Publicado: 06.03.2012 21:02 |Actualizado: 06.03.2012 21:02

El Congreso cierra la puerta a la dación en pago

Rechazada la propuesta de Izquierda Plural, con los votos en contra del PP y la abstención del PSOE

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

El Congreso de los Diputados ha rechazado hoy una moción para instaurar la dación en pago. "No podemos contitnuar así, no puede ser que las familias se vean perseguidas", ha lamentado hoy Juan Coscubiela, diputado de Izquierda Plural, el grupo parlamentario que ha presentado esta moción para acabar con los "abusos" de las entidades financieras.

Desde el grupo de IU, ICV-EUiA y CHA se perseguía que las entidades financieras acepten la dación en pago, es decir, que ante una situación de insolvencia, con entregar la vivienda quede saldada la deuda. Coscubiela dijo al Gobierno que es un tema que tenemos que resolver "y es un buen momento para hacerlo".

Además, la propuesta tenía otras dos líneas de actuación como que, en el plazo de tres meses, el Gobierno presente un proyecto para reformar la legislación hipotecaria, mientras que se añade un bloque de medidas para los desahucios en marcha.

El PSOE se abstuvo y propuso en cambio facilitar el alquiler de viviendas baratas

Por su parte, el Grupo Socialista se abstuvo en la votación, al entender que hay muchas cuestiones que plantear, como es el caso de una ley de solvencia personal que está instaurada en la mayoría de los países de la Unión Europea.

Por ello, propusieron facilitar el alquiler de viviendas baratas o acabar con numerosas cláusulas abusivas. "Tenemos que mejorar y prevenir la enfermedad y la mejor vacuna es un proyecto de ley de insolvencia personal, que regule cómo evitar que la gente caiga en la insolvencia, que se compartan los riesgos", indicaron desde las filas socialistas.

De este modo, el Partido Popular frena así la exigencia de que las entidades financieras tengan que aceptar la vivienda como pago de la deuda. El Gobierno ya avanzado que este viernes el Consejo de Ministros aprobará el código de conducta por el cual se exigirá a los bancos aceptar la dación en pago para familias con todos sus miembros en paro, que hayan agotado las prestaciones y se encuentren en situación de pobreza.