Publicado: 15.10.2010 06:00 |Actualizado: 15.10.2010 06:00

El PP falseó facturas para la campaña de Aguirre

Un nuevo informe policial centrado en las actividades de Fundescam, que figura desde el 30 de julio en el sumario de la 'Gürtel', cifra en 1,3 millones los gastos camuflados de forma ilegal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP de Madrid falseó, según la policía, facturas electorales de las autonómicas de 2003 por importe superior a 1,2 millones de euros. Lo hizo con la connivencia de Special Events, entonces buque insignia de la trama Gürtel. Y lo hizo también utilizando la fundación Fundescam como canal de financiación paralelo gracias a donaciones de empresarios cuya "opacidad" subraya la policía. El grueso de las donaciones (649.255 euros) llegó a Fundescam el año del tamayazo, la traición de dos diputados socialistas que abrió a Esperanza Aguirre la puerta del Gobierno de Madrid.

Las nuevas revelaciones policiales, que agravan las sospechas de financiación ilegal y corroboran las informaciones de Público sobre Fundescam, constan en un informe de la Brigada de Blanqueo fechado el pasado 30 de julio. El informe, al que ha tenido acceso este diario, concluye que el falseamiento de las facturas electorales del PP madrileño se hizo "con conciencia y voluntad" de "enmascarar la realidad".

Las campañas del 'tamayazo' se pagaron con fondos irregulares

Siempre según el informe, el monto de las facturas "ficticias" que Special Events giró al PP y a Fundescam entre 2003 y 2004 es aún superior: "El importe total en euros al que ascienden las facturas alcanza un montante de 1.316.103 euros", dice en referencia expresa al archivo llamado "Detalle facturas con cambio de entidades y/o conceptos (P.P. de Madrid)". En ese archivo, una columna agrupaba datos bajo el epígrafe "concepto real". Y, bajo el título "concepto factura", en otra columna se alineaban los datos falsos utilizados a efectos oficiales.

Elaborado en formato excel, ese es uno de los estadillos que la trama almacenaba en la carpeta denominada "PP.-Madrid". Su contenido, cruzado con el del archivo "Detalle facturas emitidas por actos PP de Madrid", ha sido clave para la investigación. El análisis de esos documentos, incautados en los pisos francos de la trama, ha permitido a la policía abordar por primera vez con carácter monográfico la financiación del PP madrileño a través de Fundescam. En su informe, la policía reseña que Luis Bárcenas era en 2003 el responsable del PP a efectos de control de ingresos y gastos electorales. Y que Fundescam tenía como presidente en esas fechas a Pío García Escudero, hoy portavoz del PP en el Senado.

Existe "propensión al intercambio de favores" entre el PP y sus donantes

Había un doble modus operandi y el informe abunda en datos al respecto. En unos casos, Special Events alteraba el concepto de la factura e incluso la fecha del supuesto acto que la había originado, de modo que esa factura no quedara sujeta a las severas limitaciones de gasto que la legislación impone a los partidos durante las campañas electorales. Mediante ese procedimiento y según los documentos de la trama corrupta reproducidos por la policía, el PP pagó a Special Events un millón de euros entre 2003 y 2004.

En otros casos, la empresa endosaba la factura a Fundescam. Aquí, Special Events fingía haber organizado para la fundación actos ajenos a la actividad partidaria, ya fueran jornadas o seminarios. Atendiendo a los datos del informe y de los anexos, Fundescam abonó así más de 300.000 euros que se correspondían con gastos electorales del PP madrileño.

Como norma, el concepto de la factura y/o su destinatario se alteraban a conveniencia. El informe lo resume así: "El sistema de actuación consistía en elaborar una factura de carácter provisional una vez realizado el acto, que posteriormente estaba sujeta a cambios tanto de entidad como de concepto en el momento de ser enviada al cliente según las necesidades de este".

En referencia a los empresarios que, con Gerardo Díaz Ferrán en cabeza, donaron casi un millón de euros a Fundescam entre 2003 y 2004, el informe habla de "opacidad" y lanza un misil contra el Ejecutivo de Aguirre: "Estos fondos obtenidos por Fundescam, vinculada orgánicamente al PP, provienen de empresas privadas a las que se les han adjudicado concursos públicos en sus respectivos sectores de actividad en administraciones públicas gobernadas por dicha formación, con lo que existe una propensión al intercambio de favores". Seis de las empresas donantes de Fundescam obtuvieron luego de la Comunidad de Madrid contratos por más de 300 millones de euros.

El informe policial, que evita nombrar delitos imputables a los dirigentes del PP pero los describe con precisión, incluye este párrafo: "[El PP madrileño utilizó] un mecanismo de financiación ajeno a lo contemplado en la Ley Electoral General y la Ley de Financiación de Partidos Políticos a través de una fundación vinculada orgánicamente al partido".