Publicado: 24.04.2012 20:03 |Actualizado: 24.04.2012 20:03

Mato: "La tarjeta corresponde a los españoles"

La ministra de Sanidad recurre al discurso patriótico para justificar los recortes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las críticas a los recortes en Sanidad, que hoy han entrado en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado, no se han hecho esperar. Los partidos de la oposición, así como varias asociaciones que atienden a la población inmigrante, han mostrado su rechazo a la medida del Gobierno de retirar la tarjeta sanitaria a los sin papeles.

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha tildado de “xenófobos” los ajustes, mientras otras organizaciones como CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) tiran por tierra los argumentos del PP para justificar su reforma del Sistema Nacional de Salud (SNS). “Es una medida injustificada, ineficaz e insolidaria que perjudicará a las personas extranjeras más vulnerables”, denuncian en un comunicado. La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp) también destacó “los efectos negativos que tendrá sobre la salud pública” la retirada del derecho de la atención sanitaria a los inmigrantes.

Ante las críticas, la ministra del ramo, Ana Mato, ha apelado hoy al patriotismo para justificar su reforma. “Simplemente se quedan sin la tarjeta sanitaria, que les corresponde a los españoles”, argumentó en los pasillos del Senado. “[Con la reforma] se garantiza la universalidad de la sanidad para todos los españoles y se pone coto a los abusos y al turismo sanitario”, continuó la ministra.

“[Los inmigrantes irregulares] se quedan si tarjeta sanitaria, no sin asistencia básica, como en resto de países de la Unión Europea”, justificó Mato. “La directiva europea es de obligado cumplimiento y contempla que los ciudadanos extranjeros tengan derecho a una atención básica en urgencias”, concluyó.