Publicado:  22.12.2011 02:56 | Actualizado:  22.12.2011 02:56

Un 'ex Lehman' para sacar al país de la crisis

Dirigió la filial en España del banco de inversión de EEUU que quebró en 2008

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ha dicho Mariano Rajoy que quiere más Europa. Sea. Si el Viejo Continente, cada vez que baja la música de la crisis financiera, se encuentra con un ex Goldman Sachs sentado en otra silla de poder (al frente del BCE, en Grecia, en Italia) España tendrá al timón del Ministerio de Economía a un ex Lehman Brothers. La banca de inversión americana ya tiene su cuota española. No hay mejor currículum. Luis de Guindos, el hombre que dirigió la filial en España del gigante que arrastró a la economía mundial con su quiebra, el economista que dijo en junio de 2008 que la reestructuración de la matriz por sus errores con las hipotecas no tendría repercusión aquí y se encontró meses después echando el cierre, será el encargado de gestionar la cartera más delicada del Gobierno. Aquella experiencia, ha declarado en más de una ocasión, fue la más dura de su vida laboral. No volverá a la banca de inversión, ha dicho.

A ella llegó en realidad del mundo de la política. De Guindos fue secretario de Estado de Economía en tiempos de José María Aznar y hubiera aspirado a más y antes con Rajoy. No pudo ser y acabó en Lehman. Con la crisis, llegó la segunda oportunidad. Dicen que, cuando le propusieron convertirse en presidente de Caja Madrid (hoy Bankia) para frenar las intenciones de Esperanza Aguirre en la entidad madrileña, contestó a sus allegados que prefería esperar. Iba a ser ministro de Economía. Hoy es su admirado Rodrigo Rato quien se sienta al frente de Bankia.

Será el encargado de sanear los activos del ladrillo de la banca

De Guindos es un hombre de arremangarse. Madrileño del Atlético, nacido en 1960, obtuvo el premio extraordinario de fin de carrera al licenciarse en Ciencias Económicas y Empresariales por el Colegio Universitario de Estudios Financieros de Madrid y aprobó la oposición a técnico comercial y economista del Estado con el número uno de su promoción. Pasó de Lehman a la entidad que se encargó de liquidarla en este país: la consultora PricewaterhouseCoopers, donde seguía hasta ayer y, en el breve lapso entre una y otra, estuvo a punto de ser fichado por el banco japonés Nomura y ocupa cargo de consejero en Endesa. Otra cosa es dónde vaya a poner su capacidad de trabajo, ese perfil que él definió hace tiempo, cuando le preguntaron por su porra de ministro de Economía, como "alguien que se va a dejar la vida".

El gran reto de De Guindos estará en el sector financiero. El PP ha puesto como prioridad de su Gobierno sanear los activos inmobiliarios tóxicos que siguen en poder de bancos y cajas de ahorros. Al frente de Economía y, por tanto, como máximo responsable del Tesoro, tendrá que lidiar con los vencimientos por 120.000 millones de euros de deuda del próximo año más los 40.000 millones estimados de déficit. Tampoco es casualidad que en su cartera vayan a grabar el cargo de Competitividad junto al de Economía. Es parte de su discurso habitual que España saldrá de esta logrando ser más barata que otros y eso pasa, según él, por acabar con la negociación colectiva tal y como está regulada hoy. Otra cosa es que Rajoy lo va a atar corto. Hasta en la Comisión Delegada para Asuntos Económicos tendrá al presidente sentado a su lado.

PUBLICIDAD

Comentarios