Público
Público

Los técnicos de Hacienda alertan de una desviación de 12.000 millones en el objetivo de ingresos de Montoro 

El sindicato Gestha dice que la prórroga presupuestaria arrastra un desfase  "que volverá a comprometer el objetivo de déficit del próximo año", fijado en el 3,1% del PIB.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4
Comentarios:

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la reunión preparatoria de la Conferencia de Presidentes. EFE/Chema Moya

MADRID.- Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han advertido que los datos de la ejecución presupuestaria de 2016 evidencian un claro desfase entre lo presupuestado por el Gobierno y lo realmente recaudado, lo que, a su juicio, acarreará nuevas subidas de impuestos en 2017.

En concreto, Gestha señala que existe una desviación de 12.238 millones de euros, debido al aumento en 3.448 millones de los ingresos tributarios que el Ejecutivo estimó en los presupuestos de este año y a la pérdida de 8.750 millones hasta noviembre de derechos reconocidos por tributos para sufragar los gastos del Estado.

En el análisis realizado por los técnicos, se explica que las previsiones del Gobierno fallaron en cuanto a recaudación de impuestos directos y cotizaciones sociales, impuestos indirectos, tasas, precios públicos y otros ingresos. Estas diferencias entre lo estimado y lo que realmente se ha recaudado suponen un desfase de 8.750 millones de euros menos en los once primeros meses de 2016 y un descenso de la recaudación del 7,1%.

Para cumplir con la previsión del Gobierno de aumentarla en el conjunto del año en un 5%, sería necesario que en este mes de diciembre se recaudasen 12.238 millones de euros más que lo recaudado en el mismo mes de 2015, una misión que a los técnicos de Hacienda se les antoja "una misión imposible".

En este contexto, creen que la prórroga presupuestaria "arrastrará una desviación de ingresos que volverá a comprometer el objetivo de déficit del próximo año", fijado en el3,1% del PIB.

Para cumplir con las exigencias de Bruselas, Gestha prevé que las subidas impositivas aprobadas en los últimos meses continuarán en 2017.

Medidas recaudatorias que no solucionan

Además, señala que medidas como la recuperación del pago mínimo adelantado del Impuesto de Sociedades, los aumentos impositivos en tabaco y alcohol y nuevos límites a las deducciones y compensaciones fiscales en el Impuesto de Sociedades se están aprobando de forma "apresurada" y que "no ponen solución al agujero recaudatorio de Sociedades en España", que se ha hundido un 46,6% desde 2007.

"A pesar de las subidas de impuestos que se han acometido en los últimos años, España sigue teniendo, a día de hoy, un diferencial de presión fiscal, incluida las cuotas de la Seguridad Social, de casi 54.000 millones menos que la media de la UE", alerta Gestha.

Para terminar con este "desfase fiscal", los técnicos ven necesario abrir un debate "lo más amplio posible" que finalice con una propuesta de reforma fiscal integral que permita "disponer de recursos suficientes para atender a los gastos públicos e inversiones, reducir el déficit y el endeudamiento y lograr una mayor redistribución de la renta y la riqueza entre los ciudadanos".

Consideran que la vía adecuada para ello pasaría por una reorganización tanto de la Agencia Tributaria Estatal (AEAT), para que funcione "de forma más independiente de las injerencias políticas o económicas", como de la Intervención General de la Administración del Estado, para conseguir un "más eficaz control" del gasto público.

Otras recomendaciones incluyen aplicar un plan "eficaz y realista" de lucha contra el fraude y la elusión fiscal, para lo que sería fundamental aumentar las responsabilidades de la plantilla de la AEAT con exigencia de su cumplimiento, así como dotarla de más medios.