Público
Público

La oposición pide la dimisión de Feijóo por sus "increíbles explicaciones" de las fotos con el narco Dorado

El presidente de la Xunta dice que fue un "error" su relación con el contrabandista, insiste en que no otorgó contratos a empresas del narco y admite que fue con él a Picos de Europa, Tenerife, Baleares y Portugal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los tres grupos de la oposición en el Parlamento gallego piden a Alberto Núñez Feijóo que abandone la Presidencia de la Xunta con motivo de la publicación de unas fotografías suyas con el narcotraficante en prisión Marcial Dorado y las 'increíbles' explicaciones que ha ofrecido sobre su relación con él.

Ante el pleno de la Cámara, tras escuchar la versión del mandatario autonómico, el portavoz del BNG, Francisco Jorquera, ha censurado este miércoles que 'mientras mucha gente moría' a causa de las drogas y del Sida, Feijóo viajaba a A Illa de Arousa 'a visitar a su ejecutor'. En este argumento también ha hecho hincapié el representante de AGE, José Manuel Beiras, quien, visiblemente emocionado, ha acusado a Feijóo de 'violar los principios de la ética social'. 'Me hace llorar de asco, de ira, de indignación', le ha espetado.

Por su parte, el socialista Pachi Vázquez ha descartado que el presidente gallego no conociese a Marcial Dorado, tirando de ironía al señalar que 'seguramente es quien mejor lo conocía, ya que andaba todos los días con él'. Y, tras reprocharle que no se disculpe con Galicia, ha apelado a su 'generosidad' para que dimita y no comparta su 'vía crucis' con la comunidad.

Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha reconocido que fue un 'error' tener una relación con el contrabandista Marcial Dorado hace 'dos décadas', pero ha alegado que cortó la relación con el ahora condenado por narcotraficante cuando conoció sus actividades. Asimismo, ha pedido 'disculpas' a los gallegos que así se las demanden.

En su primera intervención ante el pleno de la Cámara autonómica, el presidente de la Xunta ha contestado a 23 preguntas, que él mismo se ha hecho, en las que ha reiterado que conoció a Dorado a través de otras personas, cuando él no era presidente y esa persona no tenía ninguna condena por contrabando ni por narcotráfico y que enfrió la relación hasta cortarla cuando supo por la prensa que tenía causas pendientes por contrabando. El mandatario autonómico ha insistido en que a partir de 1997 se 'enfrió hasta cortar' la relación con Dorado, al que vio en 1999 con motivo del fallecimiento de Manuel Cruz. Precisamente, indicó que también a Cruz le preguntó si era testaferro de Marcial Dorado y eso se le negó 'reiteradamente'. Feijóo ha aseverado que su relación con Marcial Dorado 'se limitaba a momentos de ocio sin más ni menos' y aseguró que estuvo con él en los Picos de Europa, Tenerife, Baleares y Portugal, pero no en Suiza ni en Inglaterra.

Asimismo, y sobre la posibilidad de que mantuviesen algún contacto entre 2001 y 2003, ha manifestado que no podía precisarlo, como tampoco lo puede hacer el juez José Antonio Vázquez Taín, que entonces había ordenado unas escuchas con motivo de una operación contra el narcotráfico.

El mandatario autonómico también mostró su 'repulsa' por la actividad con el narcotráfico y ha vuelto a negar haber firmado ningún contrato con empresas de Marcial Dorado. Asimismo, ha asegurado que no actuó 'condicionado' por el conocimiento de las instantáneas, de las que sabía desde la existencia de un registro en 2003.

El presidente gallego ha reiterado las explicaciones ya ofrecidas hasta el momento y ha censurado la 'hipocresía' de los grupos de la oposición que se han dedicado a lanzar 'insinuaciones' sobre una supuesta relación suya con el narcotráfico para continuar con 'la infamia'. Además, ha acusado a los grupos de la oposición de conocer la existencia de las fotografías antes de su publicación y al BNG y al PSdeG de haber investigado los supuestos contratos entre el Sergas y las empresas de Dorado, cuando él era el número dos de ese organismo, y que sin embargo 'no encontraron nada'.