Publicado: 07.09.2016 18:59 |Actualizado: 07.09.2016 18:59

Springsteen reconoce que sufrió una fuerte depresión cuando cumplió 60

Lo cuenta todo en su autobiografía, a la que ha titulado 'Born to run'.  También anuncia nuevo disco para el próximo año.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
/ PATRICIA CANO.

El próximo disco de Springsteen tendrá un cariz de cantautor, "con muchas cuerdas e instrumentación"/ PATRICIA CANO.

MADRID.— Solo un auténtico boss seguiría dando conciertos maratonianos de cuatro horas a punto de cumplir los 67. Ese es Bruce Springsteen, el ídolo intertemporal que ahora publica su autobiografía a la que ha titulado igual que una de sus más bellas obras de arte: Born to Run. Un disco del año 1975 que cuenta con una portada mítica e icónica en la que Springsteen se apoya en el hombro del saxofonista de la E Street Band Clarence Clemons mientras sostiene una Fender. Para esa instantánea se tomaron cerca de 900 retratos disparados por el fotógrafo Eric Meola en una sesión que duró tres horas.

"Estuve fatal desde que cumplí 60 hasta los 62. Luego bien un año y otra vez mal mientras tuve 63 y 64. No es una buena estadística"

Pero esos eran otros tiempos que ahora pasan a estar inmortalizados en esa autobiografía donde el artista estadounidense se descubre y habla de la depresión que le acecha desde que traspasó la barrera de los sesenta. "Uno de los puntos que abordo en el libro es que donde quiera que estés o con quiera que estés, la depresión nunca te deja. Nunca conoces sus parámetros. ¿Puedo enfermarme lo suficiente al punto de parecerme más a mi padre de lo que podría?". A su progenitor lo define "un poco como un personaje de Bukowski". "Estuve fatal desde que cumplí 60 hasta los 62. Luego bien un año y otra vez mal mientras tuve 63 y 64. No es una buena estadística".

Quizá pocos podrían haberlo adivinado puesto que esos cinco años siguió muy activo, componiendo y dando sus ya míticos conciertos. En ese periodo publicó Wrecking Ball, su decimoséptimo disco de estudio. En ese álbum, el corte número seis tenía un título revelador: This depression. 

"Este hombre necesita una pastilla"

Fue su mujer, Patti Scialfa la que se dio cuenta de que la situación iba a peor y decidió llevarle al médico porque "este hombre necesitaba una pastilla". Y no era la primera depresión que tuvo Springsteen puesto que ya conoció el lado oscuro de la mente en los años ochenta. Patti asegura no sentirse especialmente cómoda con esas páginas del libro, "pero ese es Bruce y creo que es genial para él escribir sobre la depresión. Mucho de su trabajo sale de sus intentos de superar esa parte de sí mismo". 

Portada del Born to run.

Justo en esa lucha contra la depresión también tuvo que afrontar una operación quirúrgica debido a un adormecimiento crónico en el lado izquierdo de su cuerpo, que estaba impidiendo su forma de tocar la guitarra. El problema era una vértebra en el lado izquierdo de su cuello, por lo que tuvieron que abrirle la garganta y atar temporalmente sus cuerdas vocales para que los cirujanos pudieran trabajar.

Nuevo disco para 2017

El pasado fortalece el presente de Bruce Springsteen quien promete no parar, de momento. Acaba de anunciar nuevo disco de estudio para el próximo año, ya sin su E Street Band porque "es un disco solista, más como cantautor. Un disco de pop con muchas cuerdas e instrumentación". El propio Springsteen lo comparaba con las colaboraciones que en los sesenta hacían Jimmy Webb y Glen Campbell.

De momento, sigue su gira y pronto Born to run, la autobiografía, llegará a las tiendas acompañada de una banda sonora que repasará su carrera e incluirá cinco temas inéditos. Springsteen no saca disco desde el Wrecking Ball de 2012. Ese fue el primer trabajo que grabó tras la muerte de su bajista Clemons, el hombro sobre el que se apoyó en la leyenda del Born to run.