Publicado: 13.09.2016 20:19 |Actualizado: 13.09.2016 20:19

FCC recorta en 414 millones su deuda al amortizar anticipadamente casi toda su emisión de bonos

El grupo trabaja para refinanciar antes de fin de año la mitad del pasivo que le queda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La presidenta de FCC, Esther Alcocer Koplowitz, y el consejero delegado, Carlos Jarque, en la junta de accionistas del grupo de construcción y servicios. E.P.

La presidenta de FCC, Esther Alcocer Koplowitz, y el consejero delegado, Carlos Jarque, en la junta de accionistas del grupo de construcción y servicios. E.P.

MADRID.- El grupo de construcción y servicios FCC ha amortizado anticipadamente casi la totalidad (el 92%) de la emisión de bonos convertibles que lanzó en 2009 y que vencía en octubre de 2020, al comprar títulos por 414 millones de euros, según informó el grupo.

Con esta operación, la compañía controlada por el multimillonario mexicano Carlos Slim da un paso más en la reducción de su endeudamiento, actual objetivo estratégico del grupo tras el saneamiento realizado en los últimos años.

La amortización del grueso de sus bonos permite a FCC recortar un 10,6% su deuda con recurso, que queda situada en unos 3.463 millones de euros, y un en 9% el endeudamiento neto total, hasta alrededor de 4.000 millones.



Además, supone un ahorro de gastos financieros, dado que los bonos devengaban un cupón fijo anual del 6,5% pagadero semestralmente. El grupo ha destinado el efectivo y la caja con que contaba a este pago anticipado de deuda.

Tras liquidar casi la totalidad de los bonos, FCC sigue actualmente trabajando en la refinanciación del 50% de su deuda bruta, "analizando diferentes alternativas para rebajar su coste financiero", según datos de la compañía que recoge Europa Press.

La disminución de deuda constituye además la condición que la empresa tiene que cumplir para recuperar el pago de dividendo, suspendido desde 2013, y alcanzar así otro de sus objetivos pendientes.

Camino hacia el dividendo

En concreto, según lo pactado con sus bancos, para poder pagar dividendo, FCC debe tener una deuda financiera neta inferior a cuatro veces su beneficio bruto de explotación (Ebitda), haber amortizado al menos 1.500 millones de la financiación acordada en 2014 y generar un Ebitda recurrente superior a 750 millones de euros.

Con este fin, el grupo suma la amortización de los bonos y la futura refinanciación del resto de su pasivo a los pasos que ya ha venido dando en este sentido.

FCC liquidó a comienzos de año el grueso del 'tramo B' de su deuda, el más complicado, dado su alto coste y el derecho de conversión que daba a los bancos en caso de impago.

La compañía destinó a este fin el grueso de su ampliación de capital de 700 millones de euros, la operación que además supuso que Carlos Slim se hiciera con el control del grupo, donde actualmente ostenta el 61% del capital, por delante de Esther Koplowitz, que mantiene un 20%

Asimismo, este verano, FCC logró liquidar una cuarta parte del pasivo de Cementos Portland, al reestructurar la deuda de su negocio en España. Para ello, realizó una aportación convertible a la filial que reestructuró con los bancos otros 535 millones.

Litigio con los bonistas

No obstante, la liquidación de casi toda su emisión de bonos no supone a FCC poner fin al litigio que mantiene con un grupo minoritario de bonistas, que enero de 2015 reclamaron precisamente que se les pagara anticipadamente los títulos.

Estos bonistas acudieron entonces a los tribunales al considerar que la reestructuración de deuda que FCC acordó en 2014 constituía un supuesto para reclamar la conversión.

En abril de ese año un juez inglés reconoció el derecho de conversión de los bonos, si bien FCC recurrió esta decisión, que aún está pendiente de resolución. Los bonistas, no obstante, no han promovido iniciativa alguna para reclamar formalmente la recompra.