Publicado: 25.11.2015 12:54 |Actualizado: 25.11.2015 17:59

En 2016 hará, previsiblemente, más calor que este año

"Estamos experimentando un intenso episodio de 'El Niño', cuya potencia va en aumento. Su influencia se deja ver en las condiciones meteorológicas de muchas zonas del mundo y ha provocado un mes de octubre excepcionalmente cálido", declaró el secretario general de la OMM, Michel Jarraud.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La OMM advierte que 2016 podría ser aún más cálido.- EFE

La OMM advierte que 2016 podría ser aún más cálido.- EFE

MADRID.- El año 2015 va camino de convertirse en el año más cálido de todos los tiempos y el año próximo, 2016, podría ser incluso más caluroso a consecuencia del fenómeno meteorológico de 'El Niño', según ha anunciado este miércoles en Ginebra el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Michel Jarraud.

La OMM ha presentado el avance meteorológico del año 2015, a falta de un mes para que concluya este periodo y, de momento, ha avanzado que las temperaturas de la superficie del planeta estuvieron a punto de alcanzar lo que se conoce como "simbólico y significante" nivel de 1 grado centígrado por encima de la era preindustrial. Además, en la conferencia se ha expuesto que este incremento se debe a una combinación de un 'Niño' fuerte y del calentamiento global inducido por el hombre.



Según precisa la OMM en el avance preliminar, que analiza el periodo enero-octubre, la temperatura global del planeta fue de 0,73 grados centígrados sobre la media del periodo 1961-1990, que es 14 grados centígrados, y aproximadamente 1 grado centígrado por encima de la etapa preindustrial, con datos de 1880 a 1899.

"Esto son todo malas noticias para el planeta", ha advertido el secretario general de la OMM en un comunicado. El informe destaca también que los años 2011 a 2015 también han sido el lustro más cálido, con temperaturas récord de 0,57 grados centígrados sobre el periodo de referencia 1961-1990.

Las temperaturas globales del planeta no tienen precedente en este periodo y en "bastantes" áreas, incluido Estados Unidos continental, Australia, Europa, Sudamérica y Rusia, se han roto los récord de temperaturas máximas existente con "amplio margen".

Asimismo, la OMM subraya que los diez años más cálidos se han registrado a partir de 1998 y ocho de estos diez ocurrieron desde 2005. Del mismo modo, advierte de que 2016 podría ser aún más cálido ya que desde que los niveles de gases de efecto invernadero a la atmósfera han aumentado hasta un nuevo récord este año y de forma consecutiva durante los últimos treinta años, y a causa del fenómeno del Niño, podría seguir subiendo la temperatura el próximo año.

Por todos estos datos, Jarraud cree que el 'Estado del clima mundial 2015 "hará historia por varios motivos". En concreto, se ha referido a que los gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanzaron nuevos niveles máximos y, durante la primavera de 2015 del hemisferio norte, la concentración media mundial de CO2 superó por primera vez la barrera de las 400 partes por millón.

Asimismo, el informe analiza la temperatura en la superficie del mar que, según la OMM también presenta los valores más elevados desde que comenzaron las mediciones de datos.

Según el secretario general, a todo esto se suma el "intenso" episodio de 'El Niño', cuya potencia "va en aumento" y con una influencia que se está dejando ver en numerosas zonas del mundo y que ha provocado un octubre "excepcionalmente cálido" y que parece que se mantendrá "hasta bien entrado 2016".

Aumentó la temperatura y el nivel del mar

Además de 'El Niño', en el clima mundial de este año cercano a su fin, la OMM destaca que los océanos han absorbido más del 90 por ciento de la energía acumulada en el sistema climático por las emisiones de gases de efecto invernadero, y que esto, a su vez, ha aumentado la temperatura y el nivel del mar.

En concreto, el informe revela que entre enero y octubre de 2015 el contenido de calor oceánico mundial tanto hasta los 700 metros como hasta los 2.000 metros de profundidad "alcanzó niveles sin precedentes" y que las estimaciones más recientes del nivel del mar apuntan que el promedio mundial en el primer semestre del año fue "el más elevado desde 1993, año a partir del cual se dispone de observaciones por satélite".

