Público
Público

¿Qué fue del Partido Liberal de Aguirre?

La invocación al liberalismo hecha por la ‘lideresa’ del PP en su guerra con Rajoy rescata del olvido la formación política en la que debutó la ahora presidenta de Madrid hace 23 años 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pasado 7 de abril, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en un acto organizado por el diario ABC insistió en la necesidad de que su partido hiciera una reflexión sobre los resultados electorales del 9-M.

Analizar por qué no han logrado arrebatar votos a los socialistas. Y hacerlo sin complejos frente a la izquierda desde una óptica liberal. En ese momento aprovechó para erigirse como máxima defensora del liberalismo, principalmente por sus orígenes políticos.

Así, recordó que fue ella la encargada de redactar y presentar la Ponencia de Ideología del Partido Liberal los días 29 y 30 de junio y que “siempre he tenido muy claro que, si estaba en política, era para defender esas ideas liberales y para llevarlas a la práctica”.

Dicho y hecho. Pese a que muchos de sus compañeros de partido salieron en bloque para aclarar que al partido no le hace falta ningún tipo de debate ideológico porque son precisamente los principios liberales los que les inspiran, las circunstancias se lo han puesto en bandeja.

Sobre todo porque se metió en un pequeño lío en el momento en el que respondió con un “no me extraña” cuando se le sugirió que la socialdemocracia se encontraba más cómoda con el líder de su partido que con ella misma.

“Yo no soy socialdemócrata. Ni lo he sido nunca”, añadió, intentando dejar claro de nuevo que ella es liberal de pura cepa. Han sido estas circunstancias, unidas al hecho de que Rajoy invitara a quien quisiera irse al Partido Liberal a que se fuera, las que han despertado el interés por esa formación.

Llevaba durmiendo en el registro de partidos políticos del Ministerio del Interior desde marzo de 1989, cuando se aprobó su incorporaciónal Partido Popular.

Aguirre llegó al Partido Liberal en febrero de 1985 procedente de Unión Liberal. En esta fecha, el mencionado registro recoge el acta de fusión entre el Partido Liberal y Unión Liberal.

La formación resultante sigue denominándose Unión Liberal, y se conoce por las siglas UL. Es precisamente Aguirre la que actúa como secretaria de Actas en esta fusión.

'El nuevo PL estará abierto a la incorporación de los liberales que deseen sumarse a un proyecto político que, atento a ofrecer al electoral una alternativa de gobierno atractiva y real, se oriente a difundir en su integridad las ideas y las soluciones liberales”, certifica Aguirre.

Para conocer cuáles son esas “ideas y soluciones” liberales hace falta remontarse a 1976, año en el que comienza a gestarse el PL. No es, no obstante, hasta un año después cuando la formación, liderada en sus orígenes por el diplomático Enrique Larroque, solicita su inscripción en el registro de partidos políticos del Ministerio del Interior.

Para los que concibieron el Partido Liberal español la biblia ideológica es el manifiesto liberal popular del 9 de enero de 1976. En su artículo 5, el citado documento recoge: 'El Estado debe ser una institución del hombre y de la democracia, siendo esencial que el poder estatal proteja y nunca comprometa los derechos fundamentales de los hombres como individuos'.

También sostiene que 'el bien del pueblo debe prevalecer y será salvaguardado de todo abuso del poder por parte del Estado o de cualquier ente socialo económico'.

Esperanza Aguirre ocupó una posición relevante en el refundado Partido Liberal. En junio de 1985, cuando llevaba pocos meses integrada en el partido que ya presidía José Antonio Segurado, Aguirre, que era también concejal y portavoz del Partido Liberal en el Ayuntamiento de Madrid, fue la encargada de exponer la ponencia de ideología.

El presidente de la misma era Pedro Schwartz, de la mano de quien Aguirre había llegado de Unión Liberal. En su acto de bienvenida a los congresistas, Aguirre respaldó a José Antonio Segurado, cuyo camino a la presidencia no había estado libre de divisiones internas.

Señaló, además, que su partido “que orgullosamente se proclama heredero legítimo de aquellos españoles que en las Cortes de Cádiz lucharon contra el absolutismo, está hoy en las mejores condiciones para llevar a cabo la alternativa al Gobierno socialista”.

En la primera cita en la que el PL concurre a las generales, la de 1979, obtuvo 15.774 votos, lo que no se tradujo en representación en el Congreso. En las municipales de junio de 1987, logró 12.582 (58 concejales).

Sólo un año antes, el partido estuvo presente en las elecciones generales integrando la Coalición Popular, una suma de Alianza Popular, Partido Demócrata Popular y el propio Partido Liberal. La denominada coalición fue la segunda fuerza más votada, logrando 105 diputados.

Ya en las próximas generales, las de 1989, el Partido Liberal había desaparecido y sus miembros pasaron a integrar el Partido Popular.Cotejando los nombres que  aparecen como vocales en los últimos congresos del PL, sólo tres de ellos coinciden con cargos actuales del PP.

Son Esperanza Aguirre, Juan Carlos Aparicio, alcalde de Burgos, y el diputado Ignacio Cosidó. Fuera ya de estos órganos de dirección del partido, José Antonio Segurado sostiene que el número de políticos conservadores que provienen del PL no llega a la decena.

En 2000, Tomás Morales, antiguo integrante de las juventudes del PL intentó refundar el partido con esa misma denominación. No le fue posible porque los antiguos dirigentes no quisieron en su día retirar a la formación del registro de partidos.