Público
Público

El PP se crece y promete crear 3,5 millones de empleos

Pons asegura que esa es la cifra que aspira alcanzar su partido en "la próxima legislatura". Rubalcaba dice que él prefiere ser "realista"  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Son de esas frases que luego la hemeroteca se encarga de echar en cara si no se cumplen. El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, aseguró ayer en rueda de prensa que su partido 'aspira a crear en la próxima legislatura 3,5 millones de puestos de trabajo'.

La derecha dispondría para ello de tan sólo de tres años porque hace unas semanas su responsable de Economía, Cristóbal Montoro, advirtió de que no cabe esperar que durante 2012 se pueda volver a una senda de crecimiento que permita aumentar empleo neto 'significativo'. 'Hay que hacer reformas y ponerlas todas en marcha. El próximo año es un poco pronto', comentó.

Montoro cree que 2012 es 'pronto' para que se creen puestos de trabajo

González Pons se atrevió a dar ese dato cuando le preguntaron por la reforma tributaria que su formación pretende realizar si llega al Gobierno. 'España necesita reorganizar su sistema fiscal para que, sin subir los impuestos, se redistribuya la carga, se mejore la recaudación y se fomente la competitividad y el crecimiento económico', indicó. Para lograrlo, Pons dijo que se necesita 'un millón de empresarios' y, por tanto, consideró fundamental incentivar 'la creación de empresas y la aparición de trabajadores autónomos'.

En el Partido Popular nunca han querido marcarse una cifra. Menos en público. De hecho, Rajoy lo ha evitado siempre y ha reconocido que es 'arriesgado' hacerlo. Pero en las reuniones que mantienen a nivel interno siempre han manejado esta. ¿Y por qué no cinco millones si ese es el número de desempleados? Según explican sus dirigentes, el PP se concentraría en los nuevos parados generados por la crisis.

Entre los conservadores cunde cierta euforia por verse tan cerca de la Moncloa. Aunque también son conscientes de que si ganan tendrán que afrontar una etapa muy complicada. Su jefe de filas no hace más que pedirles que sean prudentes. Tampoco quiere líos de listas ni salidas de tono que le torpedeen el camino. No obstante, estas declaraciones de Pons le ponen en el disparadero de la oposición. Sobre todo porque ningún presidente de Gobierno ha sido capaz de llegar tan lejos en tan sólo cuatro años.

Los conservadores se venden como 'super especializados' en resolver crisis

Nadie olvida cómo, en 1982, Felipe González prometió crear 800.000 empleos. En 2008 confesó que había sido una equivocación precipitarse de ese modo: 'Ya me callé para siempre. Los empleos los dan los empleadores y no el Estado'.

González Pons definió ayer al PP como un partido 'experto en resolver crisis'. Y pidió los votos para su formación publicitándola como 'superespecializada' en crear empleo. 'Lo hicimos y lo volveremos a hacer', mantuvo poniendo de aval los gobiernos de José María Aznar.

El dirigente conservador compareció para contar que el PP había mantenido una reunión con los coordinadores electorales y que a estos se les había trasladado 'una exigencia' de Rajoy: que la campaña sea 'moderada y de centro'.

En ese encuentro también se les pidió que se guíen por tres valores 'austeridad, transparencia y no prometer lo que no se puede cumplir'. Y que hagan el favor de centrarse en la creación de empleo porque es el tema 'prioritario'.

Rajoy, por lo visto, le concederá más importancia a los actos sectoriales que a los grandes mítines. Sus colaboradores quieren que haya 'más cercanía' y 'proximidad' a la gente.

El vicecoordinador del Comité Electoral del PSOE, Antonio Hernando, exigió a Pons que sus propuestas preelectorales sean 'serias y fundamentadas' y que no salga 'con ocurrencias como la de una generación millonaria de empleos para la que no aportan ninguna fórmula rigurosa'.

Por su parte, el candidato socialista, Alfredo PérezRubalcaba, dijo en 59 segundos de RTVE que él veía posible crear empleo en los próximos años pero que no quería aventurar números como el Partido Popular que, según él, deberían 'destripar'.

Durante su intervención insistió en que él prefería ser 'realista' y dijo que no iba a prometer nada que no pudiese realizar o financiar. Rubalcaba se comprometió, eso sí, a utilizar dinero público para crear sobre todo empleo juvenil en los dos primeros años si se apunta una victoria tras el 20-N.

Apuntó que se trata de no esperar a que la economía crezca al 2% para crear empleo sino hacer uso de recursos públicos para nuevos puestos en los dos primeros años. 'No puedo prometer que vayamos a acabar con el desempleo en cuatro años, pero si hacemos las cosas bien, lo crearemos', subrayó.