. Dorian no se ha aburguesado con el paso del tiempo.

"Seguimos siendo unos chavales con ganas de comernos el mundo"

Uno de vuestros clásicos es el tema A cualquier otra parte. Habéis grabado mucho fuera de España, sobre todo en América Latina. ¿Tenéis a veces esa necesidad de escapar y de estar en cualquier otra parte?
Marc: Bueno Diez años y un día está grabado a caballo entre Barcelona y México D.F. Pero sí, respondiendo a tu pregunta, no solemos trabajar en Barcelona sino en una masía muy hermosa a las afueras y donde vivimos ahora, cerca de los Pirineos. El contacto con la naturaleza ha marcado el barniz acústico que tiene el disco.


Vuestras letras suelen contener citas de obras literarias, ¿habéis incluido alguna en los temas inéditos del nuevo trabajo?
Marc: Sí, en Arrecife hay un guiño a la novela Bajo el Volcán de Malcolm Lowry. Se trata de una obra muy importante del siglo XX situada justamente en México, que habla de un cónsul británico y de su proceso de autodestrucción a través del alcohol. Y, como, bajo el volcán aparecen arrecifes. Como dice la canción: “Hemos vivido bajo el volcán, hemos cruzado el mismo desierto, Sé que aprendiste a escribir versos, cuando empezaste a sumar inviernos” (cita literal parte del nuevo tema). Y también hay un verso dedicado a esa Canción desesperada de Neruda. Suelo hacer guiños literarios en mis letras que, si conoces las citas de las que hablo, es maravilloso, pero sino, igual de bonito te va a parecer, y de hecho las puedes hacer tuyas. En las letras, Dorian tiene frases desde de Cortázar hasta Cervantes. Las dejo como huellas y quien las pille al vuelo, fantástico.

"El contacto con la naturaleza ha marcado
el barniz acústico que
tiene el disco"


España está pasando por una situación difícil. Ara es una de las canciones inéditas del disco, en catalán y muy reivindicativa. ¿Qué queríais transmitir con ella?
M: Ara es una canción que habla del profundo divorcio que estamos viviendo actualmente entre la clase política y la ciudadanía. No es la primera canción de este tipo que componemos, hace años ya lo habíamos hecho. Nuestro segundo disco es un álbum que tiene un gran componente de protesta y lo hicimos antes de que estallara la crisis. Se llamó El futuro no es de nadie porque veíamos venir la que iba a caer. En el telediario parecía que todo iba genial y mirabas a tu alrededor y era otra cosa.

Dorian en directo

Dorian, en directo

"Nuestro segundo disco ya tenía un gran componente
de protesta y lo hicimos antes de que estallara la crisis"

B: Y ahora, Ara, de alguna manera, recoge el espíritu de ese disco. En ella hablamos de todas las cosas que nos producen un profundo asco y hastío, de lo que es la clase política actual.

Hay muchos grupos que están retomando esta manera de protestar, desde la música. ¿Cómo veis esto?
AMBOS: Nosotros celebramos que haya artistas como Vetusta Morla o Nacho Vegas que estén hablando de estas cosas. Sobre todo porque sabemos que lo hacen de forma sincera.
M: Yo el otro día pensaba, que aunque es verdad que el arte no puede cambiar, si el mundo está como está con arte, no nos queremos imaginar cómo estaría sin.
B: La música siempre ha sido un medio de comunicación muy potente. Aunque sí es verdad que más en unos géneros que en otros. El pop ha sido siempre en esto más complejo, no ha tenido tanto contenido social, pero es normal que si España está jodida los grupos quieran hablar de esta realidad.

¿El catalán era vuestra asignatura pendiente? ¿Por qué en Ara?
Marc: Ara es en catalán porque así salió, de manera natural, que es lo chulo. Sumado a que somos catalanes y era una asignatura pendiente que teníamos. Así que cumplimos de alguna manera esa deuda que teníamos con nuestro idioma materno. Estamos contentos de que haya sido con una canción tan bonita y simbólica como ésta.

"Es normal que si España está jodida los grupos quieran hablar de
esta realidad

Aunque puede ser algo difícil. ¿Tenéis alguna canción favorita?
Belly: Bueno, yo tengo una favorita. Es El temblor, un tema que me fascina. Me acuerdo aún cuando Marc la presentó, me puse a llorar. Me parece que es una canción muy mágica.
Marc: Sí, El temblor es una canción muy hermosa, es un tema que habla de Argentina y de México, de amor y de desesperación también, de lo difícil que es a veces ser feliz, encontrar nuestro lugar en el mundo. También resaltaría Verte amanecer, que tiene un verso que con los años se ha hecho muy popular: “Para qué creer en Dios, si él no cree en nosotros”, y sabemos que para el público ésta y La tormenta de arena son muy especiales.
Belly: Cada canción viene impresa con la marca de una época, de cada etapa del grupo y cuando las contextualizas todavía ganan más poder emocional.

Sois catalanes, ¿la cuestión catalana cómo lo vivís? 
Marc: Somos catalanes pero tenemos familias que vienen de otros sitios. Tenemos un amor profundo por la literatura y la lengua catalana y opinamos todos que si el pueblo catalán decidiera en algún momento la independencia nos parecería bien, al igual que si la mayoría decide que no, también. Los cinco pensamos que el problema de Catalunya y España no es entre la gente, está en unos señores que controlan la economía, los bancos. Está en el FMI, está en la UE, que es una farsa, y está en los paraísos fiscales, el cáncer del mundo. Al contrario, estaríamos buscando enemigos donde no los hay. Sin duda el verdadero enemigo de Catalunya y España son las termitas que devoran por dentro el Parlamento Europeo y la especulación financiera. Creemos que tiene solución y no es tan difícil. Los más urgente es conseguir terminar con los paraísos fiscales, no solo Catalunya sino en todo Europa, y para eso hay que unirse y plantarle cara a los de arriba.