Publicado: 03.01.2015 23:47 |Actualizado: 04.01.2015 16:25

Fernández Díaz se hace un cuartel de la Guardia Civil que nadie quiere en el pueblo de su padre

El ministro del Interior gasta dos millones de euros en una casa cuartel en Fitero, donde nació su padre, vive su madre, y él y sus nueve hermanos veranean habitualmente. Los vecinos han denunciado irregularidades en la construcción mientras la Benemérita niega que ésta "obedezca a criterios de seguridad"

Publicidad
Media: 3.45
Votos: 51
Comentarios:
cuartel6
EL ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, pasa revista en un cuartel de la Guardia Civil. EFE
cuartel4
Jorge Fernández Díaz y Yolanda Barcina, acompañados por un guardia civil y un cura, durante la colocación de la primera piedra del cuartel. MINISTERIO DEL INTERIOR
cuartel3
El ministro del Interior besa una reliquia tras la colocación de la primera piedra del cuartel. MINISTERIO DEL INTERIOR
cuartel 5
Imagen de la misa celebrada tras la colocación de la primera piedra del cuartel. MINISTERIO DEL INTERIOR

El Ministerio del Interior ha decidido que uno de los dos únicos cuarteles de la Guardia Civil que se proyectaron durante 2014 se edifique en el pueblo donde nació el padre de su líder, Jorge Fernández Díaz. Fitero, localidad navarra de 2.000 habitantes de la merindad de Tudela, es también el lugar de residencia de su madre y la sede del balneario donde se reúne habitualmente el numeroso clan Fernández Díaz, formado por diez hermanos. 

Fitero contó con un cuartel de nueve agentes hasta 1991, cuando se decidió su cierre por falta de actividad. La nueva casa cuartel que el ministro ha encargado para Fitero tendrá capacidad para 15 guardias civiles y sus familias y costará dos millones de euros a las arcas del Estado. Actualmente, la localidad navarra cuenta con dos dependencias del Instituto Armado a seis y nueve kilómetros, en los pueblos de Cintruénigo y Corella, respectivamente.

La construcción ha desatado las críticas de algunos vecinos así como de los propios agentes de la Guardia Civil, que lo consideran un gasto innecesario y "un capricho" del ministro.



La propia Benemérita, en contra

"Es un despropósito que haya guardias civiles que no tenemos chaleco antibalas, vehículos con más de 300.000 kilómetros, que no son uno ni dos sino muchísimos, y cuyo mantenimiento es prácticamente inexistente… ¿Cómo levantas un cuartel nuevo cuando hay otros que se están cayendo a pedazos porque no tienen mantenimiento?", se pregunta Juan Antonio Delgado, portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).

"¿Cómo levantas un cuartel nuevo cuando hay otros que se están cayendo a pedazos porque no tienen mantenimiento?", se preguntan los agentes

En declaraciones a este medio, Delgado explica que la construcción "no obedece a ningún criterio de seguridad porque a muy pocos kilómetros hay otros dos cuarteles", y se remite al comunicado que su asociación, la más importante entre los agentes de la Benemérita, emitió cuando el ministro anunció el nuevo cuartel a bombo y platillo: “No sabemos qué motivos existen para abrir otra vez este cuartel, puede ser que el señor ministro tenga familia en Fitero y amistades, como el alcalde del pueblo”.

En su crítica, Delgado hace hincapié en la "política de construcción de cuarteles" del Instituto Armado, que en su opinión debe tender a "suprimir todos estos minicuarteles y crear cuarteles grandes que funcionen y sean efectivos". "No sé cómo permiten el gasto de abrir un cuartel de la Guardia Civil cuando no es necesario. Ha sido un caprichito del señor ministro", asevera.

De consultorio médico a cuartel

Antes de que Fernández Díaz decidiera utilizar el solar para edificar el cuartel que espera inaugurar en marzo, el Ayuntamiento de Fitero lo había cedido al Gobierno de Navarra para construir un consultorio médico, proyecto que quedó paralizado por falta de fondos.

cuartel1

Varios vecinos han llevado el caso ante el Tribunal Administrativo de Navarra, al considerar que ha habido irregularidades tanto en la nueva cesión al Ministerio del Interior como en el uso del terreno, que en la ordenanza municipal aparece como "dotacional" y donde solo se contempla la construcción de una vivienda, en vez de las cinco que necesitará el cuartel.

"En este pueblo están acostumbrados a que nadie mire nada", recrimina Eva Calleja, vecina de Fitero. "Había prisa por coger ese dinero porque se tenía que hacer en un año y si no, se perdía. Por eso se lo han saltado todo a la torera. Ni han cambiado la naturaleza del solar ni se lo han cedido correctamente al Ministerio", explica a Público

"Fitero se está muriendo porque la gente se va, no hay jóvenes. A la gente del pueblo nos lo han vendido como que van a venir 15 familias a vivir —continúa Calleja—, y 15 familias 'de las buenas', porque hasta ahora solo han venido inmigrantes". 

La explicación de Interior: el área del círculo

"Todo ha sido una brillante idea del señor Fernández Díaz y de Pachi Yanguas, alcalde del pueblo y senador de UPN", afirma la vecina de Fitero, que se lamenta de que "en Navarra, si protestas por este tipo de cosas, te relacionan con ETA o con la izquierda abertzale". 

"En Navarra, si protestas por este tipo de cosas, te relacionan con ETA o con la izquierda abertzale", lamenta una vecina

En mayo, la diputada de Geroa Bai Uxue Barkos presentó una batería de preguntas al Congreso para que Interior justificara el gasto del cuartel. En su respuesta a las cuestiones, de tres párrafos, el Ministerio utilizó dos de ellos para explicar "conceptos básicos" de geometría y "el área del círculo". [Página 128 del Boletín Oficial del Congreso de los Diputados del 18 de septiembre]

Jorge Fernández Díaz, por su parte, declaró al colocar la primera piedra de la construcción del cuartel supone "una aspiración permanente" para los habitantes de la localidad. Para algunos vecinos y la propia Guardia Civil, el cuartel solo saciará las "aspiraciones" del ministro del Interior.