América, China y África, los más cálidos

El documento expone que las temperaturas fueron "significativamente más cálidas" que el promedio en la mayoría de las zonas terrestres y especialmente en América del norte occidental, en grandes zonas de América del Sur, África y las zonas meridional y oriental de Eurasia, de modo que en China se observó el periodo más cálido desde que hay registros.

Por su parte, en África, 2015 es, hasta la fecha el segundo año más cálido desde el que hay constancia y Australia tuvo el octubre con valores más altos desde que hay datos y una ola de calor que estableció un nuevo récord de temperatura de temporada.

Por el contrario, la región antártica fue "notablemente fría" con una anomalía de las condiciones atmosféricas que duró varios meses y fueron las regiones orientales de América del Norte las que alcanzaron las temperaturas más frías que la media durante el año, mientras Argentina registró el mes de octubre más frío del que se tiene constancia.

Olas de calor y sequía

Las evaluaciones científicas realizadas han concluido que los episodios extremos entre 2011 y 2015, especialmente los relativos a temperaturas altas extremas se han multiplicado, en algunas ocasiones por diez o más por el cambio climático inducido por el hombre.

Marcan 42º en una plaza de España./ EUROPA PRESS

El informe recuerda la gran ola de calor que afectó a India en los meses de mayo y junio, cuando se superaron los 42 grados centígrados de media y en Pakistán meridional, donde pasaron de 40 grados centígrados en junio.

También se produjeron olas de calor en Europa, África septentrional y Oriente Medio a finales de primavera y verano y se registraron "muchos" récord de temperaturas máximas. El organismo mundial ha recordado las máximas elevadas de zonas como Burkina Faso, Níger y Marruecos y de España y Portugal.

Durante el mes de julio, la OMM recuerda las olas de calor en una "amplia zona desde Dinamarca hasta Marruecos y hacia el este hasta Irán. En agosto, Jordania tuvo una ola de calor y la ciudad polaca de Wroclav registró la máxima más alta de su historia el 8 de agosto cuando llegó a 38,9 grados centígrados.

Lluvias y sequías

En cuanto a las lluvias, el secretario general de la OMM ha apuntado que fueron abundantes en las zonas meridionales de Estados Unidos, México, Bolivia, Brasil meridional, Europa suroriental, zonas de Paquistán y Afganistán. Respecto a su intensidad, ha dicho que las precipitaciones provocaron inundaciones en Malawi, Zimbabwe y Mozambique y, en febrero, a Marruecos, Argelia y Túnez. Entre mayo y octubre, China experimentó 35 episodios de lluvias intensas y las inundaciones afectaron a 75 millones de personas y provocaron pérdidas por unos 25.000 millones de dólares.

Por el contrario, entre las zonas secas de 2015 figuran América Central y el Caribe, la zona nororiental de América del Sur, incluido Brasil, zonas de Europa Central y Rusia, partes de Asia suroriental, Indonesia y África meridional. De hecho, el informe de la OMM achaca el número de incendios forestales en gran parte del oeste de Estados Unidos. Así, en Alaska más de 700 incendios calcinaron dos millones de hectáreas a lo largo del verano.

Sobre los ciclones tropicales, la OMM refiere en su informe que a lo largo de este año se crearon 84 tormentas tropicales, y particularmente al huracán Patricia, en octubre en México, que fue "el más potente del que se tienen datos" en la cuenca del Atlántico y en el Pacífico oriental del norte.

Finalmente, el estado meteorológico de 2015 incluye en su análisis que la extensión del hielo marino en el Ártico ha disminuido de forma general desde los años 70 y en 2015, la extensión máxima del 25 de febrero fue la menor desde que se tiene constancia, con 14,54 millones de kilómetros cuadrados. En la Antártida, la extensión diaria mínima fue de 3,58 millones de kilómetros cuadrados el 20 de enero, la cuarta más alta desde que se tienen datos.