Publicado: 13.09.2016 20:01 |Actualizado: 13.09.2016 22:16

Hackers rusos entran en la base de datos de la AMA y acusan a Biles y a las hermanas Williams de doparse

El grupo Fancy Bear, también acusado de entrar en la base de datos del Partido Demócrata de EEUU, denuncia que las deportistas "han obtenido autorizaciones para doparse" durante los Juegos Olímpicos sin que supiera

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Simone Biles, durante los Juegos Olímpicos de Río. REUTERS/Mike Blake

Simone Biles, durante los Juegos Olímpicos de Río. REUTERS/Mike Blake

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha confirmado este martes que ha recibido un ciberataque por parte del grupo de espionaje ruso llamado Tsar Team (APT28) y también conocido como Fancy Bear.

Según la agencia, este grupo accedió ilegalmente a la base de datos del Sistema de Administración y Gestión Antidopaje (ADAMS) de la AMA a través de una cuenta del Comité Olímpico Internacional creada con motivo de los Juegos de Río 2016.

Fancy Bear accedió a información de deportistas, entre ellos datos médicos confidenciales, tales como exenciones por uso terapéutico de medicamentos en los Juegos de Río 2016 autorizadas por federaciones internacionales y organizaciones nacionales antidopaje. "Han hecho públicos algunos de los datos y han amenazado con dar a conocer más", señala la AMA en una nota de prensa.



Los deportistas que han aparecido en esa filtración son la gimnasta Simone Biles, la jugadora de baloncesto Elena Delle Done y las jugadoras de tenis Serena y Venus Williams. Aparecen sus nombres con un documento de exención por el uso terapéutico de medicamentos que darían positivo.

El grupo de hackers, también acusado de entrar en la base de datos del Partido Demócrata de EEUU, denuncia que las deportistas "han obtenido autorizaciones para doparse" durante los Juegos Olímpicos sin que supiera. "Sin ningún lugar a dudas, no se puede ni hablar de cualquier implicación de Moscú, del Gobierno y de los servicios rusos en acciones de este tipo", dijo a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.