Público
Público

El beso homosexual más 'popular'

Entrevista con uno de los gais cuyo beso fue captado frente a la sede del PP por la cadena Al Jazeera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un beso entre dos jóvenes homosexuales. Donde muchos ven un acto completamente normal, otros muchos lo interpretan como una provocación innecesaria. Lo cierto es que la muestra de afecto de una pareja gay captadas por las cámaras de Al Jazeera en la calle Génova, donde se ubica la sede del PP, durante la noche electoral, ha generado una gran controversia en las redes sociales.

Son muchos los internautas que en Facebook o Twitter se han hecho eco del beso más comentado de la semana. Pero, ¿qué hay detrás de aquel largo beso? ¿Fue una mera provocación o pretendían cometer un acto reivindicativo? A.P., uno de los dos protagonistas de la escena, prefiere no facilitar su identidad por las consecuencias que pudiera tener. 

¿Fuisteis a celebrar la victoria del Partido Popular?

Fui a tomar algo con unos amigos, íbamos hablando del resultado electoral y se nos ocurrió tener un arrebato de normalidad. El escenario era perfecto para solucionar una discusión que suelo tener con mis amigos: ¿vivimos la homosexualidad como algo normal o sólo nos han dado unas concesiones legales que, además, ahora vuelven a cuestionarse?

El beso con tu pareja no fue un acto completamente espontáneo...

No, no es mi pareja y no fue espontáneo. Buscábamos una forma de poner de actualidad el debate en torno a la posibilidad de echar para atrás la ley del matrimonio homosexual. Es una reivindicación anecdótica que no esperaba que tuviera tanta repercusión.

Entonces, ¿no buscabais fama?

No somos personas ansiosas de fama. De hecho hemos rechazado una oferta muy interesante económicamente de un programa de televisión. Simplemente queríamos sacar a escena un tema que se ha tratado evitar durante la campaña incluso por el propio líder de los conservadores. Digamos que hemos robado los '15 segundos de gloria' que Rajoy no se tomó para responder con claridad sobre sus intenciones reales en este tema.

Pero el hecho de que el beso se retransmitiera en países islámicos es lo que muchos os critican...

No negaré que la posibilidad de que un beso homosexual se emitiera en países de mayoría islámica añadía un elemento de provocación muy importante, pero nunca nos pareció posible que ocurriera.

'En un principio buscábamos asegurarnos unos segundos en una cadena nacional'

¿Erais conscientes pues de que os estabais besando frente a las cámaras de Al Jazeera?

Sí, aunque admito que no era nuestro primer objetivo, no somos tan ambiciosos. En un principio buscábamos asegurarnos unos segundos en una cadena nacional, tanto por ser criticados como por ser respaldados. Teníamos en mente Intereconomía, Telemadrid o La Sexta como vía para una reivindicación que no merece más atenciones. No lo conseguimos y no pudimos resistirnos a Andrew Simmons, el corresponsal de Al Jazeera. Ingenuamente creímos que no tendría ninguna repercusión nacional.

¿No te asusta escandalizar a grupos islamistas? 

Me encanta la posibilidad de haber servido de referente para los gais musulmanes de estos países, pero lo cierto es que no he podido confirmar que el vídeo haya tenido ninguna repercusión en medios de países árabes. En cualquier caso, siempre he sido una persona optimista con estas sociedades y creo que es cuestión de tiempo que los homosexuales de las comunidades árabes puedan reconocerlo públicamente.

¿Por qué crees que se ha armado tanto revuelo en Internet con vuestro beso? ¿No te parece un síntoma de que la igualdad plena de los homosexuales aún no ha llegado?

Totalmente de acuerdo, el primer sorprendido con el revuelo provocado he sido yo y no sabría decir por qué hemos convertido esto en noticia, parece que en el subconsciente de todos nosotros subyace la idea de que el Partido Popular, o sus votantes, no tienen a la homosexualidad en alta estima, o al menos no a la misma altura que las otras opciones sexuales. Parece que un beso entre dos hombres o dos mujeres en un contexto como el de Génova el domingo es un acto heroico o arriesgado, y no tendría que ser así.

¿Consideras que en las filas del Partido Popular la homosexualidad es una realidad plenamente aceptada?

En cuanto a la aceptación plena no estoy tan seguro y probablemente su concepto de aceptación plena y el mío no sean el mismo. En mi opinión, mis gustos sexuales son parte de mi personalidad, que se proyecta sutil y constantemente en la esfera social. La aceptación total pasaría por no poner trabas ni maquillar de estereotipos esa expresión de mi sexualidad, sea esta explícita o no.

'Los simpatizantes del PP, como personas de su tiempo que son, no nos dirigieron insultos excesivamente ofensivos'

¿Os increparon los simpatizantes conservadores tras vuestro pasional beso?

Los simpatizantes del PP, como personas de su tiempo que son, no nos dirigieron insultos excesivamente ofensivos. No obstante, las miradas de extrañeza y los comentarios jocosos no faltaron y quedan muy lejos de mi idea de normalización de la homosexualidad. Hay que terminar con esta versión de la caridad que practican por la que se nos concede permiso para ser homosexuales pero no se nos permite olvidar que somos diferentes en el caso de que quisiéramos hacerlo.

¿Crees que la ley de matrimonios homosexuales peligra con el nuevo gobierno?

No, pero considero ofensivo que se cuestione la igualdad de una forma tan directa. Es importante la utilización de la palabra matrimonio. Si buscamos la igualdad real no se puede permitir que la forma de designarlo sea también la forma de diferenciarlo.

¿Deberían retirar entonces el recurso contra la ley en el Tribunal Constitucional?

Creo que, por respeto, deberían retirarlo. Mis derechos no deberían depender de a quién le preguntemos opinión. Cuestionarnos los derechos adquiridos es poner obstáculos a nuestra evolución hacia una sociedad  con una igualdad real.